Carta de un ciclista a un policía de Logroño


Hola,
Gracias por tu correo, yo también pensaba escribirte para conocer, como conocedor de la realidad del espacio urbano que como nosotros eres, tu opinión personal sobre el desafortunado procedimiento sancionador que estamos sufriendo los ciclistas de Logroño. No porque estemos nadie en el Colectivo Logroño en Bici en absoluto en desacuerdo con que se desincentiven o incluso se sancionen las conductas inadecuadas, sino por el uso interesado que de la acción generalizada contra los ciclistas se hace. Te envío unas consideraciones personales por si son de tu interés o para que las divulgues entre tus compañeros.

Lógicamente, la amenaza sancionadora desfavorecerá el crecimiento que ha tenido hasta ahora el uso de la bicicleta como elemento de mejora de la movilidad urbana. Más aún si se va constatando la existencia de algunas no siempre poco frecuentes actitudes beligerantes con la bicicleta por parte de los más altos responsables sancionadores y de los técnicos más obstruccionistas e inmovilistas, que por supuesto no usan la bici y no parecen ser capaces de entender el punto de vista del ciclista urbano en la calle ni el beneficio que para la ciudad genera.

En lugar de proteger, facilitar y promover a aquellos ciudadanos que, desde su responsabilidad y a costa de poner en riesgo su propia integridad física, más hacen por la calidad del aire, la pacificación del tráfico, por rebajar el nivel de contaminación acústica, por hacer con su presencia diaria una ciudad más tranquila y segura, y facilitar su seguridad en número, por contra se les presenta como amenaza y se les persigue haciendo pagar a justos por pecadores y enfrentándolos a los peatones como consecuencia de las malas prácticas que la propias políticas inmovilistas de regulación de la ciudad generan.

Alimentar irresponsablemente la imagen generalizada de la bicicleta como conflicto, del ciclista como peligro extendiendo a norma los malos comportamientos excepcionales, en vez de valorar su esfuerzo diario por mejorar la ciudad puede proporcionar votos del sector más recalcitrante, pero, si ahora las medidas apuntan en el sentido contrario y el ciudadano no se siente suficientemente protegido, es probable que volvamos a una ciudad con más tráfico de vehículos a motor, menos bicicletas y peor espacio público para todos en Logroño. Caminamos hacia atrás en dirección contraria al resto del mundo.

Después de años de tratarnos como un estorbo en el tráfico (aún lo hacen), de expulsar a los ciclistas noveles contra el espacio peatonal con la construcción indiscriminada de aceras-bici y carriles-bici obligatorios en vez de intervenir sobre el viario convencional – para no tocar un milímetro del modelo urbanístico y de gestión del tráfico basado casi en exclusiva en la supremacía absoluta del automóvil privado… cabe preguntarse: ¿Quién enseñó a los ciclistas a subir a las aceras? ¿A cruzar montados por los pasos de peatones, haya o no vía ciclista adosada? Ahora se culpa a los usuarios y no a quien promovió estas desastrosas planificaciones sin contar con ellos (y las sigue promoviendo, construyendo carriles bici que acaban sobre la acera – el último el de Duques de Nájera, en febrero de 2015) y eliminando por contra aquellas vías ciclistas convencionales que, aun estando en las proyectos de obra, constituirían uno de los pocos lugares donde herramientas de segregación de tráfico podrían ser necesarias, como en las vías rápidas de entrada/salida de la ciudad (se eliminó esta legislatura la conexión ciclista de Avenida de Burgos – Barrio de Yagüe). Ya ni hablamos de medidas con intervenciones urbanísticas en busca de la pacificación del tráfico.
.
Los compromisos del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño siguen sin cumplirse, o lo hacen a un ritmo intencionalmente impracticable, diluyendo sus recomendaciones (en un Plan ya de por sí de mínimos) con medidas de un calado lo más superficial posible y con el menor riesgo político para quien gobierna. Ni siquiera se ha cumplido con el compromiso del horizonte a corto plazo del Plan de conectar la red ciclista convencional y solucionar los puntos de ruptura. Quien tiene la responsabilidad de comunicar los beneficios de la sostenibilidad no lo hace, y prefiere al parecer seguir obteniendo réditos de las resistencias lógicas que se producen ante cualquier cambio, por bueno que este sea para el común de la ciudad. (Como pasó en su momento con las peatonalizaciones – iba a ser el fin del mundo si se sacaban los coches de la Plaza del Mercado y Portales, cerrarían todos los comercios y bares, ¿recuerdas?). Ahora igual que entonces, hay quien no quiere que los ciclistas preserven una zona de tránsito tranquilo a pie o en bici, como el Casco Antiguo, en el que la tolerancia ha demostrado la viabilidad de práctica ciclopeatonal en coexistencia con bajísima conflictividad durante años.

