Archive for the ‘Noticias’ Category

¿Cuántos peatones y ciclistas tienen que morir para que las instituciones cumplan con sus compromisos en Movilidad Sostenible?

bicianimita chile

“Bicicleta blanca” o “bicianimita” en Chile en recuerdo de una víctima de la violencia vial motorizada. ¿Cuántos atropellos tiene que haber para que se cumplan los compromisos en movilidad sostenible?

La muerte de otro ciclista este pasado sábado, un usuario de bicicleta pública en Madrid atropellado por un todo-terreno de lujo con una conductora que se dio a la fuga, el atropello de una pareja en la rotonda de República Argentina con Salustiano Olózaga este viernes noche, un pelotón de ciclistas de carretera arrollado en Galicia hoy mismo con víctimas mortales… son terribles sucesos que vuelven a poner de manifiesto la urgente necesidad de actualizar el insostenible modelo de ciudad en que vivimos. Vuelve a evidenciarse cuánta voluntad política es necesaria para transitar de los fracasados modelos de gestión del Tráfico por los que se sigue apostando  (hasta ahora entendiendo como tal, en el fondo, el motorizado) a otros modelos que den respuesta a las necesidades de Movilidad de la ciudadanía (que no es únicamente “tráfico”), facilitando y priorizando desde la ordenación urbana aquellos medios de desplazamiento más colectivos, tranquilos, sostenibles y orientados al bien común.     (pincha para ver un ejemplo)

 

Desgraciadamente, sólo cuando sucede lo irreparable (y para muchos ni entonces), se ponen en evidencia los niveles de violencia motorizada con los que nos vemos obligados a convivir. No hay estadísticas ni maquillaje de datos  que enmascaren los insoportables niveles de atropellos y accidentalidad vial en nuestras atrasadas e hipermotorizadas ciudades.  Con la inestimable contribución de influyentes sectores (económicos, políticos, empresariales, de asociaciones clientelares…) empeñados en que nada mejore ni cambie en realidad, sin más respuesta a la crisis económica, política, ambiental y a la situación de emergencia social que atravesamos… que la restauración a costa de los más débiles del régimen vigente que nos ha traído hasta aquí. Sectores emperrados en poner el foco sobre que el factor más  peligroso del tráfico en las ciudades lo constituye… ¡la gente en bicicleta! O culpar a los peatones, que es que son muy despistados cruzando… y por eso hay atropellos. Siempre eludiendo lo más obvio: el sinsentido de seguir entregando la ciudad al coche.

 

Todo esto ocurre, claro está, también en Logroño:

(Fuente: nuevecuatrouno – Mapa de atropellos en Logroño)

126 atropellos solo en Logroño reconocidos por el Ayuntamiento el pasado año 2015, dos de ellos mortales. 36 atropellos a peatones hasta la fecha (25 de marzo) en 2016. Los atropellos a ciclistas ya sólo se consideran “colisiones”. Unos datos vergonzosos que el gobierno municipal no mostró durante meses pese a las reiteradas peticiones, pero no pasa nada, porque  en palabras del concejal del ramo, D. Miguel Sáinz García “el índice de atropellos estuvo por debajo del de 2014” ( …¡porque el año anterior hubo 124 atropellos en vez de 126!).  Lo importante debe ser que parezca que descienden, no que se atropelle a más de cien personas al año en Logroño. Atropellos que, en caso de ser a ciclistas, ya sólo son “colisiones con vehículos a motor” en los partes oficiales de SOS Rioja, normalmente la única fuente consistente de información. Más de 1,550 accidentes de tráfico anuales en los (poco fiables e incontrastables) datos oficiales, a falta de una base de datos de siniestralidad como ésta de Zaragoza de la que Logroño carece (y que también está prevista en ese PMUS que no se cumple). Pero para ellos, el peligro en la ciudad lo representamos los ciclistas, “la principal preocupación de los ciudadanos” (sic) en palabras del anterior concejal de Movilidad (!), y es en nosotros sobre los que hay que centrar las campañas, es a la gente que se arriesga y esfuerza a diario por una ciudad más limpia, más tranquila y con menos malos humos y no a la omnipresencia del coche en el centro de la ciudad para todo, es a nosotros ciclistas a quienes hay que sancionar, amonestar, reconvenir, coercer, reeducar y perseguir para solucionar los problemas del tráfico. Los atropellos no se solucionan contra-programando mediáticamente con los mismos vídeos que se anunciaron el año anterior (ver noticia) en idénticas circunstancias, y eso sólo cuando, ante la insistencia y la preocupación ciudadanas, los responsables se ven obligados a hacer públicos tan escalofriantes cifras de siniestralidad.

 

¿Qué hará falta para que Logroño salga del atraso de ser una ciudad para los coches?

 

No nos cansamos de advertirlo, desgraciadamente predicando a menudo en el desierto frente a un muro de incompetencia y prepotencia municipal. Desgraciados sucesos como los atropellos de nuestra “ciudad del motor” ocurren:

  • cuando se sigue creando demanda inducida de tráfico motorizado al centro de la ciudad en vez de potenciar el valor estancial, lúdico, comercial, político de los espacios peatonales. Cuando se vuelve a priorizar el acceso en coche en el centro, cuando no se fomentan facilidades que protejan la accesibilidad por medios tranquilos y  transporte colectivo.
  • cuando se obliga a las bicicletas a comportarse en toda circunstancia como vehículos a motor sin tomar en cuenta sus necesidades. Las bicis son vehículos, sí, pero con peculiaridades y vulnerabilidades propias que siguen sin contemplarse en la ordenación de la ciudad.
  • cuando se aplica a rajatabla y con evidente exceso de celo, en espacios compartidos de convivencia, la norma motorizada a los ciclistas, en vez de proteger los itinerarios seguros y lógicos que el uso y la experiencia han ido consolidando (como cuando, a base de no cumplir la ley aprobada y no ejecutar durante años las medidas aprobadas en el PMUS, intentan expulsarnos de Portales y otras calles de tráfico motorizado restringido a golpe de sanción).
  • cuando no se prepara la ciudad para la reducción de velocidades y la pacificación del tráfico (algo que no consiste en pintar señales en el suelo, sino que implica medidas urbanísticas),
  • cuando prácticamente toda intervención de movilidad ciclista se efectúa en detrimento del espacio peatonal, y en base a crear un conflicto artificial con los peatones.

 

Más allá, la ciudad seguirá atascada y estos lamentables sucesos seguirán ocurriendo:

Desgraciadamente, pese a las declaraciones y campañas institucionales, los hechos demuestran que, mientras las de alrededor evolucionan, nuestra ciudad sigue condicionada por una minoría involucionista de responsables políticos, acomodados cargos públicos y técnicos dispuestos a seguir sumiendo a Logroño en el atraso cochista. Responsables de las decisiones que, desde el cinismo, la opacidad y la impunidad de sus cargos, anteponen al sentido de lo común, a la seguridad de las personas y a la convivencia en respeto, ordenar la ciega aplicación estricta de regulaciones inadecuadas y obsoletas, a todas luces diseñadas pensando únicamente en el tráfico motorizado. En vez de recomendar adecuar la regulación de la calle al uso lógico y real que ya se hace sin demasiados problemas a diario, prefieren bloquear las soluciones con la búsqueda de impedimentos técnicos retrógrados en vez de aplicar intervenciones urbanísticas sencillas y de eficacia demostrada en muchos países durante décadas, soluciones  más que inventadas y probadas. Prefieren presentar la bicicleta en la ciudad como origen del peligro y conflicto, y enfrentar a peatones y ciclistas en vez de impulsar las calles tranquilas, la mejora del espacio público y la ciudad amable.

Prefieren mantener el insostenible modelo automovilístico actual de mera  gestión del tráfico, la ciudad para el coche y el asfalto. Prefieren reducir al mínimo e incumplir las planificaciones de sostenibilidad para la ciudad aprobadas en Pleno municipal, desconsiderar los esfuerzos de participación ciudadana y obstaculizar las peticiones de los usuarios. ¡Aún siendo ellos mismos ciclistas! Ciclistas, quizás, de fin de semana y no ciclistas urbanos como medio de transporte habitual,  pero que también sufren atropellos, casi siempre aún más graves, en las carreteras cada semana. Aún así…

Prefieren, en definitiva, seguir esperando a que ocurra otro accidente.

Anuncios

SIMULACIÓN EN DIFERIDO. MULTAS SIN DISIMULO.

SIMULACIÓN EN DIFERIDO. MULTAS SIN DISIMULO.

Logroño en Bici os presenta una casual simulación:

Hoy quiero confesar que “no estoy arrepentido”, simulando y versionando la canción de Isabel Pantoja. Sí, como lo leéis.

Hoy nuestro ppoppular ppartido vuelve a vestirse de seda, en materia de movilidad sostenible, pero mona se queda.

Aunque poco frecuente, hoy ya comenzada la campaña electoral para calentar el sillón cuatro años más, os lo confesamos todo:

  • Era falso lo de la “movilidad sostenible”, pero suena y vende tanto que decidimos cambiar unos carteles en las oficinas (no estamos para derrochar en chorradas de movilidad de esa). Nuestra idea es estar con nuestros mayores, y lo repetimos en cuantas tertulias haga falta, “no voy a hacer nada para desincentivar el uso del automóvil”, así lo manifestó nuestro compañero y concejal de movilidad hasta ahora Ángel Sáinz Yangüela. Aquí estamos por y para “Sostener la Movilidad Actual”. Como la gente normal manda.

 fffff

  • Sé lo que estáis pensando. Es cierto que la Ordenanza dice que las calles deberán estar señalizadas. Lo confesamos, en más de 2 años (3-3-2013 hasta 10-5-2015) no hemos tenido ganas de hacerlo y punto (cuando queremos somos de lo más competentes o incompetentes, según nos interese).
  • Pediros disculpas por nuestra desgana y errores involuntarios o como queráis llamarlos pero las normas y circulares que dictamos en nuestro equipo de gobierno son las normas y circulares que dictamos. Agradecidos tenéis que estar que hemos decidido multaros solo con 60 euros, los datos macroeconómicos nos aconsejaban 200 euros, pero la ciudadanía no se cree que la cosa vaya tan bien y eso que hemos puesto a muchos ministros y ministras a rezar, pero ni con esas.
  • Algunos nos tildabais de cobardes (no sin razón) por no perseguir a los débiles y vulnerables ciclistas, hoy queremos sacarnos esa espinita y en campaña electoral. Lo podéis ver en el diario La Rioja: “La Policía ha multado a 56 ciclistas en 40 días de la campaña de control” VER NOTICIA. En esta ciudad siempre hemos apostado por la libertad de que el coche campe a sus anchas, no podemos consentir que las bicicletas inunden y roben espacio en las calles a nuestras queridas terrazas. Las terrazas  hay que favorecerlas incluso quitando bancos públicos, como hemos hecho recientemente en la calle Portales. Y punto.
  • Estamos en campaña y tenemos que disimular. Ya sabemos que somos unos valientes sancionando y persiguiendo con nuestras circulares a los ciclistas, pero el voto es el voto y tenemos que intentar colarles un gol, hemos ideado una campaña de ciclistas de cartón por las calles para parecer modernos. VER NOTICIA
  • Estamos en rapiña electoral, luego se nos pasa, en estos días nos acercaremos a besar a vuestros niños y nos montaremos en bici, son solo 15 días. En nuestro ppartido nos gustan mucho las fotos y posados.

 NO VOLVEREMOS A ACORDARNOS DE VOSOTROS HASTA DENTRO DE 4 AÑOS

 lllll

“Logroño, peor ciudad europea para la movilidad ciclista 2015 y sucesivos”

¿Simulación, realidad o coincidencia? Tú decides.

LOGROÑO EN BICI, 10 DE MAYO DE 2015

YO CONVIVO, TU CONVIVES, ELLOS NO NOS DEJAN CONVIVIR

Multas a ciclistas en la calle Portales. Los políticos que nos gobiernan no asumen sus responsabilidades ni sus compromisos. Exigimos nuestros derechos. 

425975_2926773899857_794990758_n

Muchas y cada día más, somos las personas que utilizamos la bicicleta en nuestra ciudad como medio de movilidad, unas por comodidad, otras por necesidad, otras por conciencia medioambiental, otras con un componente educativo para nuestro hijos, y la mayoría (siempre hay alguna excepción) se comporta de modo respetuoso con el resto de ciudadanos. Somos esta mayoría de ciudadanos usuarios de la bicicleta la que apostamos y defendemos nuestro derecho a convivir, a vivir y coexistir en compañía de otros ciudadanos en el mismo espacio de modo armonioso y pacífico.

Los usuarios de la bicicleta no nacemos con una bici debajo del brazo, pagamos impuestos y votamos, también somos peatones y muchos hasta tenemos coche, pero preferimos prescindir de él en el día a día en el centro de nuestra ciudad, contribuyendo a tener una ciudad más atractiva para todos, con menos ruido, menos humos, menos atascos y menos espacio ocupado por los coches en nuestras calles, para disfrutar todos de un espacio público de mayor calidad.

A lo largo de los años, los ciclistas hemos tenido que diseñar con lógica nuestros propios recorridos, hacer nuestros senderos, y algunos a través del uso y la costumbre constituirse en itinerarios ciclo peatonales, hemos sido los ciudadanos ciclistas los que hemos adelantado y marcado el camino al Ayuntamiento de Logroño para la adecuación de las normas. Este es el caso de la Calle Portales.

Ante todo este esfuerzo de los usuarios de la bicicleta, desde hace algunos días el consistorio logroñés gobernado por el Partido Popular ha decidido premiar con multas a las personas que pasamos por la Calle Portales en bicicleta y que vamos a trabajar, a la biblioteca, incluso a realizar gestiones al Ayuntamiento. GRACIAS POR TAN DISTINGUIDO PREMIO DE 60 EUROS DE MULTA Y AMENAZA DE 200 EUROS.

El pasado 7 de Marzo de 2013, el Gobierno Municipal del Partido Popular aprobó en Pleno la modificación de la Ordenanza de Fomento de la Convivencia en su artículo 13.5, con el objeto de que las bicicletas pudiesen circular por las calles denominadas “peatonales” en ambos sentidos, adecuando la norma al uso y costumbre ya vigente desde hace años y con demostrada baja conflictividad con otros usuarios. 

Así lo anunciaba el Portavoz Municipal, Miguel Sáinz : “El Ayuntamiento modifica la ordenanza de Convivencia para permitir la circulación de los ciclistas en doble sentido por las calles peatonales”  VER ENLACE

Por supuesto, los ciclistas también teníamos que cumplir una serie de condiciones u obligaciones (respetar la prioridad de los peatones, circular a velocidad moderada o no realizar maniobras temerarias o negligentes).

La mala suerte, el azar, la falta de voluntad de nuestro Ayuntamiento o la incompetencia, vaya usted a saber, ha hecho que la única condición que nos da derechos a los ciclistas y que está en manos de la administración no se cumpla. Nos referimos a la señalización de dichas calles.

Ante la situación de no realizar la señalización de las calles denominadas “peatonales” y premiarnos a los ciclistas con multas, por no realizar su trabajo la administración gobernada por el Partido Popular, se plantean dos escenarios posibles.

1) No era cierta la voluntad del gobierno municipal de permitir la circulación de los ciclistas en doble sentido por las calles “peatonales”.

2) No han demostrado una competencia suficiente, por no hacer los deberes y no haber señalizado todas las calles de acceso restringido, denominadas “peatonales”, para permitir la circulación a bicicletas, como así lo recoge la modificación de la Ordenanza de Convivencia, o el Programa 17 del Plan de Movilidad Urbana Sostenible aprobados ambos en Pleno por el Partido Popular.

 Con todo ello nos atrevemos a promover la candidatura de la ciudad de Logroño a:

“Logroño, peor ciudad europea para la movilidad ciclista 2015 y sucesivos”

LOGROÑO EN BICI, 22 DE ABRIL DE 2015

P1550107

Pincha aquí y al menos te podrás reír de tanto despropósito…

Avances en Portugal, España marcha atrás

Portugal avanza en movilidad por otros medios. Os enviamos el texto del celebrado nuevo Código da Estrada portugués que ha puesto al país de nuestros vecinos de lleno en la movilidad sostenible del siglo XXI mientras que, con la acción de nuestros gobernantes el nuestro parece caminar decididamente en dirección contraria.

Nuevo reglamento de circulación en Portugal

En el colectivo Logroño en Bici estamos preocupados por la evolución que está sufriendo la futura Ley de Tráfico y el borrador del nuevo Reglamento General de Circulación, como también denuncian la Federación Ciclista Europea, la Mesa Nacional de la Bicicleta, la Coordinadora ConBici, asociaciones de peatones y asociaciones profesionales de ciclistas, la Red de Ciudades por la Bicicleta, la Plataforma Empresarial de la Bicicleta, y asociaciones de comerciantes entre otras muchas organizaciones, en un clima de malestar creciente ante la actitud de la directora general de la DGT, Dña. María Seguí y de un Gobierno plegados a los intereses económicos de la industria automovilística, las constructoras de infraestructuras y las compañías de seguros y que se niega a atender a los agentes representativos en la materia.
.
Merece la pena volver a centrar el debate en la cuestión elemental: el derecho a circular por el viario y el respeto debido, e ir más allá de polémicas interesadas como la creada en torno a la obligatoriedad del casco en todos los recorridos urbanos.
Con ella se obvia la pérdida mayor en la reescritura del Gobierno del borrador: la desaparición de la declaración de la bicicleta como medio preferente en la ciudad, y la eliminación de consideraciones como la “violencia vial” o la persecución de la “prepotencia motorizada“, presentes en el anterior borrador de 2010.
Fuente: FPCUB
¿Te preocupa el tema? ¿Puedes hacer algo?
Escribe a Conchi Bravo, concejal del Ayuntamiento de Logroño, Diputada Nacional del PP, y miembro de la Comisión Nacional de Seguridad Vial, para pedirle que defienda los derechos de los mas vulnerables en la ciudad: ciclistas y peatones, en lugar de enfrentarles entre sí e imponer obligaciones absurdas con la excusa de protegerles.

.

Enlace al nuevo Codigo da Estrada de Portugal

Que disfrutéis con vuestras bicis este verano y a seguir luchando…

EL 22-M, que no te la den con queso o carril bici

Muchos de los problemas que aquejan a nuestra ciudad y nuestra región tienen una respuesta idéntica: un cambio en el modelo de movilidad en el que sea prioritario la reducción de la cantidad de automóviles y su velocidad.


¿Qué se puede hacer para mejorar la calidad del aire y con ello la salud de la población?Reducir la intensidad del tráfico y, también, la velocidad.

¿Qué se puede hacer para incrementar la autonomía de los niños y niñas?  Reducir el tráfico y su velocidad para que existan condiciones más seguras y agradables de desplazamiento de los más pequeños.

¿Qué se puede hacer para reducir el ruido urbano y con ello mejorar la salud de la población? Reducir el tráfico y su velocidad.

¿Qué se puede hacer para que el autobús urbano e interurbano sea eficiente? Reducir la intensidad de automóviles para que circule el transporte colectivo con velocidades y regularidad aceptable.

¿Qué se puede hacer para que la bicicleta sea un medio de transporte más cómodo y seguro? Reducir el tráfico que genera inseguridad real y percibida a los que quieren o pueden pedalear.

¿Qué se puede hacer para reducir el efecto invernadero? Reducir el número de automóviles circulando.

¿Qué se puede hacer para reducir los accidentes y la peligrosidad de las calles? Reducir el número de vehículos y sus velocidades.

Éxito del proyecto británico “En bici al trabajo”

En el Reino Unido es muy famoso y funciona perfectamente. El proyecto “Cycle to Work” cumple cinco años. El gobierno británico tuvo la idea de fomentar los desplazamientos en bicicleta centrándose en los trabajadores. El programa incluye préstamos a los empleados para la compra de bicicletas y accesorios libres de impuestos y parcialmente financiados por las empresas. En primer lugar, los empleados adscritos al programa alquilan la bicicleta y, una vez finalizado dicho programa, pueden adquirirla pagando un precio entre un 38% y un 45% inferior.

___________________________________________________________

Para comprometer a las empresas a participar en el programa “Cycle to Work”, el gobierno utilizó un llamativo e inteligente slogan “Una mano de obra sana mejora la productividad”. Una de las condiciones del programa era que la bicicleta debía utilizarse para los desplazamientos de los trabajadores a su puesto de trabajo. Un reciente estudio confirmaba que más de 400.000 británicos adquirieron una bicicleta beneficiándose de un descuento medio de un 40%. Además, el estudio calcula que los ahorros en las emisiones de estos ciclistas alcanzaron las 133.500 toneladas de CO2 en un año, cifra equivalente a las emisiones de una ciudad de tamaño medio.

El éxito del programa afecta de forma significativa a los comerciantes de bicicletas y los talleres, que vieron cómo aumentaba la cifra de su negocio. Un 76% de los clientes afirmó que no habría comprado una bicicleta de no ser por el descuento que les proporcionaba el programa. Además, un 87% de los encuestados afirmó haber experimentado una sensible mejora en su salud desde que comenzó a acudir al trabajo en bicicleta.


El gobierno desea ampliar el sistema y ofrecer a las grandes empresas ventajas fiscales para que éstas construyan aparcamientos cerrados para bicicletas, vestuarios equipados y pequeños talleres para reparar las bicicletas. Un programa como el “Cycle to Work” necesita la colaboración masiva de las empresas y el apoyo constante del gobierno para continuar su desarrollo y aumentar el número de trabajadores que opten por desplazarse en bicicleta. En el Reino Unido, de momento, sólo un 3% de los ciudadanos se desplaza regularmente en este medio de transporte no contaminante.

 

El usuario medio del programa es un hombre entre 25 y 45 años que ha reducido su distancia recorrida en automóvil entre 20 y 30 kilómetros semanales. Un 61% de los encuestados nunca había utilizado la bicicleta como medio de transporte para ir a trabajar y un 70% conducían una bicleta por primera vez.


Según Norman Baker, responsable político del programa inaugurado en 2005, un incremento de un 50% de ciclistas ahorraría 1.300 millones de libras de los fondos públicos que de otra forma se deberían destinar a resolver problemas de tráfico y contaminación u otros problemas de salud.


Once argumentos en defensa del uso de la bici en la ciudad

Francisco J. Bastida, para La Nueva España » Oviedo

Pocas veces una noticia como la de que las calles del centro de Oviedo van a tener una velocidad limitada a 30 km/h ha levantado tal cantidad y variedad de comentarios. Sin duda, se trata de algo importante para la ciudad, muy novedoso, y por ello es normal que haya detractores. El problema es que se descalifica la medida, e incluso a las personas, sin que medie ponderación alguna de los pros y los contras. Veamos, con la mayor objetividad posible, el asunto:

1º. Se trata de una medida que goza del consenso de todos los grupos municipales y de numerosas asociaciones de vecinos. No es una ocurrencia de un partido o del Alcalde.

2º. No es una medida hecha con ánimo recaudatorio, porque lo que se han instalado son «cojines berlineses» y señales indicativas de limitación de la velocidad, pero no se ha desplegado una red de radares para multar a los infractores.

3º. La limitación de la velocidad máxima a 30 km/h en ciudad se está implantando en muchas urbes españolas y europeas. Basta consultar en internet «ciudades con zona 30». La Dirección General de Tráfico la aconseja desde hace más de un año.

4º. La finalidad de establecer «zonas 30» es triple: beneficia al peatón, porque el riesgo de morir atropellado a 50 km/h es nueve veces mayor que si la velocidad es de 30 km/h; mejora el medio ambiente, rebajando la contaminación del aire y el ruido, y favorece la circulación en bicicleta, ya que el ciclista se siente menos intimidado si los coches van a menos velocidad y advertidos de su presencia.

5º. En la mayoría de las calles el promedio de velocidad de circulación en coche es inferior a 30 km/h. Según datos de la Policía Municipal, el promedio en el centro de la ciudad no llega a 20 km/h. En Madrid es de 9 km/h. La ralentización del tráfico la provoca el exceso de coches, no la «zona 30», inexistente hasta ahora.

6º. La «zona 30» puede flexibilizarse en muchas calles del centro. Como ya se propuso en el plan «30 Oviedo», las calles con dos carriles de una dirección pueden tener señalizado como «carril 30» sólo el de la derecha, dejando el otro como hasta ahora.

7º. La polémica recuerda la que hace años hubo cuando se implantó una amplia zona peatonal, con la diferencia de que ahora la medida es menos radical. No se restringe el uso del coche, sólo se limita su velocidad. Si en la actualidad nadie reniega de la peatonalización, seguro que en el futuro habrá consenso sobre la «zona 30», e incluso más barrios la demandarán. De hecho, algunos ya la están pidiendo.

8º. Nadie está obligado a desplazarse en bicicleta, pero el Ayuntamiento tiene el deber de fomentar y favorecer el uso de medios de transporte no contaminantes, y está demostrado que la bicicleta es un vehículo que sólo deja de ser saludable cuando circula en un ambiente hostil, creado durante años para que el coche se sienta el rey del asfalto y la bicicleta una incómoda intrusa.

9º. La señalización de la «zona 30» está relacionada con este cambio de mentalidad, y no con la recaudación. Por eso, junto al disco rojo de 30 km/h se indica en azul la prioridad del ciclista. Se trata de hacer visible la posible presencia de bicicletas en el asfalto, de evitar que el riesgo que supone la circulación motorizada constituya un peligro cierto si el conductor ignora esa posibilidad. A la vez, la señalización es una invitación del Ayuntamiento a que se use la bicicleta como medio de transporte, haciendo saber que se cuenta con el respaldo y la vigilancia policiales.

10º. El mayor obstáculo para usar la bicicleta en Oviedo no son las cuestas o el clima. Es el miedo a circular desprotegido en medio de un tráfico que te ignora. Con la «zona 30» no se pretende que el ciclista entorpezca al coche, porque la bicicleta no es un obstáculo puesto para molestar, sino un vehículo al que hay que respetar, como a un coche de autoescuela o a una máquina de obras, y que hay que respetar de un modo especial, porque el ciclista es mucho más vulnerable.

11º. El ciclista, por la cuenta que le trae, debe ser sumamente responsable, máxime en el inicio de este nuevo tiempo. Esto se resume en tres consejos: protegerse, haciéndose lo más visible posible (uso de prendas reflectantes y luces reglamentarias por la noche). Cumplir las señales de tráfico, pues es un vehículo más en el asfalto, y respetar en todo momento al peatón, el único sujeto más débil que el ciclista.

En suma, la señalización que ahora se implanta como «zona 30» quiere concienciar a los ciudadanos de que hay que cambiar los hábitos de desplazamiento en la ciudad. Si quieren ir en coche, sean más prudentes; si quieren llegar antes, vayan en bicicleta. Hagan la prueba y verán lo agradable que es no pensar dónde aparcar.

Artículo original