Posts Tagged ‘plan de movilidad’

El PP anuncia que no cumplirá los organismos técnicos para desarrollar el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño esta legislatura.

Hoy hemos conocido la noticia de que la vecina Pamplona ha aprobado por ordenanza convertirse en Ciudad 30, reduciendo su límite genérico de velocidad a 30km/h salvo excepciones localizadas y con ello anteponiendo la seguridad vial, la calidad ambiental y el valor del espacio público a los excesos de la motorización abusiva.

Simultáneamente, por contra, recientemente el gobierno municipal de Logroño anunciaba que tampoco en esta legislatura dará cumplimiento a la creación de los organismos técnicos previstos para desarrollar el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño (PMUS 2013-2025) aprobados por unanimidad de los grupos políticos y representantes de la ciudad. Se trata del Observatorio de Movilidad (PR49 OM2 M2) encargado de la recogida de datos y la elaboración de proyectos, el Foro de Movilidad Sostenible (PR50 OM3 M1) ambos previstos en el horizonte a corto plazo del PMUS (antes de 2015)  y también del importante Centro Municipal de Movilidad del horizonte a medio plazo (PR48 OM1 M1, desde 2016), que debiera promover el cambio de paradigma modal en movilidad y servir de puente e intercambio de información con la ciudadanía. Organismos equivalentes operan desde hace años en las principales capitales de nuestro entorno cercano que sí que hacen una apuesta real por una movilidad sostenible.

Estos incumplimientos de las planificaciones aprobadas impunemente cronificados en Logroño contrastan con las engañosas cifras emitidas constantemente por el gabinete de prensa del consitorio, con afirmaciones sin rubor (ni constatación alguna) del tipo “el 82% de los programas [indistintamente] del PMUS ya se han cumplido o INICIADO”. Esta grosera afirmación recoge por ejemplo la colocación de pegatinas en tan sólo 3 calles de acceso motorizado restringido para habilitar el doble sentido ciclista (habilitación prevista en todas las de su tipo como medida inicial de arranque del Plan), o el pago a empresas de publicidad para que coloquen unos papelitos de advertencia en los parabrisas para así evitar multar a los infractores por la demencial extensión de la doble fila y el estacionamiento ilegal tolerados en nuestra ciudad (el coche como derecho fundamental inaleniable, no sea que nos quite votos). Pero junto a las jactanciosas inconcreciones del gobierno contrastan de bulto flagrantes omisiones de responsabilidad como el hecho de que a día de hoy, Logroño sigue sin contar con un Plan de Transporte a la Universidad PR38 CA2 (=>conflicto por el traslado del IES Sagasta y la eternamente demorada peatonalización del Campus, más barata que la “casa del cuento”), un Plan de Transporte al Hospital PR39 CA3 (=> conflicto por la privatización de los estacionamientos) o un Plan de Transporte a los centros de Trabajo PR37 CA1 (=> seguir sin accesos ciclopeatonales seguros a los polígonos industriales), medidas todas ellas contempladas en el PMUS que deberían estar ya en funcionamiento o desarrollándose, pero cuya puesta en marcha siempre es eludida o desconsiderada ante la primera dificultad por el gobierno municipal del PP, pese a las insistentes reclamaciones de distintas organizaciones y agentes sociales ciudadanos.

.



Cuando se toma en consideración que UNA SOLA (para esto siempre hay dinero) GRAN INFRAESTRUCTURA MOTORIZADA, auténtica barrera urbanística que amplía el ya infame (por cochista) Plan de Infraestructuras PICL 2011 SUPERA EN ASIGNACIÓN PRESUPUESTARIA al presupuesto estimado para dar cumplimiento A TODOS LOS PROGRAMAS DE MOVILIDAD SOSTENIBLE del PMUS HASTA 2025, resulta revelador de las prioridades del gobierno de la ciudad y los grupos que le apoyan (pese a sus contradictorias declaraciones) en su modelo urbanístico, comercial y de movilidad para Logroño: una ciudad para el coche y el hipermercado.



.

Nos referimos al derribo y reconstrucción de la rotonda multinivel de Duques de Nájera-Vara de Rey (7.6M € presupuestados antes de sobrecostes, 7,1M € estimados para dar cumplimiento a todo el PMUS según la consultora financiera a la que el PP encargó su redacción en 2012, ETT (Deloitte), sí, los mismos de las cuentas de Bankia). Sin olvidar el pozo sin fondo que supone todo lo que rodea al faraónico soterramiento del ferrocarril, que cada año estrangula a la ciudad con más y más deuda pública creciente para la que nunca hay objeciones, hipotecándonos durante generaciones y yugulando este año ya el 44% del capítulo de inversiones del Presupuesto municipal para 2018.

Más allá de consideraciones urbanísticas acerca del soterramiento del ferrocarril,  si algo pone de manifiesto el patente atraso histórico que sufrimos en nuestra ciudad respecto a cualquier capital de nuestro entorno cercano en sostenibilidad para la movilidad es la autocomplacencia municipal ante las alarmantes cifras de violencia vial y atropellos que padecemos en Logroño. Una ausencia de visión estratégica en nuestra ciudad que, pese al insultante triunfalismo pepero, resulta evidente para cualquiera que pise sus calles o tenga la necesidad de transitar su viario, ausencia de actuaciones convenientemente suplida con algún ensanchamiento puntual de aceras u orejas en cruces, eso sí, con abundante adorno mediático. Una realidad que no parece contemplarse desde los coches oficiales, despachos y pantallas de ordenador de aquellos con la responsabilidad de adaptar el modelo de urbanismo y movilidad de la ciudad a las necesidades del siglo XXI, pero que sin embargo desde un poco democrático concepto del servicio público que no pasa por la rendición de cuentas, persisten empecinadamente en mantenerla sometida al atraso motorizado como única opción de un pensamiento único dominante hace tiempo trasnochado. Algo funciona mal entre los responsables técnicos y políticos de la movilidad de una ciudad cuando son incapaces ellos mismos de utilizar alternativas distintas a la motorización a la que condenan al resto de sus conciudadanos y entre aquellos que ni siquiera son usuarios de los escasas infraestructuras para los medios alternativos que diseñan tan negligentemente. Algo funciona mal cuando, vergonzante y patéticamente, se permiten rechazar “por falta de solvencia técnica para trabajar en Logroño” a las más importantes agencias de geografía urbana y espacio público del país (autoras de las planificaciones de Vitoria-Gasteiz, o Barcelona, sin ir más lejos), quizás ilusoriamente pretendiendo así enmascarar su propia incompetencia para resolver las cuestiones de hoy que plantea la ciudadanía a la que deberían servir. Ahora que la clamorosa falta de atención a la red ciclista, tras ser de nuevo la propuesta mas votada en los Presupuestos Participativos 2017 (aunque hecha desaparecer por los corruptos círculos afines de los que el poder acostumbra a servirse para imposibilitar una participación ciudadana real), por fin anuncian para 2018 una partida para proyectar el desarrollo de la (hasta ahora inoperante) Red de Vías Ciclistas de Logroño, veremos qué sucede o qué intereses se concitan: si lo son para ayudar a resolver el bloqueo técnico y político que atenaza a Logroño en Movilidad… o mantener a la ciudad secuestrada en él.

.



En el Colectivo Logroño en Bici no olvidamos que cuando la dirección de la (nada sospechosa de avanzada) consultora que se encargó de la redacción del (circunstancial y de mínimos) PMUS de Logroño, ETT – INECO, denunció ya en la presentación del Plan en Diciembre de 2013, que “en 21 planes de movilidad que llevamos realizados por toda España, jamás hemos encontrado tal grado de obstruccionismo técnico como en Logroño”… algo no funciona como debiera. Desde entonces, pese a los intentos de renovación en la cúpula técnica municipal, y una actitud algo menos cínica por parte de algunos de los técnicos más jóvenes y de menor rango,  poco parece haber cambiado en el nudo técnico y político que sigue manteniendo atascada a la ciudad.



.

A estas alturas, la necesidad de acabar con el obstruccionismo y carencia de capacidad técnica de las unidades de Movilidad e Infraestructuras de Logroño resulta más que notoria y patente, solventando sus déficits de personal y actualización en materias de movilidad sostenible y espacio público para así intentar revertir su probado mal desempeño y falta de rendición de cuentas, un desfase técnico que hace tiempo viene trascendiendo los límites de nuestra ciudad, como vienen denunciando diferentes colectivos, medios de comunicación, agentes sociales y numerosos ciudadanos.

Foto: Colectivo Intervención Urbana.

Una ciudad la nuestra que se va quedando más y más atrás respecto a otras cercanas que sí hacen los deberes y cuyos gobiernos sí cumplen las planificaciones que se aprueban. Una ciudad la nuestra que se desangra en atropellos mientras contempla consternada cómo desaprovechan su magnífico potencial e idóneas condiciones (geográficas, climáticas, culturales, urbanísticas, económicas, demográficas…) para salir del insostenible modelo de tráfico actual abordando la transición energética que imponen los retos del agotamiento de los combustibles fósiles y el cambio climático. Una ciudad la nuestra que mejoraría enormemente implementando modelos más eficientes de ciudad para las personas como ya se disfrutan en otros lugares no tan lejanos desde hace décadas.

¿Por qué Logroño no?

Frente al automatismo en el “no-se-puede” permanente de los responsables de la negligencia en Logroño, abundan ejemplos donde todo lo que aquí “no se puede”, ya está hecho. Está todo inventado: Claro que se puede. Por ejemplo, en Pontevedra:

Con la realidad de la calle desmintiendo las cosméticas declaraciones políticas, Logroño es una ciudad que, al contrario de otras que han sabido sortear las dificultades para apostar decididamente por un urbanismo contemporáneo enfocado a las personas y no sólo centrado en sus vehículos, a día de hoy sigue siendo incapaz de hacer permear sus tráficos de paso hacia el exterior desde el centro de la ciudad, persistiendo en un planeamiento de movilidad motorizado más propio del desarrollismo franquista de los años 60 del siglo XX que de un modelo de espacio público de calidad del siglo XXI para una convivencia más amable y unas calles más seguras y habitables. A pesar de la descongestión que supuso la circunvalación (ya sobrepasada por el voraz crecimiento urbanístico de expansión durante los años del pelotazo inmobiliario, donde tampoco se tuvo en cuenta la movilidad sostenible), la ciudad sigue paradójicamente regulada para hacer atravesar el tráfico de sus principales vías de acceso por el centro, un patrón de movilidad desfasado que la condena a continuar siendo una ciudad entregada aún a la motorización abusiva en su mismo núcleo, con los problemas de contaminación, ruidos, calidad del aire, emisiones de gases de efecto invernadero (cambio climático), demenciales costes de conservación y criminales niveles de siniestralidad vial que esto acarrea.

“Desautoxicación” (desintoxicación del ecosistema urbano por el abuso del coche) en Pontevedra en las últimas décadas. En Logroño, ejes como Gran Vía han vuelto a funcionar… al revés, atrayendo tráfico al centro.

 

Mientras poblaciones cercanas como Pamplona – Iruñea identifican acertadamente el exceso de velocidad en su casco urbano como la principal causa de riesgo vial en su estrategia de “Visión Cero” (accidentes), apostando decidamente por el planteamiento de seguridad viaria 8-80 y la Iniciativa Ciudadana Europea Ciudad30  y aprobando ordenanzas que reducen el límite de velocidad genérico en  su casco urbano a 30Km/h (salvo excepciones muy localizadas), los responsables técnicos y políticos del Ayuntamiento de Logroño se llevan las manos a la cabeza y no quieren ni oir hablar de la idea, rechazándola de plano sin argumentos ante cualquier propuesta. Lo mismo que sucedió en su momento con la reducción a 50 en travesías urbanas o al plantear las primeras peatonalizaciones. En una ciudad como la nuestra en las que los técnicos se niegan incluso a habilitar siquiera Zonas 30 (que no es lo mismo que una reducción de velocidad a 30, ya que implica prioridad no motorizada), y las inexplicables preferencias de los dinosaurios que rigen la movilidad en Logroño establecen que siempre se ha de privilegiar el tráfico a motor.  En Logroño ni tan siquiera en las zonas escolares están dispuestos a implementar la medida de reducción de velocidades a 30Km/h. Sacrosanto coche, por encima de todo y de todas las personas, al precio de las vidas que sean.

(PIncha en la señal)

(Pincha en la señal)

(Pincha en la señal para entender porqué los entornos escolares de Logroño necesitan reducir su límite de velocidad)

(Pincha en la señal)

 

A pesar de que sus propias cifras oficiales lo desmienten (en un 89% de los atropellos la responsabilidad fue del conductor),  continúan culpando a los más débiles en las calles (peatones y ciclistas) de la inseguridad vial (es que cruzan mal, molestan al coche), y actuando tan sólo sobre ellos (por ejemplo con el abuso de vallas de encauzamiento = aumento de velocidad motorizada, o con la entrega arbitraria de la formación de los ciclistas a AUTO-escuelas, en vez de introducir métodos apropiados de capacitación para la movilidad ciclista disponibles como el programa 1Bici+ de la Coordinadora ConBici).

Según sus propios datos oficiales, las 2982 personas que sufrieron accidentes en Logroño en 2016, 127 peatones atropellados, otros 72 ciclistas atropellados más (un 40% más que el año anterior, ahora sólo consideradas “colisiones entre vehículos” para que parezcan menos),  517 heridos víctimas de siniestros viales y 4 fallecidos en el último año en Logroño no deben parecerles suficientes a nuestros técnicos y políticos para atenuar su autocomplacencia.

Por un Logroño Ciudad 30. Es posible.

Anuncios

Todos los partidos de Logroño reclaman en Pleno el cumplimiento de programas y medidas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).

En el pasado Pleno municipal del 2 de febrero, 4 partidos (el conjunto de la oposición, mayoritaria) exigieron el cumplimiento de distintos programas y medidas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño (PMUS), aprobado por unanimidad de todos los partidos en 2013. El Partido Popular se sumó votando a favor de las mociones, algo paradójico en tanto en cuanto el gobierno municipal del PP incumple sistemáticamente el Plan en la gran mayoría de sus programas, dotación presupuestaria y plazos previstos.

Esta noticia histórica demuestra el grado de aceptación de las medidas de sostenibilidad que la mayoría de la población reclama e identifica como necesarias, si bien por otro lado resulta descorazonador que su cumplimiento deba exigirse una a una con mociones en Pleno ante la irresponsabilidad y dejación de funciones del gobierno municipal. ¿Cómo se explica esta situación?

Una vez conseguidas las abultadas subvenciones al oligopolio de empresas del transporte urbano colectivo (AULOSA, Jiménez) para las que la redacción de un PMUS antes de 2013 era requisito, el resto del Plan se pone a dormir por el PP, se ignora o se intenta sustituir por planes menores y lo que es peor: se ve desprovisto año tras año de la financiación necesaria y de capacidad técnica actualizada para su desarrollo con la que el Ayuntamiento de Logroño no cuenta y de la que nunca se ha querido dotar para desarrollar el Plan. El resultado es que, mientras otras avanzan, nuestra ciudad de Logroño, atascada en el pozo sin fondo del soterramiento del ferrocarril y en un modelo de ciudad para la motorización, se va convirtiendo en un triste referente en su entorno cercano por lo atrasado de sus políticas de urbanismo, sostenibilidad ambiental y sus carencias hacia la movilidad de las personas, su escandalosa incompetencia técnica que en su entrega a un urbanismo desarrollista estancado en la burbuja inmobiliaria no sabe dar respuesta a las nuevas demandas del espacio público ni a los modos alternativos al coche, persisitiendo en impulsar un insostenible modelo de ciudad cochista pese a las alarmantes cifras de siniestralidad, violencia vial y atropellos que sufrimos sus habitantes.

La puesta en marcha del Plan ya tuvo que ser reclamada con anterioridad en el Pleno municipal de diciembre de 2015, justo al cumplirse dos años de su aprobación, por todos los partidos de la oposición, al igual que sucedía en otras ciudades con gobiernos del PP de probada inclinación hacia el fraude de ley y la corrupción urbanística.

77-pmus

BRUTAL MANIPULACIÓN MEDIÁTICA. INFORMACIÓN FALSA PROPAGADA EN MEDIOS PÚBLICOS, PAGADOS CON DINERO DE TODOS

La escasa o nula (y siempre manipulada) rendición de cuentas y la ausencia de organismos de control político y ciudadano que puedan oponerse al incumplimiento sistemático de programas y medidas, la desatención a los indicadores de evaluación incluidos en el Plan, unidos a la falta de desarrollo de organismos participativos contribuyen a perpetuar esta lamentable situación de incumplimiento impune de las planificaciones por parte de aquellos representantes políticos con responsabilidad directa de llevarlas a cabo (concejalías de Tráfico, F.Francisco Iglesias (PP), de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor (PP), de Desarrollo Urbano Sostenible Pedro Sáez Rojo (PP), de Seguridad Ciudadana, Miguel Sáinz García (PP), y de Participación, Ángel Sáinz Yangüela (PP). Se trata del no por habitual y conocido menos indignante desprecio habitual por el gobierno del PP de las resoluciones mayoritarias o unánimes de los representantes políticos de la ciudad  adoptadas en el Pleno Municipal de Logroño.

Si tan de acuerdo están todos los partidos en que este Plan que aprobaron es beneficioso para el futuro de Logroño… ¿Por qué no lo cumplen? ¿Por qué no apoyan que se financie adecuadamente en sus votaciones de presupuestos, así como que se ejecute con determinación y en su debido tiempo?

Conviene recordar que el PMUS de Logroño, aprobado por unanimidad de todos los partidos en 2013, no es un documento de máximos del que elegir algunas medidas desgranadas al tun-tun. Por contra, como insistía en dejar claro la ingeniería que lo redactó, el PMUS es un plan de mínimos para echar a rodar que debe cumplirse, ampliarse y llevarse más allá. Un plan vivo que se adapte a las necesidades cambiantes y evolucione con la ciudad.

Quizá, pese a las grandes declaraciones, las prioridades de algunos son otras. La preferencia por la ciudad del coche es total. Algo de lo que se toma conciencia al considerar que el dinero comprometido para la re-construcción de la rotonda multinivel y túnel de Vara de Rey con Duques de Nájera supera el presupuesto estimado para completar todos los programas y medidas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño hasta el año 2025.

rotondas-vara-de-rey-c

Más dinero en volver a construir la rotonda multinivel y tunel de Vara de Rey, verdadera barrera urbanística, para sacar más metros de suelo público con el que especular… que lo que cuesta todo el PMUS hasta 2025.

Pese al clamor ciudadano, una prueba más de la ceguera y falta de interés político real del gobierno municipal por la sostenibilidad y el cumplimiento de este Plan es la reacción oficial en forma de campaña mediática ante las alarmanes cifras de atropellos, volviendo a reeditarse las decepcionantes “mesas del tráfico” pre-PMUS (2012) cuando pese a estar previstos para antes de 2015 aún no se han desarrollado o se encuentran inoperativos o desactivados por el gobierno municipal los organismos ciudadana previstos en el PMUS, detallados en los programas:

  • PR48 OM1 – Oficina municipal de Movilidad (atención). – INCUMPLIDA

  • PR49 OM2 – Observatorio de Movilidad de Logroño (datos). – INCUMPLIDO

  • PR50 OM3 – Creación de un Foro permanente de Movilidad Sostenible. – INCUMPLIDO

  • PR22 MC5 – Creación de un Foro por la bicicleta. – DESACTIVADO

  • PR28 DUM3 – Creación de un Foro del transporte urbano de mercancías.IRRESUELTO

Incumplimientos que el Concejal de Tráfico, que ahora rehuye toda responsabilidad en materia de movilidad ciclista (¡que ha traspasado a Medio Ambiente!) afirma no ser “justos ni veraces”. Obras son amores, señor Iglesias. Los datos cantan. Este cumplimiento del PMUS que el concejal de Tráfico afirma “avanzar a pasos de gigante” (sic) se produce, por poner un ejemplo, en materia de red de vías ciclistas de Logroño, a razón de 70m de ACERA-bici construidos en 4 años. Sí, para bochorno de todos, el Ayuntamiento de Logroño vuelve a construir ACERA-BICI bidireccional en 2017 (una técnica desterrada hace años de los manuales de diseño de las principales ciudades). Que parezca que se están haciendo kilómetros de carril-bici. Da igual si sirve para algo o no, o lo que digan los usuarios. ¡¡Llamad a los fotógrafos!! ¡¡Que el gabinete de prensa se asegure de que la noticia sale muchas veces en la prensa afín al régimen!!

Si el PMUS se está ejecutando puntualmente  ¿Dónde están sus logros? ¿Por qué no se ven en Logroño por más que intentan enmascarar con su habitual “que parezca que se hace algo” mediático, sustituyendo programas enteros por medidas singulares y puntuales que pagar a medios de comunicación a su servicio para usar como propaganda exhaustiva con la que bombardear la población desinformada?

Por si todo esto fuera poco, el funcionamiento habitualmente poco democrático de la Comisión de seguimiento del PMUS, desprovista de cualesquiera funciones ejecutivas y ya ni siquiera deliberativas, y convertida hasta ahora por los concejales de “Participación Ciudadana”, Ángel Sáinz Yangüela, y de “Tráfico” (que ya no  Movilidad), Félix Francisco Iglesias, tan solo en una comisión “informativa” de las medidas decididas unilateralmente por su equipo de gobierno, están en la raíz de esta falta de control democrático e impunidad gubernamental. En suma, tal como lo definía Rousseau, la esencia misma del malgobierno.

