Comisión de Seguimiento del PMUS: Desventuras institucionales de la movilidad sostenible en Logroño.


Oligarquía y caciquismo

“Oligarquía y caciquismo como la forma actual de gobierno en España. Urgencia y modo de cambiarla”, publicado por el regeneracionista Joaquín Costa en 1901. Al parecer, algunas partes del país, en el año 2016, no han cambiado mucho.

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Logroño se encuentra en su horizonte temporal a medio plazo (2016-2019).

  • En contra de las “informaciones” aparecidas en el periódico municipal DE BUENA FUENTE del 26 de Febrero y en la web municipal, resulta rotundamente falso que el Ayuntamiento de Logroño haya desarrollado el 77% de los programas propuestos en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Ni siquiera en su horizonte temporal a corto plazo (antes del fin de 2015). Muy al contrario, muchos de los escasos programas iniciados se han despachado con actuaciones anecdóticas y de escaso o nulo alcance. Algunos ejemplos inmediatos:
    • la “Red de vías ciclistas” de Logroño (Plan de Movilidad Ciclista – Propuesta de Red de itinerarios ciclistas urbanos y conexiones externas, PR19 MC2 M1 – Red de vías ciclistas de Logroño) se despacha con el carril-bici de 120m de longitud delante del  cuartel de la Guardia Civil hasta el momento, la única actuación en este sentido en 4 años de legislatura de D. Ángel Sáinz Yangüela como concejal de Movilidad.
    • Intermodalidad: El Ayuntamiento sigue sin coordinarse con el Gobierno de La Rioja para que autobuses metropolitanos admitan el transporte de bicicletas en sus recorridos, que se sigue impidiendo aún con los maleteros vacíos. (PR21 MC5 – Medidas de mejora de intermodalidad con modos de transporte colectivo).
    • Sigue sin resolverse la bidireccionalidad ciclista en las calles compartidas de prioridad peatonal anunciada desde 2012. (PR18 MC1 M2Circulación de bicicletas en ambos sentidos en “calles peatonales”)
    • No se han urbanizado “áreas pacificadas” sino sólo una Zona 30 en el Barrio de San José (PR2 OT2 – Propuesta de Áreas Pacificadas, Área pacificada J)
    • y así muchas otras, y eso tan sólo en los planes de movilidad ciclista…
    • Los Planes de Movilidad Peatonal aún reciben menos atención y se liquidan  (PR16 MP1 Propuesta de red de itinerarios peatonales y plan de divulgación) con alusiones a la remodelación de la calle Beratúa y un listado de vados, aceras y rebajes.
  • El gobierno municipal se niega hasta la fecha, pese a las reiteradas peticiones de diversos agentes e incumpliendo su propia Ordenanza de Transparencia, a facilitar el grueso de la documentación técnica del PMUS (anexos técnicos) a los participantes en él y a su Comisión de Seguimiento (documentación en la que se recoge el trabajo en detalle de los técnicos municipales, el de la empresa externa que lo redactó, y el proceso de participación ciudadana), pese a que en el documento hecho público se hace referencia a ellos hasta en 32 ocasiones. A pesar de las reiteradas peticiones por todos los conductos posibles (oficiales e informales) de diversas organizaciones vecinales, partidos políticos, movimientos ciudadanos como Logroño en Bici y ciudadanos a título individual. A pesar de ser un plan público pagado con el dinero de todos, a pesar de sus tan pomposos como vacíos alardes de “transparencia municipal”.
  • Al no hacerse públicas las soluciones técnicas propuestas para cada uno de los programas, no se hace posible la labor democrática de control ciudadano e institucional de los compromisos adquiridos y aprobados en Pleno Municipal en diciembre de 2013.
  • El consistorio ni siquiera utiliza los indicadores presentes en el propio PMUS (Programa 5 – Evaluación de los programas y valoración económica) para evaluar su grado de cumplimiento de los programas y medidas antes de anunciar en prensa que ya han sido satisfechas. Es el propio Ayuntamiento el que ejecuta (o no), se evalúa, supervisa y aprueba a sí mismo.
  • En el horizonte a corto plazo (antes del fin de 2015) no se han creado ni:
    • el Observatorio de la Movilidad,
    • ni el Foro de apoyo a la Movilidad Sostenible.
    • ni los Programas de Sensibilización Ciudadana por la Movilidad Sostenbible.
    • los programas de Coche Compartido.
    • los proyectos de Camino Escolar seguro a los centros escolares (que algunos colegios ya desarrollaban por sí mismos).
    • El Foro por la Bicicleta “de periodicidad mensual” se reunió una única vez el 23 de Marzo de 2015 para hacer su presentación y en él no pudo participar el colectivo ciclista Logroño en Bici.
    • no se han desarrollado los Planes de Transporte a la Universidad.
    • no hay noticias de la Oficina Municipal de Movilidad y Espacio Público, hito de inicio del horizonte a medio plazo del Plan.
  • La Comisión de Seguimiento del PMUS (que no se reunía desde hace 14 meses) constituye el único órgano de control, ya que el Ayuntamiento excluyó la alegación presentada por Logroño en Bici de crear un órgano social deliberativo de control del Plan con capacidad de decisión. Es el gobierno municipal el que decide unilateralmente qué programas se priorizarán, no proporciona la información sobre los asuntos a tratar por la comisión hasta la misma reunión, e impide la discusión de las medidas ya “realizadas”, ya que la Comisión únicamente tiene una función “consultiva” (de exposición de las actuaciones del gobierno municipal).
  • Los anuncios a prensa tienen lugar ANTES de que comience la reunión de la Comisión, y tan sólo se toma el cuenta el punto de vista del gobierno municipal.

Nuestra ciudad de Logroño se encuentra muchos años por detrás, no sólo de las tendencias europeas contemporáneas en urbanismo y movilidad avanzados, sino también ya de las ciudades de nuestro entorno cercano que han estado trabajando en firme durante décadas por una movilidad más sostenible (Vitoria-Gasteiz, Zaragoza, Pamplona, Burgos… incluso Soria cuenta con un Plan de Ciclabilidad que Logroño no desarrolla). En el caso de que debieran ser ésos los referentes, que desgraciadamente lo suelen ser, dada la miopía y cortoplacismo de nuestros políticos.


En pleno proceso de transición energética, la falta de voluntad municipal de desarrollar en profundidad un proyecto de modelo de ciudad que dé facilidades a los medios sostenibles frente al abuso del coche, y la manipulación mediática que por contra se realiza, resulta insultante para la ciudadanía que participó en el proceso y convierte en un despilfarro el dinero invertido por la ciudad en él.

 

CONCLUSIÓN:

La Movilidad de una ciudad no es el Tráfico (el tráfico es la parte de la movilidad que atiende la circulación de vehículos), sino las necesidades de sus habitantes para desplazarse según uno u otro modelo. Existen más que probadas herramientas técnicas para diseñar tanto una ciudad para el coche y el hipermercado como una ciudad más amable, tranquila, segura y habitable. La decisión depende de si el planificador tiene el coraje de optar por una ciudad mejor para vivir o si por el contrario se deja arrastrar por la catastrófica inercia económica dominante. Sin actuaciones urbanísticas decididas, sin dar facilidades a las alternativas a coger el coche para todo, sin desincentivar su abuso y su omnipresencia en el centro de la ciudad, y aplicando solamente por contra, como se pretende hacer, medidas de gestión del tráfico actual (como el reasfaltado de la ciudad en su configuración presente), Logroño nunca conseguirá dejar de ser la ciudad del coche y para el coche, anclada en un urbanismo de los años 70 del siglo pasado, que todavía es a día de hoy.

La aplicación hasta la fecha del PMUS de Logroño se está efectuando, en el mejor de los casos, con evidente retraso, y en el más probable, siendo despachado de forma meramente cosmética.

oligarquia

Sin control democrático ciudadano, no existe una verdadera democracia.

 

2 responses to this post.

  1. […] el funcionamiento habitualmente poco democrático de la Comisión de seguimiento del PMUS, desprovista de cualesquiera funciones ejecutivas y ya ni siquiera deliberativas, y convertida […]

    Responder

  2. […] a falta de una base de datos de siniestralidad como ésta de Zaragoza de la que Logroño carece (y que también está prevista en ese PMUS que no se cumple). Pero para ellos, el peligro en la ciudad lo representamos los ciclistas, “la principal […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: