Posts Tagged ‘participación ciudadana’

La negligencia municipal pretende convertir las “áreas pacificadas” del PMUS en calles para la doble fila con simples ensanchamientos de acera.

Si algún contenido interesante alberga el (no por ser de mínimos menos incumplido) Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño (PMUS) 2013-2025 son las 16 “áreas pacificadas” previstas en él, que el gobierno municipal del PP pretende despachar ahora con el ensanchamiento de acera en unas pocas calles. La inclusión de estas áreas pacificadas era la medida más prometedora en un Plan redactado a toda prisa con el único propósito de optar en el límite de plazo a la adjudicación de subvenciones al oligopolio empresarial del transporte urbano para las que era requisito. Este Plan fue fruto en gran medida de las aportaciones de colectivos ciudadanos con una visión contemporánea del urbanismo y la movilidad en colaboración con el personal técnico externo que lo elaboró durante 2012-2013, con gran perplejidad ante el inaudito obstruccionismo técnico municipal que afirmaba con prepotencia que el Plan era innecesario por ser Logroño ya “una ciudad perfectamente ordenada”.

En azul, las “áreas pacificadas” aprobadas para Logroño, hacia un modelo de ciudad 30 en “superislas” o “supermanzanas”. Cualquier parecido con la realidad de las actuaciones ejecutadas es mera coincidencia.

Los tres niveles de jerarquía viaria en los que se organiza la movilidad sostenible de una ciudad son claros, aunque a menudo los responsables políticos los pierdan deliberadamente de vista para, condenándonos a toda la ciudadanía a un modelo de ciudad atrasado, preservar los privilegios del coche para así no tener que afrontar las resistencias iniciales a los cambios por una ciudad mejor. Cobardía política, negligencia técnica y un partido de gobierno con su bolsa principal de votantes en una población reaccionaria y envejecida se alían para la no rendición de cuentas y para demostrar que, pese a su palabrería constante por la sostenibilidad, el derecho a la ciudad para ellos es lo de menos. Clientelismo, privatizaciones, y preservación de sus sillones técnicos, funcionariales y políticos por encima de todo. Impunidad, corrupción y consecución de votos y carreras políticas en otras esferas a costa de la ciudad.

Tres niveles de pacificación del tráfico para la ciudad sostenible:

A grandes rasgos, podemos dividir la ciudad en tres tipologías caracterizadas por su velocidad / densidad de tráfico o grado de pacificación:

  1. Viario principal, vías preferentes (VP) y “calles de pasar”. Límite de velocidad genérico 50Km/h, 40Km/h en el interior del casco urbano de Logroño y restricción de circulación a vehículos pesados (>12t).  Como norma general, en el sistema de movilidad de una ciudad moderna bien diseñada el tráfico de paso no la atraviesa, sino que se hace permear hacia el exterior (desautoxicación de la ciudad). En Logroño sucede justo al revés, abundante densidad de tráfico de paso por el mismo centro, con los ejes Vara de Rey-Avenida de la Paz, y Murrieta-Gran Vía-Jorge Vigón. En el viario principal, la velocidad y peligrosidad del tráfico obliga a que la movilidad ciclista deba ser protegida, en una combinación de técnicas con espacios segregados protegidos (carril-bici) preferentemente unidireccionales,  o bien en los casos más tranquilos en coexistencia vehicular (ciclo-carriles CC30 en calzada), conformando una red básica de vías ciclistas interconectadas (radiales y anulares) que conecte los principales centros de atracción de viajes, centro y barrios de la ciudad. No todo es infraestructura, ni la movilidad en bici se aprende en las autoescuelas. La capacitación específica de los nuevos ciclistas para aprender a moverse por la ciudad ha de ir de la mano de una buena red de vías que invite al cambio modal de poder usar la bici con seguridad. Está demostrado que el desarrollo de buena infraestructura potencia el uso y atrae a más personas para la transición entre medios de transporte. Si resulta fácil y seguro moverse en bici, más gente deja el coche en casa.  “Construidlas y vendrán”.

    Red de itinerarios ciclistas de Valencia. ¿Una ciudad con el grado de motorización de Valencia puede hacerlo, pero Logroño no? ¿Por qué? ¿Por quiénes?

  2. Mallado secundario en retícula. Viario de distribución. Calles de sentido único y circulación mayormente residencial. Análogamente, las calles de sentido único se organizan en circuitos que permeen el tráfico hacia el exterior, hacia el viario principal, y no sirvan como atajos. Terreno ideal para el calmado de tráfico implementando  ciclocalles y Zonas 30 (que NO son sólo una limitación a 30Km/h, sino que implican prioridad ciclopeatonal). En Logroño desde la Unidad de Movilidad se niegan a introducir ambas, lo cual se enmascara con simples límites de velocidad, que nadie hace cumplir, en unas pocas calles. Que nada estorbe al coche y a la sempiterna doble fila, caiga quien caiga.
  3. Cascos antiguos, calles de plataforma única y/o de acceso motorizado restringido (las intencionalmente mal denominadas “peatonales”, en las que sí que entran coches), calles residenciales a 20Km/h (señal azul S-28), calles tranquilas o “calles de estar”. Estas son las “áreas pacificadas” que deberían evolucionar hacia un modelo urbanístico de supermanzanas que recupere el espacio urbano para la vida: grupos de calles tranquilas ciclopeatonales rodeadas por “calles de pasar”. Los lugares del interior de las supermanzanas son eminentemente estanciales, relacionales, lúdicos, pacificados, ciclopeatonales en ambas direcciones y donde el coche sea un mero invitado (con acceso motorizado restringido a residentes, carga y descarga comercial, servicios, emergencias). Calles recuperadas para la vida, calles para la gente frente a la motorización.

Previsiblemente, el “área pacificada A” de Logroño ni siquiera tendrá Zonas 30, tan sólo límite de velocidad a 30 (no es lo mismo) en Ramírez de Velasco. Los vecinos pedían su peatonalización para proteger los centros en la zona (escolares, sanitarios, de mayores) y por continuidad urbanística entre la plaza y el parque. Aunque estaba seleccionada en los presupuestos participativos, del Distrito Oeste, el PP sólo ha hecho caso a los que pedían más coches en la calle.

Sin embargo, aterrizamos en la sórdida realidad de las escasas ejecuciones realizadas por el malgobierno urbanístico de nuestra ciudad, siempre sordo y ciego a las aportaciones de cualquiera de los habitantes que no sean de su cuerda, cuando no directamente hostil y reaccionario ante las organizaciones ciudadanas que no se presten a plegarse al clientelismo adulador que hacen aparecer en los medios controlados y manipulados por ellos con el dinero público de todos como recompensa por lamer las almorranas del poder. En el caso del “área pacificada A”, proyecto estrella en movilidad del gobierno del PP esta legislatura, esto incluye despreciar las peticiones de las asociaciones de vecinos del Distrito Oeste en los presupuestos participativos (esos que se vuelven a convocar ahora), de la FAPA sobre entornos escolares, todas y cada una de las de Logroño en Bici – Ecologistas en Acción (que presentamos un documento con  propuestas de mejora frente al actual con tres niveles diferentes de intervención que fueron desatendidas sin respuesta alguna) y las recomendaciones de la Agrupación de Urbanistas del COAR. El área pacificada A será la única que se ejecute… aunque a medias. El PP sólo hace caso a aquellos que piden más estacionamiento y más coches en la calle. La reforma de la Plaza de México en la que arrasaron con el arbolado, vinculada a la venta de terrenos con el soterramiento del ferrocarril, la sacaron a licitación con casi 5 veces más presupuesto que la única área pacificada que van a cumplir. La mega-rotonda de Vara de Rey por si misma, se lleva más que el presupuesto estimado para dar cumplimiento a todos los programas del PMUS de Logroño hasta 2025 según la memoria económica del Plan. Frente a sus discursos vacíos, la asignación presupuestaria es la verdadera prueba del nueve del grado de interés real de este gobierno por la transformación de la ciudad hacia la sostenibilidad ambiental: ninguno.

Reduciendo las intervenciones urbanísticas que habrían de transformar la ciudad a simples ensanchamientos de aceras en unas pocas calles, los políticos del tráfico y ciertos técnicos incapaces se alían para despachar las “áreas pacificadas” del PMUS de Logroño (un instrumento de planificación incómodo para ellos, que en el fondo nunca tuvieron intención alguna de cumplir) con la apariencia de vías renovadas (el año que viene hay elecciones) pero que sin embargo no cambian en nada los usos de la calle o que incluso, paradójicamente, generan el efecto contrario de fomentar el abuso del automóvil privado y la doble fila permanente. El bombo mediático se encarga después de llamar a esto “pacificación”.

Las recién inauguradas “nuevas e importantes actuaciones en la calle Cigüeña”… garantizando la doble fila. ¿Es esto pacificación del tráfico o una operación mediática?  La Universidad sigue sin contar con vías de acceso ciclopeatonales seguras ni con un Plan de Transporte a la Universidad, aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos, reclamado varias veces en Pleno municipal y otros órganos ciudadanos, previsto para 2015… e igualmente incumplido. El concejal, Francisco Iglesias, dice que si la Universidad quiere un Plan de Transporte… que se lo hagan ellos, que si es por él, la ciudad no va a poner un duro. Menos mal que además de él mismo, sólo otras 7,000 personas trabajan o estudian allí.

 

Calle Milicias con tramos en sentido opuesto ¿Fluidez ciclista o invitación a subir la bici a la acera? Todas las propuestas de organizaciones de usuarios como Logroño en Bici son desatendidas.

La “nueva” calle Milicias. El reparto espacial sigue siendo predominantemente motorizado. No se contempla la movilidad ciclista ni como ciclocalle, ni como ciclo-carril. Límite de velocidad 40km/h. Más espacio para terrazas. Bravo.

Esto NO es ni de lejos un área pacificada. Calle Villamediana. Cambiar aparcamientos en batería por en línea para garantizar la doble fila permanente para los establecimientos de precocinados en las inmediaciones. Da igual que haya un colegio cerca. Nueva hazaña municipal: ensanchar la acera para que se vea baldosa nueva y que parezca que se hace algo, que el año que viene hay elecciones.

Desplazando el eje de la calzada 1m se ensancha la acera medio metro… y cambiando el aparcamiento en batería a en línea, se hace sitio para la doble fila, incrementando uno de los mayores riesgos de seguridad para el tráfico ciclista, que en nada tienen en cuenta. Pintar un círculo y un monigote en el suelo no constituye una Zona 30, ni una Ciclocalle, mucho menos un área pacificada. ¿Áreas pacificadas o negligencia motorizada institucional? This is Logroño, Cuca Gamarra “I am with you”.

“Vallas de encauzamiento peatonal modelo Logroño” (sic). Dificultar los tránsitos peatonales para garantizar la pista de velocidad vallada para el coche. Para el Ayuntamiento, los accidentes son culpa de los peatones, que cruzan por donde quieren, no de la mala infraestructura, ni del abuso del coche ni del exceso de velocidad. Logroño, el modelo anti-Pontevedra. Siempre para atrás en urbanismo y movilidad ciclista y peatonal.

 

 

En 2015, ante las demandas ciudadanas por los incumplimientos del PMUS, ya lo anunciaron actuaciones en todas estas calles… ¿Dónde están?

 

El contorno del “Área pacificada J” prevista para el barrio de San José, donde deberían haberse recuperado las calles para la vida en ellas. Pero los barrios más humildes sólo tienen derecho al coche y a la violencia vial. El año que viene, en las elecciones, lo volverán a prometer una vez más, para acto seguido volverlo a incumplir.

 

Anuncios

Participación ciudadana secuestrada. Nace muerto el Foro de la Bicicleta.

Del concejal de Movilidad Sostenible Angel Sáinz Yangüela, autor de los míticos “Lo digo y lo reitero: no pienso tomar ninguna medida que pueda desincentivar el uso del automóvil privado” (Ateneo Riojano, 26Feb2015)  y “No pienso tomar ni una sola medida que pueda suponer algún coste político” (PMUS, 2013) llega ahora…. ¡tachaaan!: el secuestro del Foro Por la Bicicleta de Logroño.

Un Foro promovido por Logroño en Bici que nace muerto ante un nuevo secuestro de la participación ciudadana (y van muchos ya) por parte del concejal teóricamente encargado de facilitarla y convertirla en hechos, acostumbrado al ejercicio del gobierno como un cheque en blanco y al clientelismo de asociaciones dóciles hipotecadas por la subvención. Un Foro transmutado en una nueva operación de imagen pre-electoral en la que lo que menos importa parece ser su contenido, sino su difusión masiva a la caza de votantes crédulos y el sostenimiento en el cargo (que no la sostenibilidad ambiental).

Hoy se presenta a bombo y platillo por la maquinaria mediática a sueldo del régimen, un Foro que nace sin una propuesta acordada de objetivos, componentes o funcionamiento, vaciado de contenido al pervertirse la propuesta de Logroño en Bici por parte del Ayuntamiento e imponer la suya propia, en un nuevo gesto autoritario que recuerda  demasiado a los tiempos predemocráticos de los que este gobierno es heredero político directo.

El Foro de la Bicicleta nace muerto. En vez de un espacio de reflexión, debate, un laboratorio de ideas sobre la bicicleta en la ciudad, un territorio fértil que sirviera de punto de encuentro entre ámbitos diversos con responsabilidad o interés en el tema, tendremos… una pamema funcionarial dominada por los colaboradores leales del poder que impiden que nada se mueva. En vez de un espacio para la promoción de la bicicleta en la ciudad, que desmontara tópicos, prejuicios e ideas preconcebidas a través del intercambio de opiniones y puntos de vista, un órgano ciudadano que enriqueciera el debate, en vez de la ilusión y voluntarismo de los agentes activos que ya trabajan por la bicicleta en la ciudad propuestos por los colectivos ciudadanos, tendremos… la legitimación del inmovilismo y la prepotencia, una simulación en diferido de democracia para lucimiento del equipo de gobierno y sus acciones unilaterales.

¿Servir a la ciudad o servirse de ella con el único objeto de mantenerse en el sillón otros cuatro años? Otros cuatro años más perdidos para la ciudad de Logroño como estos últimos, que son en los que menos se ha intervenido en la ciudad en materia de sostenibilidad pero que por contra, más declaraciones huecas, amenazas de multas y represión,  campañas absurdas, medidas rimbombantes y apariciones mediáticas han generado. “Lavado verde” para sostener todo como está.

El mecanismo es simple: Los ciudadanos podrán hacer sus propuestas, pero el Ayuntamiento las cambiará de arriba a abajo y hará lo que le dé la gana con ellas (normalmente justo lo contrario), bancándose en que la idea procede de los ciudadanos y utlizándola para legitimarse en su malgobierno.

El malgobierno

Todo intento de acción institucional desde lo social se estrella contra el muro del PP y su concepto de participación ciudadana: un mero trámite que desconoce la corresponsabilidad, porque será secuestrado después, escenificado con tontos útiles, subordinados directos paralizados o adeptos al régimen requeridos a última hora, personificado en una nefasta figura con un cargo tan largo que parece un título, tan nobiliario como innobles sus acciones, el del Concejal Teniente Alcalde Delegado de Movilidad, Transporte y Participación Ciudadana, D. Ángel Sáinz Yangüela.

malgobierno

Una ciudad tiene gobernantes que no se merece, si su pueblo no pelea por ella.

01-john-lennon

El mundo al revés: Primero hacer infraestructuras… estudiar la movilidad para la que se necesitaban después.

La alcaldesa de Logroño alardea así, ya en año pre-electoral, del “consenso” del Régimen en torno al motorista y lamentable Plan de Infraestructuras 2013-2025:

http://www.larioja.com/logrono/201410/21/valdegastea-conectara-yague-traves-20141021131328.html

plan-infraestructuras-2

Mapas con muchos colorines venden muy bien – pocas intervenciones…

carril harry potter

…y para llevar a esto. ¿¿Por qué los ciclistas irán por las aceras??

Lo cierto es que el exiguo y eminentemente cochista Plan de Infraestructuras, completamente desconectado del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, no incluye actuationes orientadas a la movilidad por medios sostenibles, sino que, basándose en contruir más megarotondas y alguna pasarela, se emplea en aumentar aún más la capacidad de las vías para el automóvil, o intentar salvar torpemente las barrerras que ese mismo diseño de la ciudad genera (como en su día denunció el Colegio Oficial de Arquitectos de la Rioja)
 .
Esta incomprensible situación, muestra del desinterés municipal, surge porque el diagnóstico de las necesidades de la ciudad con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible SE HACE DESPUÉS DE LA APROBACIÓN DE LAS INFRAESTRUCTURAS para el mismo periodo. Primero se aprueba qué se quiere construir (y previsiblemente, por quíén) y después nos ponemos a hablar de qué es lo que la ciudad en realidad necesita. O a darle a lo ya decidido un barniz de sostenibilidad con intervenciones mínimas mientras se  sigue, igual que siempre, apoyando la insostenibilidad – circulatoria, energética, ambiental, o social. Y haciendo funcionar su negocio de economía suicida neoliberal por más que se constate a qué situación nos conduce a la inmensa mayoría de la población o a nuestras condiciones de vida.
 .
Más allá de disquisiciones técnicas y proliferación de más y más rotondas, las necesidades reales expuestas por la creciente demanda ciudadana como la protección de las personas que se desplazan por medios sostenibles a los centros de trabajo del polígono Cantabria nuevamente se obvian: directamente ni se contemplan en el Plan, se eluden competencias administrativas o el esfuerzo de coordinación entre las mismas, o se remite a horizontes impracticables y lejanísimos como ya denunciamos en su día.
1 coche 42 plegables

42 bicicletas plegables en el espacio que ocupa UN solo coche

Lo más absurdo es que todas estas planificaciones (Plan de Infraestructuras, PMUS, PGU, Plan Estratégico 2020, Plan de Eficiencia Energética, Smart City… se encuentran absolutamente descoordinadas y desconectadas entre sí, y cuando a pesar de las declaraciones retóricas persiguen objetivos contrapuestos como en este caso, constituyen una aterradora evidencia de que, en año pre-electoral, su principal propósito parece ser el autobombo de la rentablización mediática hacia la galería de votantes zombies, aterrados ante la posibilidad de cualquier cambio en el régimen caciquil actual.
 .
Presentado así en los espacios en medios comprados por el establishment, todo parece indicar que no vivamos en Logroño sino en Jauja, con planificaciones que son bicocas ejecutadas por eficientes gestores al servicio de la ciudadanía.  Cuando la “oposición” que forma parte del mismo tinglado en abierta crisis política de déficit democrático no muestra su abierta satisfacción y “consenso” coincidente en una desfasada visión desarrollista para la ciudad. O bien un mero retrato idéntico sólo que en negativo de la misma realidad, pero enzarzado en los mismos procedimientos y curso de acción.
consejo "social" de Logroño

A base de dar jabón al Consejo Social (¿¿social??) se intenta colar un plan que pasó de puntillas, sin apenas información ni debate público, por la vieja máxima de los partidos del Régimen por la cual, si no hay protesta, inferir que todos nos apoyan y por lo tanto “hay consenso” y paz social. Y con unos cauces de “participación ciudadana” meramente nominales,  si hay protesta da lo mismo, como vamos constatando una vez tras otra estos últimos años. Se reprime  la voz de la calle, se acalla a rodillo la disidencia, se alardea de “procesos participativos”, se recortan los derechos civiles y se siguen intercambiando sobres.

 .
¿Creen que la ciudadanía es idiota, o será que de verdad lo somos o lo hemos estado siendo durante demasiado tiempo?
Ya va siendo hora de salir de la inacción fruto de la pasividad, de romper el silencio resultante del individualismo, la complacencia o el miedo.
 .

Logroño en Bici somos personas que luchamos uniéndonos para cambiar a mejor la ciudad, lucha con nosotras.

Ciclistas de cartón, coches reales. Ciclistas reales, políticos sordos.

La aparición el último mes de ciclistas de cartón por las calles de Logroño sobre triciclos del parque infantil de tráfico resulta una magnífica metáfora de las relaciones con la ciudad de este ayuntamiento.

Si bien la campaña tiene el aspecto positivo de intentar actuar en el lugar donde se genera la peligrosidad del tráfico: en la calzada por la entrega de la ciudad a la arrolladora omnipresencia del automóvil privado, en realidad para lo que esta campaña de imagen infantilizadora sirve es para, desviando la atención, seguir sin actuar sobre el trasfondo de la ordenación de la ciudad. Como tristemente demuestra el alarmante incremento del número de atropellos, por más que los responsables en la materia lo intenten maquillar o distraer. En su lugar se culpa a las víctimas, ciclistas (¡irresponsables!, generadores de conflictos) o a las personas mayores (¡que es que pasan distraídos! y necesitan vigilantes voluntarios). ¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

ciclistas de cartón 2014

Esta nueva campaña de la que el colectivo de ciclistas urbanos de la ciudad recibe conocimiento oficial cuando ya ha comenzado, corre el riesgo de quedarse en una nueva operación de imagen municipal, de alcance más que discutible y coste desproporcionado, que resulta estremecedoramente esclarecedora cuando se pone en su contexto:

  • Se tienen que buscar ciclistas de cartón o apoyos en las peñas ciclistas deportivas mientras, en el actual clima institucional de degradación democrática, se intentan marginar la voces ciudadanas críticas (de ciudadanía de carne y hueso, no de cartón) del colectivo ciclista urbano, en la línea de la ya tristemente acostumbrada criminalización autoritaria de la protesta. Si no les damos jabón, entonces somos unos antisistema.
  • Las Ordenanzas Municipales de lugares de referencia para la movilidad sostenible como Barcelona ya recogían en el año 2001 la impracticabilidad de lograr una separación de 1,5m en ciudad. Desde entonces, esta ordenanza ha sido modificada y ampliada otras dos veces. Sin embargo Logroño aterriza ahora, ¡en 2014!… en sentido contrario. ¿No puede hacerse algo mejor que  limitarse a pedir una ejecución estricta de esta medida del código de circulación, pensada para los ciclistas en carreteras? La separación de 1,5m resulta a menudo impracticable en ciudad; el propósito se alcanzaría si en realidad se ejecutasen otras medidas reales y posibles (urbanísticas, de regulación, de gestión de la movilidad) que protejan al ciclista en viales urbanos. Y NO estamos hablando de carril-bici.
  • El concepto de participación del gobierno municipal consiste en solicitar apoyo a sus campañas unilaterales una vez que éstas han comenzado.  La desfachatez acostumbrada del “vernos para hacernos una foto”, sin sonrojo alguno. Confundir participación con servilismo a su corrupta red clientelar de favores mutuos.
  • El Ayuntamiento de Logroño, en su lugar, planifica eliminar vías ciclistas compartidas,  construye más peligroso carril-bici aunque sea a título testimonial (se acercan elecciones) y vuelve a expulsar a los ciclistas enviándolos a las aceras en sus nuevas planificaciones (como en el proyecto para la Glorieta del Dr. Zubía)
  • Los políticos locales en el gobierno apoyan contradictoriamente medidas como la declaración municipal en contra del casco obligatorio en todos los recorridos urbanos, para hacerlo obligatorio en sus actividades y, acto seguido, en Madrid defender todo lo contrario, apoyando la involutiva nueva Ley de Tráfico, que retrotrae la paupérrima ordenación española de la movilidad ciclista otros treinta años al pasado según la Federación Ciclista Europea. Y nos lo van a vender como un gran avance.
  • Mientras el Ayuntamiento de Logroño dedica miles de euros de dinero público a sacar ciclistas de cartón a la calle, el movimiento social de ciclistas urbanos de Logroño (de carne y hueso), Logroño en Bici, ve desatendidas sus demandas de que el Ayuntamiento acondicione un local de su propiedad del que es responsable, donde poder desarrollar sus actividades de forma mínimamente digna. Actividades como el Punto de Autorreparación de Bicicletas, de desde hace 4 años lleva prestando servicio libre y abierto a los usuarios de bicicletas en la ciudad.
1.5m de respeto

Estas campañas son positivas, pero están pensadas para los ciclistas de carretera… y desde luego no son nada nuevo

 

Por el contrario, propuestas ciclistas:

  • Los ciclistas de Logroño reclamamos nuestro derecho democrático a participar en el diseño de las medidas que nos afectan, que nuestro punto de vista sea escuchado y nuestras necesidades tenidas en cuenta por alguien competente que las entienda y las pueda compartir (porque se mueva en bicicleta). No sólo a “hacernos la foto” aprovechada con el concejal de turno y a ser manipulados por la maquinaria mediática pública y privada puesta a su servicio.
  • La aplicación de conceptos como la “ciudad 30” o el de la promoción de calles de plataforma única, conquistados en el nuevo reglamento de circulación, han de llevarse a término cuanto antes, más allá de las dos o tres calles señalizadas simbólicamente como zonas pacificadas, que siempre lo fueron de facto y de nuevas peatonalizaciones donde no se toma en cuenta el tráfico ciclista. La receta es sencilla: Más espacio para las formas de transporte sostenible, andar, bicicleta y transporte público, menos para el coche.
  • Dar prioridad a la circulación de bicicletas en calles de un sólo carril, recoger en la normativa municipal, no en un consejo en un folleto, el derecho a circular por el centro del carril cuando las circunstancias lo aconsejen. Como ya lo hacen desde hace años muchas grandes ciudades gobernadas por el mismo partido que Logroño.
  • Fomentar el tráfico compartido en coexistencia, sin alentar la imagen de la bicicleta como conflicto o peligro. Aplicación de la modificación de la Ordenanza Cívica señalizando correctamente el tráfico ciclista bidireccional. Compartición de espacios y promoción del modelo de ciudad ciclista y peatonal que ha de ser el mismo.
  • Desincentivar activamente el uso el coche en el centro de la ciudad, empezando los responsables municipales ellos mismos por dar ejemplo.
  • Cumplimiento decidido de la ejecución de las propuestas desarrolladas en el PMUS de Logroño (las ciclistas y de pacificación puedes descargarlas aquí), en los plazos correctos y con la dotación presupuestaria necesaria, no sólo medidas testimoniales y puntuales cara a las elecciones, sino una transformación en profundidad buscando el bien común para la ciudad y las gentes que la habitamos.

 

Movilidad Sosteniendo (el modelo actual) – Bici-Crítica de Mayo

El Ayuntamiento de Logroño retira la prioridad a los ciclistas en las aceras-bici de la ciudad.

Vaya descubrimiento: Los ciclistas (y hasta los motoristas) también somos peatones. A veces parece que se olvida que la gente en bicicleta somos sólo eso, personas circulando sobre un endeble armazón en la vorágine circulatoria de la ciudad.

Ahora, los mismos que mandaron a los ciclistas a las aceras, los mismos que al calor del pelotazo urbanístico creaban “recorridos perimetrales” y “kilómetros de carriles bici” concéntricos al Alcampo por las dos aceras…
-Siempre sin consultar ni escuchar a los usuarios ni a los colectivos en los que se agrupan, en el mejor de los casos convidados de piedra en medidas decididas unilateralmente por ellos para cuya foto querían y quieren que fuéramos a figurar-.

Chapuza en Carril Bici

…Ahora, esos mismos, dicen que la era de los carriles bici ha pasado. Ojalá. ¿Pero, por qué lo dicen ahora? ¿Para hacer por fin algo mejor? Porque herramientas y soluciones técnicas, hay. ¿Para proteger y promover de una vez otro modelo de movilidad y de ciudad no basado en el abuso del coche? ¿Señales al fin de que algo está empezando a cambiar?

