Posts Tagged ‘oportunidad’

Por otro modelo de ciudad en el Plan de Movilidad – Bici-Crítica de Julio

La ciudad de Logroño se juega mucho este verano. El Plan de Movilidad Urbana Sostenible ha concluido su fase de diagnóstico y la ronda de propuestas antes de redactar el proyecto en los dos próximos meses, que será aprobado inicialmente en el Pleno municipal de Septiembre.

DOCU_RIOJA

Miembros de Logroño en Bici han participado exhaustivamente en las escasas vías de participación ciudadana ofrecidas. Logroño en Bici lleva años reclamando la creación de un Foro Ciudadano por la Movilidad Sostenible como, por ejemplo, el de Zaragoza (2004). Si en el caso de Vitoria-Gasteiz el proceso participativo duró DOS AÑOS de encuentros de su Foro Ciudadano por la Movilidad Sostenible, con cientos de horas de reuniones entre los sectores interesados que condujeros a un Pacto Ciudadano por la Movilidad Sostenible con un importante consenso entre los sectores implicados…
en Logroño el proceso participativo público se ha despachado con DOS HORAS de talleres por cada sector (Movilidad Peatonal, Movilidad Ciclista,  Tráfico y Estacionamientos, Transporte Público) y la web genérica.

Habrá otros pocos talleres más postpuestos a Septiembre, cuando el plan ya esté redactado, y se echa de menos una campaña de sensibilización y de presentación a la ciudadanía, más que a las instituciones, pues el Plan está hasta el momento pasando de puntillas, en contraste con la promoción de la “Ciudad Inteligente” con la que debiería relacionarse,  con sus importantes intereses económicos detrás.

Existen dudas fundadas sobre la intención y decisión de llevar a cabo el Plan. Como la directiva europea sobre Transporte público que obliga a sacar este plan a marchas forzadas antes de fin de año para no perder una importante subvención al interés empresarial del transporte urbano y metropolitano local. Como los ejemplos cercanos donde planes como éste nunca se ejecutaron (como en Pamplona, redactado por la misma empresa que el de Logroño, 240.000€ de dinero público que fueron al cajón). Como la desfachatez de las declaraciones del Concejal de Movilidad,  Ángel Sáinz Yangüela, que afirmaba en la presentación del Plan “no pienso tomar ninguna medida que suponga algún coste político”.

Aún estamos a tiempo de intervenir y de consegir un Plan de Movilidad Sostenible para Logroño como la ciudad se merece.

ciclistas y peatones pueden convivir sin conflicto en un casco antiguo ciclopeatonal

Amenazas pesan sobre el Plan aún no redactado, como el cortoplacismo de la clase política y sus intereses electorales frente al respeto al interés general en nuestra escasa cultura democrática. Como la coartada perfecta de la falta de dinero por las políticas de recortes y la austeridad acabando con cualquier inversión pública. O como el proceso activo de demolición del Estado social por parte de la ideología económica neoliberal. Pero sobre todo, pesa la falta en nuestros responsables políticos de visión de ciudad, de audacia y decisión política para llevar a cabo una transformación de Logroño en la realidad.

También hay retos y expectativas. Será la ciudad de Logroño, pero seremos sobre todo sus habitantes, los que aprovechemos o perdamos esta oportunidad. Y los que debemos velar porque se lleve a cabo.

Acude a la Bici-Crítica, este viernes 05 de Julio, a las 20h. en la Plaza del Mercado de Logroño

¿Qué es un Plan de Movilidad Urbana Sostenible?

Un Plan de Movilidad Urbana Sostenible debe tratar de trata de mejorar la ciudad en su conjunto, no sólo es una cuestión de tráfico. Se trata de pensar qué modelo de ciudad queremos y cómo queremos movernos, relacionarnos y vivir.

¿Queremos una ciudad más habitable, más tranquila, más amable, con calles con menos ruidos, menos humos, con más espacio para las personas? ¿Una movilidad más sostenible ambiental y energéticamente? ¿O queremos seguir potenciando el modelo actual, basado en el petróleo, la ineficacia energética, vivir dependiendo del coche y la insostenibilidad económica, ecológica y social?

En este escenario actual de crisis económica, ecológica y social, en un contexto de cambio climático provocado por la actividad humana, con el horizonte cercano de la inevitable transición energética derivada del agotamiento de los combustibles fósiles, es cuando los planificadores deben tomar acciones, más que los acostumbrados discursos huecos, operaciones de imagen y declaraciones de intenciones.

Logroño desde monte cantabria

Foto: Juan Carlos Fernández

Logroño se enfrenta a una magnífica oportunidad y cuenta con un enorme potencial para ello. Por sus condiciones climáticas, orografía, tamaño y ordenación urbana reúne condiciones para poder ser un referente en estas cuestiones. Se trata de una riqueza de la ciudad, una oportunidad económica más limpia, un importante recurso que hay que poner en valor y que podría constituir una seña de identidad de la ciudad en relación a otras, de referente de calidad de vida y de contemporaneidad.

Poder ser un referente… ¿o poder haber sido?.

Desgraciadamente hoy por hoy estamos años por detrás de cualquier ciudad de nuestro entorno en este ámbito. No hablemos ya en relación a ciudades europeas avanzadas en este campo. No hablemos en cuanto a desfase tecnológico en técnicas de movilidad, aplicando aquí sin considerar las características locales los sistemas desfasados en otros lugares tiempo atrás (como el segregacionismo ciclista en aceras o los carriles-bici…) frente a las tecnologías actuales.

Como casi siempre sólo miramos lo más cercano, algunos ejemplos: Vitoria-Gasteiz (2006), Zaragoza (2007), San Sebastián-Donostia (2007), Pamplona (2008), Burgos (2005) y hasta Soria (2009) cuentan con planificaciones importantes y la mayoría de ellas han acometido decididas actuaciones en pro de revertir, o cuando menos reducir, la tendencia del insostenible modelo actual basado en la ineficiencia energética y el abuso del automóvil privado .

Pero para ello son necesarias ambición política y técnica por parte de los planificadores y las administraciones, dotar de recursos a las medidas propuestas y garantizar su cumplimiento, y más aún, saber transmitir y comunicar adecuadamente a la población los beneficios de este plan.

Es un cambio que afecta para bien la vida cotidiana de los ciudadanos y que debe pretender una transformación en profundidad de la ciudad. Como en su día con las peatonalizaciones, que recibieron una feroz oposición por parte de los sectores más ultras, y cuyo valor comercial ahora nadie discute ni quiere entregar.
Lo mismo que se aprecia la diferencia entre la calidad del espacio público en zonas del casco antiguo y la ciudad construida en el exterior para vivir con el coche, al calor del pelotazo inmobiliario y la especulación urbanística.

Porque el espacio público, fundamental en estas cuestiones y ausente en el Plan, no es el sitio en la calle, sino LO QUE SUCEDE EN LA CALLE…

Logroño desde el aire noche

Será la ciudad de Logroño, pero seremos sobre todo sus habitantes, los que aprovechemos o perdamos esta oportunidad.