Multar a la hora de ir a trabajar a los ciclistas que bajan por la calle Portales, que constituye el corredor natural Este-Oeste del centro de Logroño es una acción que quizá tú nos puedas ilustrar por parte de quién proviene y quién la ordena, pues este despropósito nadie lo entiende. Llevamos años y años reclamando a los distintos gobiernos que la señalización se adecúe al uso real que hace de esta calle sin mayores problemas todo el mundo (incluidos policías en bici, empleados públicos y algún que otro concejal), pero siempre por una razón u otra, el inmovilismo técnico y político se excusa en un motivo u otro para impedir de manera obcecada la práctica de los medios no motorizados en un centro de la ciudad que por definición, debiera ser de tráfico calmado y para las personas. Sin embargo, no hay problema para la presencia de coches, en zonas peatonales o no.

Lo hacen en contra de sus propias planificaciones y resoluciones, como
  • la modificación de marzo de 2013 del artículo 13.5 de la “Ordenanza de Fomento de la Convivencia Ciudadana” que posibilitaba la doble dirección ciclista en calles de prioridad invertida (o “de tráfico motorizado restringido”, las mal llamadas “peatonales”),
  • al estar Portales señalizada como “zona compartida prioridad peatonal”, con limitación a 10Km/h (no deja de ser curioso que a los vehículos motorizados de hasta 3500kg se les permita circular a 20Km/h en la misma zona “peatonal”)
  • al aparecer en los planos de vías ciclistas del Ayuntamiento de Logroño la calle Portales como “carril compartido con prioridad peatonal”, y en la página “Muévete en Bici por Logroño” de la web municipal
  • la información de la campaña municipal “Convive” que especifica “Recuerda – en las calles peatonales puedes circular en ambas direcciones por la banda de rodadura central y a velocidad moderada sin realizar maniobras bruscas ni negligentes. Si hay aglomeración de personas, debes bajarte de la bici y circular con ella de la mano”.
  • la nueva Ordenanza de Accesibilidad Universal que define a Logroño como “una “ciudad accesible”  que disponga de las soluciones oportunas para adecuar progresivamente sus espacios urbanos (..) con el objetivo final de que toda la ciudadanía pueda disfrutar de un entorno accesible y apto, y a su vez, se mejore el confort y la calidad de vida de toda la población.”
  • los requerimientos de bidireccionalidad ciclista en calles de prioridad invertida (“peatonales”) del Plan de Movilidad Ciclista del PMUS de Logroño en sus planes parciales y medidas concretas PR17 MC1 M1, M2 y PR18 M1…

Escudarse a estas alturas en el rango superior del código de circulación para legitimar la señalización existente (sería tan sencillo como redenominar la calle como “ciclopeatonal” y poner una plaquita “excepto ciclos” en las señales del principio de Portales) no resulta creíble. No hablamos ni siquiera de todo el trabajo que se ha hecho aquí al lado en Vitoria-Gasteiz:   En Logroño, antes de promover se empieza por restringir. Huesca acaba de habilitar el doble sentido ciclista en las calles más importantes de su casco antiguo, o todo el de Zamora está señalado como ciclopeatonal desde hace muchos años.  ¿Por qué Logroño no puede, o quién lo está dificultando? Cuando no había una excusa, hay otra.

En contra de los criterios más elementales de accesibiidad y permeabilidad del tráfico ciclista en los cascos antiguos, impedir sin alternativa el tráfico ciclista en la calle Portales está forzando a la gente en bicicleta a desviarse por la peligrosísima Calle Norte, o bien tener que rodear todo el casco antiguo por Avenida de Portugal, Miguel Villanueva, Vara de Rey y Muro del Carmen. ¿Qué sentido tiene esto?

Alegar para no dar una solución, como están haciendo algunos técnicos, que para posibilitar la bidireccionalidad ciclista en Portales sería necesario pintar y señalizar un carril-bici en la misma calle, cuando esta calle ya es de plataforma única: los espacios peatonal y de rodadura se encuentran claramente diferenciados en el pavimento de acuerdo a la técnica urbanística de “espacio compartido” (que hace mucho que en países más avanzados gana terreno frente al segregacionismo), responde a una concepción tan desfasada de la movilidad en bicicleta, y tan alejada de la realidad del uso… que resulta inoperante y tremendamente frustrante para aquellos ciclistas y viandantes responsables que no entienden cómo su Ayuntamiento crea problemas allí donde la ciudadanía hace tiempo que los ha solucionado, o está en vías de hacerlo, con costumbre, educación, tolerancia y respeto mutuo.

Claro está, si en aras de una supuesta necesidad de seguridad desproporcionada, no se les expulsa antes de la calle con sanciones y se destruye toda oportunidad para la educación y la convivencia en ese mismo espacio.

Un saludo a pedales desde la calle, de un ciclista urbano de Logroño. Que nada ni nadie nos impida convivir en a pie y en bicicleta en Logroño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: