Charla: Ciudadano/Consumidor/Consumido


Os invitamos a acudir a la charla-debate de Carlos Álvarez, de SODePAZ… ¡tiene una pinta excelente! Movernos en bici evidencia de buena manera a diario que menos es más…

El jueves en el Ateneo Riojano (C/Muro de Cervantes, 1  1º) a las 20:00. Organizan: SODePAZ y Ecologistas en Acción.

Ciudadano/Consumidor/Consumido

Nos encontramos inmersos un una crisis económico-financiera y, con ella como disculpa, en un proceso de desmantelamiento de los estados de bienestar. En este contexto, frente a esa “perversa” economía especulativa causante de todos los males, lo que se ha dado en llamar economía “real” o economía productiva, está adquiriendo una notable buena imagen.

Así, gobiernos y oposiciones, patronales y sindicatos, han renovado con pasión su fanático discurso por el crecimiento económico e instan a la banca a que haga fluir de nuevo el crédito a las empresas.

Si consiguiéramos hacer un paréntesis desde el 15 de septiembre de 2008 -momento en el que quiebra Lehman Brothers-, y abstraernos de todo el ruido generado por esta crisis financiera, oiríamos el sonido de fondo y podríamos ver más claramente que el mayor problema que afronta hoy la Humanidad es su exceso de capacidad productiva.

Todo el sistema de ciudades, fábricas, cultivos, minas, vertederos, carreteras, cables, presas, puertos, satélites… continúa creciendo sin mesura alguna, eliminando la biodiversidad, contaminando y agotando todo tipo de recursos.

Lo que se está produciendo en estos momentos es el choque entre dos enormes placas tectónicas: la biosfera y la antroposfera. Los continuos seísmos de diversa consideración que provoca este choque no solo no ayudan a solucionar la mala gestión del agua y los alimentos, las migraciones masivas, los conflictos vecinales o las guerras por los recursos (problemas todos ellos que siempre han existido), sino que los están agudizando hasta el extremo.

Y si intentáramos, igualmente, cerrar el paréntesis de la crisis y ver qué hay tras él, qué ha cambiado entre el principio y el final de la misma, veríamos dos consecuencias diáfanas. Primero un tremendo acelerón en el proceso de concentración del poder económico mundial. Segundo un debilitamiento de las estructuras estatales, no sólo por su adelgazamiento fruto de las masivas privatizaciones y descapitalizaciones sino, fundamentalmente, por la deslegitimación experimentada frente a sus propios ciudadanos.

Mientras tanto, escuchemos las recientes palabras de Mervyn King, gobernador del Banco de Inglaterra desde 2003 que, a la vez que advertía de la posibilidad de nuevas crisis a corto plazo, manifestaba: “el precio de la crisis financiera está siendo pagado por personas que no fueron culpables de ella, me sorprende lo limitado del enfado del público en general”. Y, efectivamente, eso es lo más sorprendente. Una atonía social solo explicable por el nivel de narcotización alcanzado gracias a la acción combinada de la publicidad comercial, la telebasura, los deportes de masas y, muy especialmente, nuestra condición de consumidores compulsivos. Sí, parece haber una especie de regla de tres inversa entre nuestra condición de consumidores y nuestra condición de ciudadanos.

Ya reaccionaremos algún día.

Carlos Álvarez González

Autor de “Civilización gaseosa”

One response to this post.

  1. Creo firmemente que la reacción llegará demasiado tarde.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: