BICI-PELIGROSISMO: Tópicos para alimentar el odio al ciclista… y sacar votos de ello. (I)


bici-peligrosismo2

Imagen que se proyecta de los ciclistas en general para que la ciudad para el coche siga igual.

¿Cómo una convocatoria pacífica que tiene como lema “QUE NADA NI NADIE NOS IMPIDA CONVIVIR A PIE Y EN BICI” se convierte en la portada de la edición en papel en el diario local en “BICICLETAS EN PIE DE GUERRA“? ¿Pacificación del tráfico o lenguaje militar? ¿Convivencia ciclopeatonal demostrada en la calle Portales o echar leña al fuego de un conflicto interesado?

bicicletas en pie de guerra - larioja 18Abr15La respuesta es sencilla si se tiene en cuenta este dato: aproximadamente el 60% de los votantes de los dos partidos mayoritarios no usa internet:

Las bicicletas reclaman Portales

Noticia aparecida en la edición digital… y en la página 12 de la edición impresa.

“Las bicicletas son peligrosas”. “Los ciclistas son incívicos”. “Las bicicletas provocan atropellos”. “Los ciclistas circulan por las aceras”. “Los ciclistas no respetan las normas de circulación”, “los colectivos de ciclistas promueven la ilegalidad”… es la música de fondo de los negacionistas conforme va habiendo más y más personas usuarias de bicicletas convencidas en la ciudad, deseosas de convivir sin problemas… si se ponen los medios para poder hacerlo.

¿Son todos los ciclistas peligrosos atropelladores que van por las aceras? ¿Todos los moteros son como los Ángeles del Infierno? ¿Los conductores de camiones cisterna son todos como el de “El diablo sobre ruedas”?

El sensacionalismo en los medios de información, las comunicaciones oficiales tendenciosas y sesgadas promueven estas percepciones y sacan partido de estas situaciones con fines más prosaicos. Imaginen que ésta fuera la imagen generalizada que se promoviera de la gente que se mueve en moto:

Entonces, ¿por qué hay quien dice estas cosas de los ciclistas?

El miedo se extiende al alimentar en la audiencia una percepción desproporcionada del peligro que representa el uso de la bicicleta, o su mera presencia en cualquier lugar.

La criminalización se produce al tratar a las personas en bicicleta como delincuentes contra los que hay que luchar, en vez de como personas que se ponen en riesgo en un entorno hostil por mejorar la ciudad a diario con su propio esfuerzo.

Las generalizaciones groseras resultan por definición desajustadas a la realidad e injustas para la mayoría de usuarios que pagan por el exceso de unos pocos.

El BICI-PELIGROSISMO crea una percepción distorsionada de la realidad que alimenta el miedo, genera odio, y se traduce en reacción a los cambios por la sosteniblidad.  Algo que, como con los cambios por la bici en la ciudad, nuestros compañeros de la Red Acoge nos enseñaron que sucede en tantos otros ámbitos:

.

El BICI-PELIGROSISMO está muy presente en el subconsciente colectivo reaccionario y en los medios de comunicación las empresas de información colaboracionistas con el poder. Genera miedo, odio e intolerancia. Pero si nos unimos y nos mantenemos alerta para combatirlo, estaremos ayudando a crear una ciudadanía más consciente, más responsable, más activa y más abierta, y por tanto una sociedad más tolerante y más democrática.

bicicletas en pie de guerra - larioja 18Abr15

Afortunadamente la tendenciosidad del titular se desmiente en la imagen por contraste con la alegría de la gente cuando consigue reapropiarse de su espacio público. dominado por la tiranía del coche para la que están pensadas las normas.

6 responses to this post.

  1. […] indignación ciudadana crecía ante el absurdo e incompetencia municipales, protestas, bicifestaciones, apoyos políticos, acciones sobre el subconsciente colectivo y el debate público […]

    Responder

  2. “Nos es difícil transmitirte la frustración de tantos movimientos sociales y personas concretas que luchan por el bien común de la ciudad que hace tiempo han renunciado a contar con el Diario LaRioja para hacer públicas sus reivindicaciones”

    +1

    Responder

  3. Hola

    Soy Pablo Álvarez, de Diario La Rioja. Acabo de leer este artículo con cierto disgusto, lo confieso, y no poco asombro.

    Por lo que deduzco, todo lo aquí dicho, incluidas sus gruesas acusaciones, se basa en la palabra “guerra” incluida en el titular de portada de la edición de papel de ese día. De ahí, no se sabe muy bien como, sacáis que se trata de un intento manipulativo de convertir a los ciclistas en poco menos que terroristas.

    Por lo que leo, no tenéis ninguna otra queja sobre el tratamiento ni sobre la noticia. Sería difícil: vuestra protesta fue la noticia principal de la portada del periódico y de la web, con un tratamiento intachable del que, evidentemente, no os quejáis porque sería posible.

    Sacar toda esa retahíla de aparentes intenciones políticas de la palabra “guerra” es, siendo generoso, tomar el rábano por la más pequeña de las hojas. Es injusto, además, cuando este medio os ha acompañado en todas las reivindicaciones que habéis querido hacer públicas, publicando innumerables informaciones sobre el asunto. Basta una búsqueda en nuestra hemeroteca:

    http://www.larioja.com/hemeroteca/“logroño%20en%20bici”.html?order=-fecha

    En fin, me entristece vuestra reacción por un detalle ante lo que es un tratamiento realmente llamativo de una de vuestras concentraciones. Como siempre, estamos abiertos a que nos comuniquéis todas vuestras reflexiones sobre este asunto o sobre lo que queráis. En este caso, por ejemplo, hubiéramos agradecido una queja directa antes de un artículo tan difícilmente justificable.

    Un saludo

    Pablo Álvarez

    Responder

    • Estimado Pablo:

      Habría mucho que hablar sobre esta noticia, así como sobre el tratamiento habitual de que de la bicicleta en la ciudad se hace en general en los medios de comunicación. En nuestro caso particular, en Diario LaRioja, en nuestro artículo se diferencia claramente entre la línea editorial de la edición impresa y la edición digital, pues más allá del caso de esta noticia concreta, en este post tratamos de llamar la atención sobre el espacio que se otorga en los medios a aquellos que pretenden proyectar la imagen de peligrosidad e irresponsabilidad de la bicicleta y el uso interesado que a menudo se hace al alimentar como conflicto negativo la relación entre peatones y ciclistas, sin atención a las causas y a aquellos que lo originan con sus políticas.
      Se pecaría de ingenuidad si, en plena pre-campaña electoral, se obviara el marcado componente ideológico del medio y el grupo editorial al que pertenece (por no hablar de quiénes son actualmente los propietarios de las grandes cabeceras de prensa de este país, o del estado en general del periodismo en los grandes medios), en coherencia innegable, eso sí, con su dilatada trayectoria.

      Nos es difícil transmitirte la frustración de tantos movimientos sociales y personas concretas que luchan por el bien común de la ciudad que hace tiempo han renunciado a contar con el Diario LaRioja para hacer públicas sus reivindicaciones, ante la dificultad de ver reflejadas fielmente sus posiciones en este medio. Parece ser tarea imposible que se recojan con la amplitud y rigor con que se intentan transmitir, sin verse utilizados para, en una muestra de aparente democracia, que no pasen a menudo de representar un mero contrapunto a la versión de la propaganda institucional sin derecho a réplica, tan aplastantemente presente en su línea editorial.

      En la búsqueda sugerida en hemeroteca, resulta llamativa la escasez de entradas con origen en las comunicaciones que el propio colectivo Logroño en Bici publica. Quizás eso invite a una reflexión por las dos partes.

      Te invitamos a que, si esa voluntad realmente existe por parte de Diario LaRioja, se traduzca en las colaboraciones que sean necesarias, a las que siempre nos prestaremos gustosos, en la medida de nuestras posibilidades.

      Saludos, y que nada ni nadie nos impida convivir a pie y en bicicleta en Logroño.

      Responder

      • Hola de nuevo

        No puedo estar de acuerdo con lo que decís de nuestro trabajo. Lamento ver en ellas una carga de prejuicios sin asidero alguno en la realidad de la que estamos hablando. Lo siento, pero niego rotundamente que nos cerremos a las quejas de las organizaciones sociales de las que hablas.

        Siempre puede haber un caso de descontento de alguien que hubiera querido ver reflejada una opinión y que no lo ha conseguido. A veces por error nuestro, sin duda, otras por la pura falta de espacio o de tiempo.

        Pero el criterio general siempre ha sido y siempre será reflejar en lo posible todas las voces. Atendiendo también, lo que es inevitable, a la representatividad de cada uno. Y en ese sentido, es evidente que la opinión de las instituciones, el Ayuntamiento en el caso que nos ocupa, ha de ser reflejada, como lo son, de nuevo en este caso, las opiniones de Logroño en Bici.

        Y sinceramente, lo más doloroso es que estoy totalmente convencido de que la postura general del diario ha sido siempre un respeto general y un apoyo convencido al uso de la bici en la ciudad. En ese apoyo hemos contado muy a menudo, y seguiremos contando, con la opinión de Logroño en Bici.

        Adjudicarnos las intenciones tan burdas que nos colgais por el simple uso de una frase hecha tan normalizada como «en pie de guerra», intentando ver en ella una carga semántica y de intención que no tiene, es simplemente absurdo.

        Tenéis sin duda el derecho a la crítica, faltaría más. Pero creo que yo también tengo el derecho a afearos esas críticas cuando son tan exageradas y por los pelos como en esta ocasión.

        No quiero convertir esto, no me entendáis mal, en una crítica general a LeB, organización cuyos objetivos personalmente comparto y a la que me unen lazos personales. Sólo creo que en esta ocasión habéis sido injustos, y me veía en la obligación de deciros por qué.

        Un saludo

      • Querido Pablo;

        No tenemos intención de entablar agrias polémicas, mucho menos personalmente contigo, pues te sabemos ciclista habitual que puede comprender (y de hecho lo haces) el punto de vista de la realidad de la gente que se mueve en la bici en la ciudad.

        Otra cosa es que tengamos desde la lucha social puntos de vista divergentes sobre el papel de los grandes medios y sobre a quién se trata con mayor o menor justicia en ellos y desde ellos, a menudo más como constructores de la realidad oficial o de colaboración con el discurso dominante que ejerciendo la menguante función de contrapoder de la prensa como generadora de pensamiento crítico. ¿Prejuicio o realidad? Depende del punto de vista. Si en plena crisis del periodismo y de cambio de los paradigmas en el acceso a la información, entre la honorable función de la prensa aún queda la de ser reflejo de la sociedad, resulta lamentable que exista una parte de ella, la más crítica, que también muy dolorosamente parece tener cada vez menor cabida en algunos medios cada vez más engrosados hacia el poder – quizás precisamente por juzgarse su posición crítica como exagerada, absurda o fuera de la realidad. ¿Qué realidad, de nuevo, la oficial o la de la calle? Lo que genera nuevos canales para su expresión, por supuesto.

        Un debate que gustosamente mantendríamos amigablemente contigo, pero para el que posiblemente éste no sea el mejor momento ni el lugar.

        En cualquier caso agradecemos sinceramente tus críticas y nos quedamos con tu voluntad de contar con todas las voces, y te tendemos la mano para participar, conocer y servir de altavoz a los puntos de vista del nuestro como tantos otros movimientos sociales críticos que intentan transformar a mejor la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: