Posts Tagged ‘ciclistas’

La negligencia municipal pretende convertir las “áreas pacificadas” del PMUS en calles para la doble fila con simples ensanchamientos de acera.

Si algún contenido interesante alberga el (no por ser de mínimos menos incumplido) Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño (PMUS) 2013-2025 son las 16 “áreas pacificadas” previstas en él, que el gobierno municipal del PP pretende despachar ahora con el ensanchamiento de acera en unas pocas calles. La inclusión de estas áreas pacificadas era la medida más prometedora en un Plan redactado a toda prisa con el único propósito de optar en el límite de plazo a la adjudicación de subvenciones al oligopolio empresarial del transporte urbano para las que era requisito. Este Plan fue fruto en gran medida de las aportaciones de colectivos ciudadanos con una visión contemporánea del urbanismo y la movilidad en colaboración con el personal técnico externo que lo elaboró durante 2012-2013, con gran perplejidad ante el inaudito obstruccionismo técnico municipal que afirmaba con prepotencia que el Plan era innecesario por ser Logroño ya “una ciudad perfectamente ordenada”.

En azul, las “áreas pacificadas” aprobadas para Logroño, hacia un modelo de ciudad 30 en “superislas” o “supermanzanas”. Cualquier parecido con la realidad de las actuaciones ejecutadas es mera coincidencia.

Los tres niveles de jerarquía viaria en los que se organiza la movilidad sostenible de una ciudad son claros, aunque a menudo los responsables políticos los pierdan deliberadamente de vista para, condenándonos a toda la ciudadanía a un modelo de ciudad atrasado, preservar los privilegios del coche para así no tener que afrontar las resistencias iniciales a los cambios por una ciudad mejor. Cobardía política, negligencia técnica y un partido de gobierno con su bolsa principal de votantes en una población reaccionaria y envejecida se alían para la no rendición de cuentas y para demostrar que, pese a su palabrería constante por la sostenibilidad, el derecho a la ciudad para ellos es lo de menos. Clientelismo, privatizaciones, y preservación de sus sillones técnicos, funcionariales y políticos por encima de todo. Impunidad, corrupción y consecución de votos y carreras políticas en otras esferas a costa de la ciudad.

Tres niveles de pacificación del tráfico para la ciudad sostenible:

A grandes rasgos, podemos dividir la ciudad en tres tipologías caracterizadas por su velocidad / densidad de tráfico o grado de pacificación:

  1. Viario principal, vías preferentes (VP) y “calles de pasar”. Límite de velocidad genérico 50Km/h, 40Km/h en el interior del casco urbano de Logroño y restricción de circulación a vehículos pesados (>12t).  Como norma general, en el sistema de movilidad de una ciudad moderna bien diseñada el tráfico de paso no la atraviesa, sino que se hace permear hacia el exterior (desautoxicación de la ciudad). En Logroño sucede justo al revés, abundante densidad de tráfico de paso por el mismo centro, con los ejes Vara de Rey-Avenida de la Paz, y Murrieta-Gran Vía-Jorge Vigón. En el viario principal, la velocidad y peligrosidad del tráfico obliga a que la movilidad ciclista deba ser protegida, en una combinación de técnicas con espacios segregados protegidos (carril-bici) preferentemente unidireccionales,  o bien en los casos más tranquilos en coexistencia vehicular (ciclo-carriles CC30 en calzada), conformando una red básica de vías ciclistas interconectadas (radiales y anulares) que conecte los principales centros de atracción de viajes, centro y barrios de la ciudad. No todo es infraestructura, ni la movilidad en bici se aprende en las autoescuelas. La capacitación específica de los nuevos ciclistas para aprender a moverse por la ciudad ha de ir de la mano de una buena red de vías que invite al cambio modal de poder usar la bici con seguridad. Está demostrado que el desarrollo de buena infraestructura potencia el uso y atrae a más personas para la transición entre medios de transporte. Si resulta fácil y seguro moverse en bici, más gente deja el coche en casa.  “Construidlas y vendrán”.

    Red de itinerarios ciclistas de Valencia. ¿Una ciudad con el grado de motorización de Valencia puede hacerlo, pero Logroño no? ¿Por qué? ¿Por quiénes?

  2. Mallado secundario en retícula. Viario de distribución. Calles de sentido único y circulación mayormente residencial. Análogamente, las calles de sentido único se organizan en circuitos que permeen el tráfico hacia el exterior, hacia el viario principal, y no sirvan como atajos. Terreno ideal para el calmado de tráfico implementando  ciclocalles y Zonas 30 (que NO son sólo una limitación a 30Km/h, sino que implican prioridad ciclopeatonal). En Logroño desde la Unidad de Movilidad se niegan a introducir ambas, lo cual se enmascara con simples límites de velocidad, que nadie hace cumplir, en unas pocas calles. Que nada estorbe al coche y a la sempiterna doble fila, caiga quien caiga.
  3. Cascos antiguos, calles de plataforma única y/o de acceso motorizado restringido (las intencionalmente mal denominadas “peatonales”, en las que sí que entran coches), calles residenciales a 20Km/h (señal azul S-28), calles tranquilas o “calles de estar”. Estas son las “áreas pacificadas” que deberían evolucionar hacia un modelo urbanístico de supermanzanas que recupere el espacio urbano para la vida: grupos de calles tranquilas ciclopeatonales rodeadas por “calles de pasar”. Los lugares del interior de las supermanzanas son eminentemente estanciales, relacionales, lúdicos, pacificados, ciclopeatonales en ambas direcciones y donde el coche sea un mero invitado (con acceso motorizado restringido a residentes, carga y descarga comercial, servicios, emergencias). Calles recuperadas para la vida, calles para la gente frente a la motorización.

Previsiblemente, el “área pacificada A” de Logroño ni siquiera tendrá Zonas 30, tan sólo límite de velocidad a 30 (no es lo mismo) en Ramírez de Velasco. Los vecinos pedían su peatonalización para proteger los centros en la zona (escolares, sanitarios, de mayores) y por continuidad urbanística entre la plaza y el parque. Aunque estaba seleccionada en los presupuestos participativos, del Distrito Oeste, el PP sólo ha hecho caso a los que pedían más coches en la calle.

Sin embargo, aterrizamos en la sórdida realidad de las escasas ejecuciones realizadas por el malgobierno urbanístico de nuestra ciudad, siempre sordo y ciego a las aportaciones de cualquiera de los habitantes que no sean de su cuerda, cuando no directamente hostil y reaccionario ante las organizaciones ciudadanas que no se presten a plegarse al clientelismo adulador que hacen aparecer en los medios controlados y manipulados por ellos con el dinero público de todos como recompensa por lamer las almorranas del poder. En el caso del “área pacificada A”, proyecto estrella en movilidad del gobierno del PP esta legislatura, esto incluye despreciar las peticiones de las asociaciones de vecinos del Distrito Oeste en los presupuestos participativos (esos que se vuelven a convocar ahora), de la FAPA sobre entornos escolares, todas y cada una de las de Logroño en Bici – Ecologistas en Acción (que presentamos un documento con  propuestas de mejora frente al actual con tres niveles diferentes de intervención que fueron desatendidas sin respuesta alguna) y las recomendaciones de la Agrupación de Urbanistas del COAR. El área pacificada A será la única que se ejecute… aunque a medias. El PP sólo hace caso a aquellos que piden más estacionamiento y más coches en la calle. La reforma de la Plaza de México en la que arrasaron con el arbolado, vinculada a la venta de terrenos con el soterramiento del ferrocarril, la sacaron a licitación con casi 5 veces más presupuesto que la única área pacificada que van a cumplir. La mega-rotonda de Vara de Rey por si misma, se lleva más que el presupuesto estimado para dar cumplimiento a todos los programas del PMUS de Logroño hasta 2025 según la memoria económica del Plan. Frente a sus discursos vacíos, la asignación presupuestaria es la verdadera prueba del nueve del grado de interés real de este gobierno por la transformación de la ciudad hacia la sostenibilidad ambiental: ninguno.

Reduciendo las intervenciones urbanísticas que habrían de transformar la ciudad a simples ensanchamientos de aceras en unas pocas calles, los políticos del tráfico y ciertos técnicos incapaces se alían para despachar las “áreas pacificadas” del PMUS de Logroño (un instrumento de planificación incómodo para ellos, que en el fondo nunca tuvieron intención alguna de cumplir) con la apariencia de vías renovadas (el año que viene hay elecciones) pero que sin embargo no cambian en nada los usos de la calle o que incluso, paradójicamente, generan el efecto contrario de fomentar el abuso del automóvil privado y la doble fila permanente. El bombo mediático se encarga después de llamar a esto “pacificación”.

Las recién inauguradas “nuevas e importantes actuaciones en la calle Cigüeña”… garantizando la doble fila. ¿Es esto pacificación del tráfico o una operación mediática?  La Universidad sigue sin contar con vías de acceso ciclopeatonales seguras ni con un Plan de Transporte a la Universidad, aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos, reclamado varias veces en Pleno municipal y otros órganos ciudadanos, previsto para 2015… e igualmente incumplido. El concejal, Francisco Iglesias, dice que si la Universidad quiere un Plan de Transporte… que se lo hagan ellos, que si es por él, la ciudad no va a poner un duro. Menos mal que además de él mismo, sólo otras 7,000 personas trabajan o estudian allí.

 

Calle Milicias con tramos en sentido opuesto ¿Fluidez ciclista o invitación a subir la bici a la acera? Todas las propuestas de organizaciones de usuarios como Logroño en Bici son desatendidas.

La “nueva” calle Milicias. El reparto espacial sigue siendo predominantemente motorizado. No se contempla la movilidad ciclista ni como ciclocalle, ni como ciclo-carril. Límite de velocidad 40km/h. Más espacio para terrazas. Bravo.

Esto NO es ni de lejos un área pacificada. Calle Villamediana. Cambiar aparcamientos en batería por en línea para garantizar la doble fila permanente para los establecimientos de precocinados en las inmediaciones. Da igual que haya un colegio cerca. Nueva hazaña municipal: ensanchar la acera para que se vea baldosa nueva y que parezca que se hace algo, que el año que viene hay elecciones.

Desplazando el eje de la calzada 1m se ensancha la acera medio metro… y cambiando el aparcamiento en batería a en línea, se hace sitio para la doble fila, incrementando uno de los mayores riesgos de seguridad para el tráfico ciclista, que en nada tienen en cuenta. Pintar un círculo y un monigote en el suelo no constituye una Zona 30, ni una Ciclocalle, mucho menos un área pacificada. ¿Áreas pacificadas o negligencia motorizada institucional? This is Logroño, Cuca Gamarra “I am with you”.

“Vallas de encauzamiento peatonal modelo Logroño” (sic). Dificultar los tránsitos peatonales para garantizar la pista de velocidad vallada para el coche. Para el Ayuntamiento, los accidentes son culpa de los peatones, que cruzan por donde quieren, no de la mala infraestructura, ni del abuso del coche ni del exceso de velocidad. Logroño, el modelo anti-Pontevedra. Siempre para atrás en urbanismo y movilidad ciclista y peatonal.

 

 

En 2015, ante las demandas ciudadanas por los incumplimientos del PMUS, ya lo anunciaron actuaciones en todas estas calles… ¿Dónde están?

 

El contorno del “Área pacificada J” prevista para el barrio de San José, donde deberían haberse recuperado las calles para la vida en ellas. Pero los barrios más humildes sólo tienen derecho al coche y a la violencia vial. El año que viene, en las elecciones, lo volverán a prometer una vez más, para acto seguido volverlo a incumplir.

 

Hasta meter prometer… y después de metido… incumplir lo prometido. Y volverlo a prometer.

Poema visual. Autoexplicativo. No tenemos memoria, y quienes no nos representan lo saben.

(Para más información, pincha en las imágenes)
Captura de pantalla de 2015-05-19 22:45:52

Atención a la fecha: 19 de Diciembre de 2012

gggggAtención a este artículo. Campaña electoral, 15 de Mayo de 2015:

Bicis en doble sentido (NR 15May2015)

Publicado en Noticias de La Rioja, 15 de Mayo de 2015. Campaña electoral, más de tres años después del anuncio del concejal. La misma noticia, con comentarios en larioja.com

 

Mayo de 2014. Hasta la Policía Local usaba Portales en ambos sentidos de forma lógica y segura. En 2015, cacería de multas “a los salvajes ciclistas”…Es que son peligrosísimos. Vienen elecciones, y han echado la cuenta: hay aún poca gente en bici… y bastante más cazurro intolerante  –>  Multas por bajar por Portales en bici.

IMG_20150411_105300

Compre, compre…. Multando en la buena dirección. Ni políticos ni técnicos municipales usan la bici. Del PMUS de 2013 ya se han incumplido sus propuestas y horizontes temporales. Son los mismos programas que no se han cumplido los que vuelven a prometerse ahora. Vótenme, no lo volveré a hacer.

malo-suele-tocar_EDICRT20150516_0002_12

Y de por medio, permitirse hacer esto:

Aguirre-Rajoy-CristiNAZIfuentes-en-bonopark

Ahora, extraigan sus propias conclusiones, y voten en conciencia.

BICI-PELIGROSISMO: Tópicos para alimentar el odio al ciclista… y sacar votos de ello. (I)

bici-peligrosismo2

Imagen que se proyecta de los ciclistas en general para que la ciudad para el coche siga igual.

¿Cómo una convocatoria pacífica que tiene como lema “QUE NADA NI NADIE NOS IMPIDA CONVIVIR A PIE Y EN BICI” se convierte en la portada de la edición en papel en el diario local en “BICICLETAS EN PIE DE GUERRA“? ¿Pacificación del tráfico o lenguaje militar? ¿Convivencia ciclopeatonal demostrada en la calle Portales o echar leña al fuego de un conflicto interesado?

bicicletas en pie de guerra - larioja 18Abr15La respuesta es sencilla si se tiene en cuenta este dato: aproximadamente el 60% de los votantes de los dos partidos mayoritarios no usa internet:

Las bicicletas reclaman Portales

Noticia aparecida en la edición digital… y en la página 12 de la edición impresa.

“Las bicicletas son peligrosas”. “Los ciclistas son incívicos”. “Las bicicletas provocan atropellos”. “Los ciclistas circulan por las aceras”. “Los ciclistas no respetan las normas de circulación”, “los colectivos de ciclistas promueven la ilegalidad”… es la música de fondo de los negacionistas conforme va habiendo más y más personas usuarias de bicicletas convencidas en la ciudad, deseosas de convivir sin problemas… si se ponen los medios para poder hacerlo.

¿Son todos los ciclistas peligrosos atropelladores que van por las aceras? ¿Todos los moteros son como los Ángeles del Infierno? ¿Los conductores de camiones cisterna son todos como el de “El diablo sobre ruedas”?

El sensacionalismo en los medios de información, las comunicaciones oficiales tendenciosas y sesgadas promueven estas percepciones y sacan partido de estas situaciones con fines más prosaicos. Imaginen que ésta fuera la imagen generalizada que se promoviera de la gente que se mueve en moto:

Entonces, ¿por qué hay quien dice estas cosas de los ciclistas?

El miedo se extiende al alimentar en la audiencia una percepción desproporcionada del peligro que representa el uso de la bicicleta, o su mera presencia en cualquier lugar.

La criminalización se produce al tratar a las personas en bicicleta como delincuentes contra los que hay que luchar, en vez de como personas que se ponen en riesgo en un entorno hostil por mejorar la ciudad a diario con su propio esfuerzo.

Las generalizaciones groseras resultan por definición desajustadas a la realidad e injustas para la mayoría de usuarios que pagan por el exceso de unos pocos.

El BICI-PELIGROSISMO crea una percepción distorsionada de la realidad que alimenta el miedo, genera odio, y se traduce en reacción a los cambios por la sosteniblidad.  Algo que, como con los cambios por la bici en la ciudad, nuestros compañeros de la Red Acoge nos enseñaron que sucede en tantos otros ámbitos:

.

El BICI-PELIGROSISMO está muy presente en el subconsciente colectivo reaccionario y en los medios de comunicación las empresas de información colaboracionistas con el poder. Genera miedo, odio e intolerancia. Pero si nos unimos y nos mantenemos alerta para combatirlo, estaremos ayudando a crear una ciudadanía más consciente, más responsable, más activa y más abierta, y por tanto una sociedad más tolerante y más democrática.

bicicletas en pie de guerra - larioja 18Abr15

Afortunadamente la tendenciosidad del titular se desmiente en la imagen por contraste con la alegría de la gente cuando consigue reapropiarse de su espacio público. dominado por la tiranía del coche para la que están pensadas las normas.

QUE NADA NI NADIE NOS IMPIDA CONVIVIR EN PORTALES – Bicicletada este Viernes 17 de Abril, Plaza del Mercado, 20h

BICICLETADA a favor de la CIRCULACIÓN ciclopeatonal tranquila por la CALLE PORTALES en los dos sentidos.

Este viernes 17 de Abril a las 20:00h nos juntaremos en la Plaza del Mercado con motivo de la reciente ola sancionadora en la calle PORTALES. Multas, apercibimientos, amenazas… por ir en bicicleta bajando Portales.

Criminal en Portales, esta mañana. Los viandantes, aterrorizados.

Es hora de que los ciclistas urbanos nos unamos todos contra la ejecución de esta medida unilateral por parte del Ayuntamiento de impedir circular por la calle Portales en sentido Oeste-Este. La calle Portales es el eje más importante de comunicación ciclista de la ciudad, que con el uso y costumbre se ha reafirmado como imprescindible para una eficaz movilidad sostenible. Su muy baja conflictividad y una notable convivencia demostrada entre peatones, ciclistas, y carga-descarga merece un trato más favorable para la bicicleta que inhabilitar la vía más importante para la movilidad por medios no motorizados en el centro de la ciudad.

El Ayuntamiento de Logroño durante esta legislatura ha venido jactándose de su voluntad de fomentar la bicicleta como medio de transporte en multitud de declaraciones para, a un mes de la elecciones, aplicar una medida absurdamente regresiva contra su uso normalizado en el Casco Antiguo, lo que demuestra claramente su verdadera voluntad en este tiempo.
La Ordenanza de Fomento de la Convivencia Ciudadana (“ordenanza cívica”) en su articulo 13.5 que se logró modificar en marzo del 2013, el Plan de Movilidad Ciclista del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Logroño, los folletos de la campaña CONVIVE del propio Ayuntamiento y los planos de la red ciclista recogen la calle PORTALES como una vía ciclista en ambos sentidos, señalizada como zona compartida con prioridad peatonal.

Además la nueva Ordenanza Municipal de Accesibilidad Universal define a Logroño como “una “ciudad accesible”  que disponga de las soluciones oportunas para adecuar progresivamente sus espacios urbanos (…) con el objetivo final de que toda la ciudadanía pueda disfrutar de un entorno accesible y apto, y a su vez, se mejore el confort y la calidad de vida de toda la población.”

El Ayuntamiento se ha negado reiteradamente a señalizar adecuadamente el flujo ciclista en coexistencia adaptando la señalización al uso cotidiano y, finalmente, ha optado por prohibir la circulación en sentido Oeste-Este, inutilizando la vía ciclista principal de la ciudad y con ella, la mejor oportunidad para la educación y la convivencia en espacio compartido sin conflicto, ya demostrada durante años de ser ejercida en tolerancia.

Por todo ello, te esperamos este Viernes 17 de Abril a las 20:00h en la Plaza del Mercado para mostrar nuestro contundente rechazo a esta medida. Tu bici tiene mucho que aportar. Por el uso compartido de la Calle Portales.

.

¡QUE NADA NI NADIE NOS IMPIDA CONVIVIR A PIE Y EN BICICLETA EN PORTALES!

exc-bicis

Contestación del Ayuntamiento a la queja de un usuario: “Se requeriría profusa señalización vertical para exceptuar a las bicicletas del cumplimiento de determinadas prohibiciones y obligaciones dirigidas al resto del tráfico, para regular las prioridades y obligaciones en el nuevo sentido de circulación pretendido y para advertir al resto de los usuarios de la circulación de bicicletas en sentido contrario.”.  O sea:  ¿esto de Huesca? En Logroño es “imposible”.

Alternativas a Portales para el tráfico ciclista ofrecidas por el Ayuntamiento: Calle Norte. Si no te gusta, rodear todo el casco antiguo por Avda. de Portugal, Miguel Villanueva, Vara de Rey y Muro del Carmen. O al parque. Bicis en el casco antiguo no, coches sí.

IMG_20150409_130059_1

SÍ, SE PUEDE. PERO NO QUIEREN.

11024625_684468761663364_750630631334543459_n

La ciudad como les gusta que sea a los que no quieren bicis … cuyos votos busca esa medida.

¿Tan difícil es?

excepto bicis

Señalización en el eje ciclista Mayor-Alcalá de Madrid

sign_cycles shared with pedestrians

senal-de-zona-residencial-s-28R-102

IMG_20150411_105300

Carta de un ciclista a un policía de Logroño

Hola,
Gracias por tu correo, yo también pensaba escribirte para conocer, como conocedor de la realidad del espacio urbano que como nosotros eres, tu opinión personal sobre el desafortunado procedimiento sancionador que estamos sufriendo los ciclistas de Logroño. No porque estemos nadie en el Colectivo Logroño en Bici en absoluto en desacuerdo con que se desincentiven o incluso se sancionen las conductas inadecuadas, sino por el uso interesado que de la acción generalizada contra los ciclistas se hace. Te envío unas consideraciones personales por si son de tu interés o para que las divulgues entre tus compañeros.

Sigue leyendo

La normalidad y la normativa. Ejemplos de la reivindicación ciclista urbana para ciudadanía consciente.

Este es un artículo para animar a la gente nueva a conocer el trabajo de Logroño en Bici:

P1540144

La posición de Logroño en Bici siempre ha sido la de conseguir la normalización, no sólo la adecuada normativización (en términos de reconocimiento adecuado de derechos y obligaciones) de la bici en la ciudad. Generando cultura y concienciación para lograr una ciudad más habitable, amable, segura y tranquila a través del respeto mutuo entre distintos medios de transporte (incluido caminar). Recuperando espacio en la calzada y mejorando las relaciones en el espacio público. Poniendo en valor al ciclista y su esfuerzo (a riesgo muchas veces de su propia integridad física) por mejorar la ciudad. Por vivir ya la ciudad como quisiéramos que fuera.

La reciente campaña del Ayuntamiento de Logroño sancionará indiscriminadamente a aquellos ciclistas que circulen por las aceras.

¿Es igual un bulevar a las 4 de la mañana que Muro de Cervantes en San Mateo? ¿Bretón de los Herreros que una rotonda en hora punta de salida de un centro comercial? ¿Una persona mayor que un chaval haciendo el macarra?

¿No debería incluir el régimen sancionador a los ciclistas que incumplan la norma un criterio de proporcionalidad, como en cualquier país europeo de nuestro entorno?

https://ciclojuristas.wordpress.com/2014/07/15/el-regimen-sancionador-para-los-ciclistas/ciclojuristas

En Logroño en Bici pensamos que el lugar natural de las bicis es la calzada, aunque por las peculiaridades de nuestro vehículo, contamos con la posibilidad de coexistir pacíficamente con cualquier otro medio. Pero para ello se ha de intervenir en la ciudad y poner los recursos necesarios para garantizar la seguridad y la convivencia entre usuarios. La solución, desde luego, no pasa por la construcción indiscriminada de acera-bici.

Un dilema es que, a menudo, la aplicación inflexible y estricta de la norma genera problemas mayores que aquellos que el espíritu de la ley pretende regular. Se da la paradoja de que en ocasiones, con normas desfasadas e inadaptadas a la realidad, precisamente contravenirlas es lo que resulta fiel a aquello que el espíritu de la norma pretendía garantizar. Como en muchas situaciones en las que la seguridad de los ciclistas en tráfico urbano depende de normativas que no están hechas pensando en ellos.

Sin entrar en consideraciones entre legalidad y legitimidad, o incluso acerca del deber moral de la desobediencia civil, reivindicaciones históricas de los colectivos ciclistas, perfectamente normalizadas en otros países, en el nuestro entran aún plenamente en el terreno de lo prohibido y sancionable. Máxime cuando cuesta tanto que las normativas de nuestro país tomen en cuenta a los ciclistas como usuarios de la vía con una presencia creciente en la ciudad, con nuestras propias necesidades y características, pese a los denodados esfuerzos de activistas de criterio, colectivos, asociaciones, coordinadoras de grupos, redes de ciudades, organismos públicos y privados

Algunos ejemplos cotidianos:

Sin ir más lejos, la acostumbrada maniobra ciclista de seguridad de colocarse, cuando sea posible, delante de la hilera de coches para salir en un semáforo en rojo, que trajo en los años 80 la normalización de las ahora progresivamente habituales “zonas adelantadas de parada” o “adelantabicis”,IMG_0158 implica un adelantamiento por la derecha cuando el “embudo” de entrada no está señalizado horizontalmente, y una expuesta maniobra en los ángulos muertos de los automóviles a la espera. En nuestra ciudad, unas pocas de estas zonas se colocaron experimentalmente, pero ni se mantienen ni se educa en su uso (nadie se ha molestado en desarrollar campaña alguna en explicar a los automovilistas su uso). Con un tamaño inferior al normal y con señalización un tanto “particular” (ilegal) , estas zonas están funcionando bien: se respetan cada vez más y vienen ofreciendo seguridad a ciclistas (y a menudo a motoristas, si bien a éstos no les está estrictamente permitido usarlas) y haciendo más fluido el tráfico en las salidas, reduciendo las arrancadas y frenazos de los automóviles y reduciendo con ello la agresividad motorizada, el nivel de emisiones y ruidos, y por tanto, la violencia vial en general.

Otros notorios ejemplos de fronteras normativas por las que pedalear los tenemos en:

semáforo bicis zgz

Semáforos ámbar para ciciclistas en cruces semafóricos peatonales en el Paseo Independencia de Zaragoza

Peleando por cosas como ésta estamos con nuestras bicis cada día. ¿Quieres ser de Logroño en Bici para impulsar la bici en Logroño con nosotras?

Escríbenos a ciudadanabicicleta@gmail.com y te pondremos en nuestra lista de correo para que puedas estar al tanto de nuestras noticias.

Puedes estar al día también en nuestra página de facebook y encontrar más información para ponerte en contacto aquí, en nuestro blog.

EXCLUSIVA – El colectivo Logroño en Bici otorga al Ayuntamiento de Logroño el Premio Ciudad Mundial del Coche 2015 y sucesivos

Coincidiendo con la reciente campaña de “extremación de sanciones a los ciclistas”, el Colectivo Logroño en Bici hace un reconocimiento a la encomiable labor del Concejal de Seguridad Ciudadana de Logroño, en la defensa de la convivencia y promoción del vehículo más marginado y vulnerable en nuestra ciudad: el automóvil privado.

P1550107

Este importante galardón cierra un ciclo en el que la presión de extremistas ciclistas y caminantes radicales habían llevado a una situación insostenible el crecimiento del uso del automóvil, imprescindible para la recuperación económica en nuestra Comunidad. La evidente intención atropelladora de familias y ancianos por parte de las bicicletas hacía imprescindible una enérgica acción de gobierno contra estos criminales, convertidos en el principal peligro público de nuestra primorosa ciudad.

Numerosas demandas ciudadanas recibidas en los últimos meses por parte de conductores, indignados con el peligro que supone para la circulación la invasión de bicicletas y peatones en espacio que bien podría ser destinado a la construcción de más carreteras, han forzado al valiente concejal a tomar estas encomiables medidas de re-educación.

“El coche es imprescindible, TODOS lo usamos. No se trata de criminalizar a nadie.” ha declarado el concejal en su espacio semanal de radio en la cadena RES. Una vez transmitida la educación necesaria a todos los ciclistas, ya era hora de poner multas más altas que lo que cuestan sus desgraciadas bicicletas. Gracias a las decididas acciones del teniente alcalde, Logroño en Bici ya está recibiendo reportes de ciclistas que dejan de usar la bicicleta para volver al incomparablemente más cívico automóvil, así como constataciones del palpable incremento de la merecida agresividad hacia ese vehículo de piojosos que no tienen para comprarse un carro o una buena moto como Dios manda.

Todos los demócratas apoyamos las acciones del concejal y su(s) nuevo(s) Jefe(s) de Orden Público en aras de la convivencia, reclamamos más agentes para su estricto cumplimento, y esperamos que la fiel ciudadanía sepa agradecerlo con su voto, en este crucial momento de amenaza populista del populacho a la verdadera y única legitimidad Popular.

En justa reciprocidad por este reconocimiento, el concejal anuncia la próxima imposición al Colectivo Logroño en Bici de la Medalla de la Virgen de la Esperanza de más Oro y la condecoración Cruz del Ciudadano Logroñés con distintivo gualda, que impone este Ayuntamiento, a lo que se unirá la concesión de aún más abultadas subvenciones a este solidario club de usuarios de la bici de Logroño.

La corporación municipal y en especial su alcaldesa, confían en el declive imparable de los medios no motorizados y están dispuestas a impulsarlo con el objeto de hacer una ciudad más solvente, más próspera, más veloz y más accesible en coche a todas partes. Por ello, los concejales de Inseguridad Ciudadana, Medio Ambiente/Crecimiento Sostenido y Movilidad Participativa anuncian el inmediato desarrollo transversal en los medios habituales de una Estrategia Integral de Promoción del Motor y el Automóvil En Todos sus Ámbitos, con importantes medidas que se concretarán en el futuro cercano 2042-2048, y serán presentadas en el Foro Participativo Sin Participación Ciudadana de Valladolid 2015 para solaz de la corporación con un vino español en el Círculo Logroñés. Entre las 47 ó 132 nuevas medidas presentadas destacan:

  • Una novedosa Campaña de peatones de cartón con los que hacer prácticas de atropello a distintas velocidades, aunque asegurándonos de que sea siempre debidamente sobre el límite legal establecido.
  • Además, una fiel distribuidora local ofrecerá bicicletas con las que practicar en doble y triple fila escolar de todo-terrenos el derribo de ciclistas en las instalaciones del Parque Infantil de Tráfico y se le premiará por ello con unos contratillos. “Se trata de otro magnífico ejemplo de la colaboración público-privada desarrollada en nuestra ciudad”, ha destacado el portavoz municipal.
  • En armoniosa consonancia con la Política Municipal de Opacidad, cualquier documentación requerida podrá ser denegada a cualquier ciudadano que la solicite a través de la Oficina Virtual Municipal o en los canales digitales de participación ciudadana previo pago en Logroño App Store.

Este importante reconocimiento abre el camino para un próximo galardón Premio Español a la Insostenibilidad a la ciudad de Logroño entregado por algún miembro no imputado de la Casa Real.

P1550117

Instrumentación avanzada usada en Logroño para la campaña de verificación del límite de velocidad

Apoyan la entrega de este premio, y por ello serán invitados VIP a la ceremonia de entrega, que tendrá lugar en la próxima gala La Ciudad Sin Mi Bici en Riojafórum:

  • Federación de asociaciones de Vecinos Fachas Solamente.
  • Movimiento Peatonal por el Odio y la Intolerancia.
  • Gobierno del PePé de La Rioja. Del PePé. Por el PePé. Para el PePé.
  • Centro Español de Acceso a la Enseñanza Católica en Todo Terreno.
  • Asociación de Pequeños Comerciantes y Hosteleros Con Mi Coche hasta La Puerta o Nada – Asociación Española de Beneficiados por el Centro Comercial.
  • Asociación de la Prensa Subvencionada Democrática Española (APDSE)
  • Coordinadora ciudadana por la doble fila “Aparco donde me sale de los huevos”.
  • Asociación Riojana de Fabricantes de Asfaltos y Rotondas.
  • Plataforma Motorizada de Mamporreros del PePé.
  • Consejo Social Filatélico y Numismático del Sobre sin Cerrar.
  • Confederación Española de Entidades Bancarias rescatadas sin ánimo de lucro.
  • Deutsche Autolieben und Nationalische Assotiation.

Además, el actual gobierno del Ayuntamiento de Logroño puntúa alto el los siguientes accésit a prestigiosos certámenes, dotados con unos milloncejos de euros donados por constructores para reformar la sede del partido:

  • Mejor Brazo Político Policial y Mejor Selección Pública de personal.
  • Capital Europea de la Represión. Mejor acción de gobierno contra el libertinaje político y social.
  • Campaña del Botellón Institucional Riojano Mejor Joven y Borracho que Emigrar o Luchar.
  • Juegos Olímpicos Ciudad Europea del Recorte 2016.
  • Mejor Censura y amenazas a activistas cuando no hay cámaras. Mejor Manipulación Mediática.
  • Mejor recorte de derechos civiles, políticos y sociales – Asociación por la Promoción de las Ordenanzas (In)Cívicas-PePOE.
  • Capitalidad Española de la Gastrorrestauración en contra del Espacio Público 2006.
  • Mejor Entidad Local privatizadora de servicios públicos, educación y sanidad, entregada por la Federación Española de Municipios de Derechas (FEMD).

Cerramos con estas declaraciones de Celeitariano Sáinz García, admirador ferviente de la corporación en teléfonos del lector, foros de internet y espacios radiofónicos en cuanto tuvo constancia del premio:

Nota: Aunque pueda parecer lo contrario, este artículo no es un extracto del periódico público municipal “De Buena Fuente” ni de la revista “Comunidad”, la revista de todos los riojanos.

Desafortunadamente, en contraposición a este artículo satírico, las declaraciones del concejal son reales y las condiciones descritas, escalofriantemente fieles a la realidad punto por punto. El aumento de la agresividad hacia los ciclistas y la vuelta al coche ya se dejan sentir en las calles de nuestra ciudad. ¡Gran trabajo, Gobierno Municipal!

P1550086

Campaña del concejal de seguridad ciudadana para criminalizar a los ciclistas de Logroño (III)

multa

Ésta es la legislatura en que menos se ha intervenido para mejorar la ciudad… y en la que, por contra, más autopromoción mediática y declaraciones de intenciones vacías se han realizado.

El único logro aparente de esta legislatura para la ciudad, y en el que pueden estar depositadas las esperanzas de la lamentable gestión de la movilidad por medios sostenibles en Logroño, es el desarrollo del endeble Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), cuyas recomendaciones, por supuesto, no van por esta línea desincentivadora y represiva, sino que entran en abierta contradicción con ella.

Resulta especialmente desalentadora la adopción de esta campaña de persecución de los ciclistas inmediatamente después de aceptarse la constitución (incluida en el PMUS) de un FORO POR LA BICICLETA, un órgano de encuentro, deliberación y debate entre diferentes instancias interesadas en promover la movilidad en bici, que el Colectivo Logroño en Bici venía reivindicando largamente y se encarga de impulsar.

Se trata del fracaso absoluto de la política de gestión integral de la movilidad: no hay más que ver cada día las dobles filas, la invasión constante de esquinas y aceras, las carreras de coches nocturnas, las cifras del alarmante número de atropellos POR AUTOMÓVILES, la falta de atención a las demandas de acceso ciclopeatonal a los centros de trabajo (otra promesa electoral incumplida)… y por si fuera poco, ahora, la criminalización de los ciclistas.

Esto sucede en una ciudad sin Oficina de Movilidad, sin un Plan Director de la Bicicleta, sin Ordenanza Municipal de Bicicletas, donde ni siquiera puede conseguirse un plano de vías ciclistas en su Oficina de Turismo… Pero en la que todos los departamentos se autodenominan como muy “Sostenibles” o muy “Accesibles” o muy “Smart”. Vivimos en una ciudad con un potencial magnífico para la movilidad por otros medios que sin embargo, actualmente va en estos temas muchos años por detrás de las de nuestro entorno. Una ciudad nominalmente en la Red de Ciudades por la Bicicleta y que pese a que el mismo concejal que ahora impulsa estas sanciones aprobara en pleno el manifiesto de ciudades en contra de la imposición del casco obligatorio en los recorridos urbanos, obliga incoherentemente a utilizarlo en su formación y desarrolla confusas campañas casquistas. Aunque ya sabemos que cuando interesa, se puede decir una cosa aquí, y defender en Madrid justo la contraria… Claro: mejor curarse en salud ante posibles demandas por responsabilidad política que fomentar la seguridad en números pacificando el tráfico y generando antipatía entre los automovilistas, que tendrían por ello que modificar sus hábitos. Cuestión de votos. ¿Qué quieren los ultras del Teléfono del Lector? Pues vamos a dárselo…

Para lo que sí ha habido tiempo y dinero es para ridículas campañas de comunicación con la red clientelar de asociaciones afines de una línea comunicativa arcaica, cutre, de un mal gusto más que discutible, y sobre todo de un sempiterno tono coercitivo, paternalista, infantilizador, reconviniente, amenazante, policial, y que sólo ejemplifica la verdadera vocación de esta corporación. Pese a sus ingentes operaciones de imagen y autopromoción monopolizando los recursos públicos, sucesivos tics autoritarios lo han venido demostrando en el tiempo una y otra vez: restringir, recortar, prohibir y sancionar… a los más débiles. Autoritarismo e imagen de mano dura para tiempos de cambio, ahora que se permiten funcionar a careta quitada. En contra de toda Convivencia que dicen fomentar, como los que antes les precedieron, con sus “cívicas” ordenanzas, y ahora con multas y sanciones.

cazaalciclsita2014

Desincentivar el uso de la bicicleta para que todo siga igual

No creemos que estas retrógradas actuaciones, insertas en el presente clima represivo de restricción de derechos sociales y libertades democráticas, vayan a impedir el desarrollo imparable de la necesidad de caminar hacia el uso de medios más sostenibles que el coche, aunque no cabe duda de que, si no actuamos, con estos incentivos mucha gente se lo pensará dos veces antes de ni siquiera intentarlo.

Es la ciudad vista desde el sillón, no desde el sillín. Pretender disciplinar a los de las bicis sin ser capaces de utilizarlas ellos mismos a diario. Basta preguntar cuántos políticos y técnicos municipales con responsabilidades en estas cuestiones eligen en nuestra ciudad a diario la bicicleta como su medio de transporte para obtener una esclarecedora visión del problema.

Sin duda, la amenaza de estas medidas, el sometimiento a la arbitrariedad policial (¿quién determina exactamente qué es algo tan vago jurídicamente como “comportarse indebidamente en el tráfico”? -sólo el criterio inapelable del agente-). O la inseguridad de si se estará incumpliendo la norma voluntaria o involuntariamente, a menudo por falta de recursos y con la intención de preservar la propia integridad, dadas las condiciones de ordenación del tráfico en la ciudad…

Desde luego muchos ciclistas no tenemos ningún problema en bajarnos de la bici cuando sea necesario – pues su facilidad para convertirnos en un peatón más es una de las genialidades de nuestro vehículo y clave de su fluidez en itinerarios urbanos-. Pero con una red de vías ciclistas que a pesar de su obligatoriedad normativa resulta inoperante, inconexa, disfuncional, de tramos sueltos con accesibilidad a menudo ni considerada técnicamente, y en su mayoría construida sobre las aceras, ahora nos veremos expuestos a no sólo no poder mantener la fluidez funcional de nuestro medio de transporte, sino a poder ser denunciados y sancionados en cualquier tramo de entrada o salida o intervalo intermedio… por estar invadiendo la acera.

En coherencia con sus nuevas disposiciones, ¿se verá el Ayuntamiento obligado ahora a trasladar todos los aparcabicis, puestos de alquiler de bicicleta pública, y aceras-bici a la calzada?

En su afán desmedido por mostrar mano dura con los ciclistas recalcitrantes, Miguel Sáinz se permite crear un registro de infractores (una auténtica “lista negra”) o incluso ir más allá de las propias normas de rango superior: en el código de circulación se establece que el uso de elementos reflectantes en la vestimenta en horas nocturnas es obligatorio en vías interurbanas. Recordad: El chaleco reflectante del Titanic no es obligatorio en ciudad.

 

No cabe duda de que esta restrictiva medida municipal que extrema la aplicación inflexible del antiguo Código de Circulación (a punto de derogarse) desanimará a muchos ciclistas nuevos, actuales y potenciales a atreverse a circular con sus bicis bajo la amenaza de sanción. Más aún en los tiempos que corren, de dificultades económicas para la mayoría de la población, en los que las desorbitadas sanciones resultarán a menudo mayores que el propio valor económico de sus vehículos.

¿Por qué tantos ciclistas de Logroño circulan por las aceras? Porque alguien les ha enseñado a hacerlo.

(pero esto será tema para un próximo artículo gráfico)

 

Logroño en Bici-Ecologistas en Acción y la Coordinadora en Defensa de la Bicicleta, ConBici, continuarán con su labor de informar, educar y defender a los usuarios de bicicleta en la ciudad y con su labor de promover una mejor ciudad ciclopeatonal.

Esta batalla se está dando en muchas ciudades, y en muchas se han conseguido victorias ya. (pincha en la foto y lo verás):

PedaleaHISTORIA26092014_EFFECTS1

Campaña del concejal de seguridad ciudadana para criminalizar a los ciclistas de Logroño (II)

represión bici

Desde el colectivo Logroño en Bici no ponemos en cuestión la legalidad de la persecución de las infracciones de la norma. Otra cosa sería hablar de para quién y por quién están hechas las normativas, y del escaso interés institucional por adecuarlas a realidades cambiantes, al uso cotidiano y a las necesidades ciudadanas actuales y para el futuro. Sobre qué a quién se persigue… y sobre qué y a quién no. Lo que pretendemos es llamar la atención sobre el origen de los problemas y sobre por qué desde el Ayuntamiento se adoptan este tipo de “soluciones”.

La responsabilidad última de nuestro desenvolvimiento en el espacio público es personal, y cada persona, utilice el medio que utilice, se comportará de manera considerada y respetuosa… o no, respondiendo a una multitud de factores. Independientemente de si va en coche o en moto, a pie o en bicicleta, de si circula por la calzada, por una vía ciclista o por la acera, se producen comportamientos responsables e irresponsables por parte de los usuarios de todos los medios.

En Logroño en Bici lo repetimos incansablemente, aunque parezca una verdad de perogrullo: Más importante aún que POR DÓNDE se circula, es CÓMO se circula. Por más que el dónde también sea importante, y que esté (bien o mal) regulado, y haya por fuerza que cumplirlo. E intentar cambiar lo que no funciona.

 

Nuestra opción es recuperar la calle

Nuestra opción es recuperar la calle para las personas, circular principalmente por la calzada, pues cada bici ayuda a pacificar el tráfico, a generar seguridad en número y a acostumbrar a los usuarios de medios motorizados a la coexistencia sin conflictividad con las personas en bicicleta. Algo que los ciclistas conscientes ejercemos con nuestro simple ejemplo, esfuerzo y riesgo cotidianos. Nuestro modelo de transformación social genera una ciudad más amable, habitable, tranquila y segura.

Esa es la razón por la que entendemos y compartimos el enfado de los peatones, (pues cada ciclista es en sí mismo un peatón en potencia, con una visión de la ciudad semejante) al constatar la degradación creciente del espacio público, al contemplar consternados durante años como casi todas las actuaciones se acometían contra el ya de por sí reducido espacio peatonal para no tocar la supremacía de la insoportable hipermovilidad motorizada que asfixia la ciudad. El conflicto (entre los más vulnerables, entre los de abajo) estaba servido.

La batalla por la bicicleta en la ciudad es necesariamente la misma que la que reivindica toda mejora peatonal. La defensa del espacio público ciclista es desde siempre la defensa del espacio público peatonal (y viceversa). Por eso Logroño en Bici apoyó el Manifiesto La acera es peatonal, por ejemplo.

Entendemos lógicamente la preocupación y la confusión de los nuevos ciclistas, o aquellos que quisieran serlo, pues convivimos con ella a diario. Después de años de asociar en exclusiva la movilidad en bici al carril-bici (no a las vías ciclistas, que debieran ser más cosas), ahora las instituciones municipales intentan por la única vía que saben aplicar bien, desde la herencia política del autoritarismo predemocrático español, por la vía coactiva de la sanción, insertarles por la fuerza de nuevo en las carreteras, pero sin cambiar las carreteras. Sin una red ciclista funcional. Sin prácticamente intervenir sobre el viario. Sin cambiar nada en la ciudad.

Con unos concejales de “movilidad sostenible” que declaran que “no pueden construirse más vías ciclistas porque quitarían espacio a los coches”, que en sus únicas intervenciones hasta la fecha construyen más kilómetros de aceras-bici y otros de “seguridad ciudadana” que amparándose en un ser “en exceso transigentes” (sic) y aduciendo haber ya realizado previamente la educación necesaria, con unos cursos anecdóticos de formación pobre e improvisada que encasquetaron a la Policía Local, (y para los que por supuesto no se contó con los colectivos de usuarios a pesar de haber iniciado nosotros los programas), asegurando cifras de participación más que cuestionables, ahora lanzan bajo amenaza de sanción por la vía autoritaria a los ciclistas noveles a la calzada. Dirán que se han visto obligados, que no tenían más opción que hacerlo. Es su manera de abordar el problema que ellos mismos crearon y siguen alimentando.

¿Ciudad 30? ¿Supermanzanas? ¿Bikeability? ¿Qué es eso? No les interesa.

(continuará)

cazaalciclsita2014

Campaña del concejal de seguridad ciudadana para criminalizar a los ciclistas de Logroño (I)

ballon girl ticket banksy

En un gesto insultantemente electoralista, el concejal de seguridad ciudadana de Logroño, Miguel Ángel Sáinz, anuncia que se “extremarán las sanciones a ciclistas” de la ciudad, cediendo así a las insistentes presiones de su bolsa de votantes más intolerantes que aún ven la bicicleta como un estorbo o una molestia en la ciudad.

Así, a través de sus represivas medidas el Ayuntamiento sitúa a Logroño en la misma línea de los ayuntamientos ultrareaccionarios al estilo de la Valencia de Rita Barberá (recordemos su abusiva política de sanciones) o las absurdas medidas impuestas por el Ayuntamiento de Zaragoza que tanta polémica generaron recientemente y que la contestación de miles de ciclistas en las calles obligó a revertir. Logroño se aleja por tanto, pese a las retóricas declaraciones políticas, de la línea de trabajo de municipios que aún con gobierno derechista, han demostrado buenas prácticas en la mejora de la ciudad hacia la imprescindible sostenibilidad. Como la vecina Vitoria-Gasteiz, sin ir más lejos.

Un problema complejo y multicausal

El gobierno del Partido Popular anuncia ahora sanciones desproporcionadas tras haber sido según sus propias declaraciones “excesivamente tolerante con los ciclistas”. Nada sería de extrañar que se persiga a quien incumpliera las normas si no esto no sucediera tras años de expulsar a los ciclistas a las aceras, años de no tomar en consideración ni generar respeto por los usuarios de bicicletas, años de prácticamente no intervenir en el viario para lograr la imprescindible coexistencia entre medios en el ecosistema urbano. Años de desatender mayormente al creciente número de ciclistas urbanos noveles, lógicamente desorientados, desinformados, faltos de recursos y asustados por el estado del tráfico. Años de asociar la movilidad en bicicleta al carril-bici (más bien acera-bici), años de fomentar nefastas infraestructuras, casi siempre en contra del peatón, herencia directa del pelotazo urbanístico que causaron en legislaturas anteriores. Años de denostar a las organizaciones de usuarios independientes como Logroño en Bici.

Años de, en vez de demostrar sensibilidad y tolerancia, a través de su desidia, prepotencia e inmovilismo, dedicarse a fomentar la inquina entre peatones y ciclistas, años de secuestrar la participación, años perdidos de inacción. Ahora, tenemos un problema. Un problema que desde el Ayuntamiento se han encargado de alimentar, presentando sistemáticamente la bicicleta como un conflicto y enfrentando a los medios más vulnerables entre sí: peatones y ciclistas, que por definición debieran ser aliados naturales en la ciudad, para de este modo desviar la atención de su inacción sobre la verdadera fuente de peligro, de insostenibilidad ambiental y de conflicto en la ciudad: su entrega casi absoluta a las leyes del automóvil privado, al uso y abuso del coche.

Criminalizar ahora a los ciclistas urbanos, culparles ahora a través de la sanción administrativa por la vía policial del fracaso de las negligentes planificaciones municipales, parece ser una medida fácilmente digerible y aplaudida por el público más reaccionario y desinformado.

Ahora, hartos de pagar justos por pecadores y de que sistemáticamente se nos presente a los ciclistas urbanos habituales como peligrosos, irrespetuosos e irresponsables, y ahora puestos en el punto de mira por el morbo del habitual tratamiento de la información en los medios, contemplamos la cobardía moral de culpar fácilmente a los más vulnerables (quien lo dude no tiene más que consultar las alarmantes cifras de atropellos a peatones Y ciclistas) para así no tener que exigir responsabilidades a quien origina los problemas desde arriba.

Aunque recuerde, Sr. Sáinz: Nosotros también votamos.

(continuará)

represión bici