¿O se hace para con la excusa de la crisis que ellos mismos han creado y nos hacen pagar no hacer nada en su lugar, para volver a ir hacia atrás? ¿Es más oportunismo, más imprevisión, más ceguera, más populismo burdo para contentar a sus sectores más retrógrados? ¿Para desviar la atención de asuntos más importantes? ¿Para rentabilizar polémicas que ellos mismos se encargan de alimentar? (la última, la de la anti-bici “Ley Seguí” de la DGT y el gobierno central).

Habrá quien diga que las aceras-bici son conflictivas, que los peatones están enfadados… y tienen razón. Pero, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

  • Primero fueron contra los peatones, sustrayendo de su cada vez menguante espacio en la ciudad las intervenciones que se hacían, para instaurar el miedo obligatorio en los nuevos ciclistas encerrados en ratoneras exclusivas y enfrentarles a los viandantes, sus semejantes y aliado natural. “Las bicicletas son peligrosas”. Para no tocar la calzada. Para “encajar” las bicicletas. Para no abordar cambios profundos, para en el fondo no hacer nada.
    Conceptos como Espacio Público parecen desconocerse en esta ciudad. Aquí al lado, en Vitoria, tienen una concejalía específica al respecto. Pero no hay más que ver su Plan de Movilidad (que lleva en marcha desde el 2006) y las expectativas para el nuestro.
  • Ahora van contra los ciclistas, en lugar de promoverles y protegerles, dificultando las conquistas arrebatadas, sin escuchar a nadie, usuarios, técnicos u organizaciones…. Apropiándose del lenguaje para desvirtuarlo y vaciarlo de contenido. Como en tantas cosas más.
    ¿Movilidad Sostenible? ¿Qué movilidad sostenible? Lo que pretenden es “Movilidad Sosteniendo”, sosteniendo el insostenible modelo económico y energético actual.
  • ¿Y lo más importante?

En el colectivo Logroño en Bici-Ecologistas en Acción no somos partidarios de la circulación por aceras; lo que venimos reclamando siempre con nuestra actividad en un cambio de modelo urbanístico y de movilidad.
Sí estamos por el respeto y por la convivencia sin mayores problemas, por la protección de los más débiles en la calle y por el necesario cambio modal. Simple justicia ambiental y social.

Ahora que tratan de restar legitimidad a los ciclistas en el poco espacio conseguido para seguir sin intervenir en lo fundamental. Ahora que se demuestra la futilidad de absurdas vías segregadas, hechas obligatorias eso sí, ahora convertidas en inoperantes: aceras con circulación de bicis permitida y obligada, herramienta desfasada técnicamente, por más que en algunos puntos tenga su utilidad. Hay alternativas mucho más eficaces en una ciudad pequeña y con relativamente baja conflictividad como la planificación en Espacio Compartido. Ejemplos de alguna pequeña actuación tenemos en Logroño:

espacio compartido logroño

Más allá de la enésima declaración de intenciones, más allá de las eternas promesas “inmediatas” incumplidas, más allá de la perversión del lenguaje para vaciarlo de contenido, del enormemente cínico ejercicio de gatopardismo para no afectar al icono del modelo de consumo, económico, político y social. Que todo (parezca que) cambie para que todo siga como está.
Bien sea por incompetencia, por desconocimiento, por prepotencia o por inacción, en la legislatura más nefasta de los últimos años para la movilidad en la ciudad de Logroño, desde el Ayuntamiento todo parece remitirse a sobrecargar de expectativas un Plan de Movilidad Urbano Sostenible que, bien por experiencias cercanas previas, bien por el sesgo ideológico de la empresa adjudicataria, se prevee de corto alcance y más que dudosa ejecución posterior.

¿Participación ciudadana, dicen? Para nosotros, la gente común que dicen representar, ahogados en recortes, privatizaciones, paro, precariedad e injusticia, ya sabemos la receta del régimen desde su impunidad: que os den, aquí mando yo. Y si os movéis, temblad, que ya sabéis lo que os espera: alarmante represión, a niveles desconocidos desde los tiempos de la dictadura.

Pero eso sí, volved dentro de unos años a votar.

O no:

asamblea logroño logo

Acude a la Bici-Crítica, este viernes 3 de Mayo a las 20h. en la Plaza del Mercado de Logroño.

(antes de que la prohíban también)