Luego, cara a los medios, se reclama llevar cualquier cuestión a esta inoperante comisión “para su discusión”. Resulta insultante que se quiera justificar o compensar el no desarrollo en profundidad del Plan de Movilidad Urbana Sostenible con el positivo pero anecdótico ensanchamiento de aceras en un par de calles (Vélez de Guevara, Múgica), y que se presente su desorbitado coste, junto a la inversión en conservación rutinaria de la red viaria, como “obras de seguridad vial”.  La verdadera actuación de seguridad vial para reducir la violencia vial, accidentes y atropellos en Logroño tiene un nombre: cumplimiento del PMUS.

accidente_trafico_circunvalacion_logrono

Foto: nuevecuatrouno

Las ciudades son organismos vivos, y como tales su ecosistema avanza en condiciones similares hacia objetivos similares, por más que sus gestores atiendan o desatiendan (como es el caso de Logroño) las necesidades y demandas evidentes de su poblaciones. Poblaciones que les han elegido para que les hagan vivir mejor. No para que incumplan el mandato popular y lo que se aprueba por unanimidad en sus instituciones. Para eso les pagamos. O eso se supone.

Reclamar el debido, puntual y estricto cumplimiento de estos programas es una cuestión de política de ciudad, no de un partido político concreto (en cualquier caso el PMUS fue aprobado por unanimidad de todos ellos). Es una cuestión elemental de justicia social y ambiental, y un derecho democrático: que los planes que la ciudad reclama para salir de esta insostenible situación, planes por los que tanto hemos trabajado, planes que la ciudad ha encargado, ha pagado y aprobado por unanimidad de sus representantes… se cumplan.

¿Cuántos peatones y ciclistas tienen que morir para que las instituciones cumplan con sus compromisos en Movilidad Sostenible?

bicianimita chile

“Bicicleta blanca” o “bicianimita” en Chile en recuerdo de una víctima de la violencia vial motorizada. ¿Cuántos atropellos tiene que haber para que se cumplan los compromisos en movilidad sostenible?

La muerte de otro ciclista este pasado sábado, un usuario de bicicleta pública en Madrid atropellado por un todo-terreno de lujo con una conductora que se dio a la fuga, el atropello de una pareja en la rotonda de República Argentina con Salustiano Olózaga este viernes noche, un pelotón de ciclistas de carretera arrollado en Galicia hoy mismo con víctimas mortales… son terribles sucesos que vuelven a poner de manifiesto la urgente necesidad de actualizar el insostenible modelo de ciudad en que vivimos. Vuelve a evidenciarse cuánta voluntad política es necesaria para transitar de los fracasados modelos de gestión del Tráfico por los que se sigue apostando  (hasta ahora entendiendo como tal, en el fondo, el motorizado) a otros modelos que den respuesta a las necesidades de Movilidad de la ciudadanía (que no es únicamente “tráfico”), facilitando y priorizando desde la ordenación urbana aquellos medios de desplazamiento más colectivos, tranquilos, sostenibles y orientados al bien común.     (pincha para ver un ejemplo)

 

Desgraciadamente, sólo cuando sucede lo irreparable (y para muchos ni entonces), se ponen en evidencia los niveles de violencia motorizada con los que nos vemos obligados a convivir. No hay estadísticas ni maquillaje de datos  que enmascaren los insoportables niveles de atropellos y accidentalidad vial en nuestras atrasadas e hipermotorizadas ciudades.  Con la inestimable contribución de influyentes sectores (económicos, políticos, empresariales, de asociaciones clientelares…) empeñados en que nada mejore ni cambie en realidad, sin más respuesta a la crisis económica, política, ambiental y a la situación de emergencia social que atravesamos… que la restauración a costa de los más débiles del régimen vigente que nos ha traído hasta aquí. Sectores emperrados en poner el foco sobre que el factor más  peligroso del tráfico en las ciudades lo constituye… ¡la gente en bicicleta! O culpar a los peatones, que es que son muy despistados cruzando… y por eso hay atropellos. Siempre eludiendo lo más obvio: el sinsentido de seguir entregando la ciudad al coche.

 

Todo esto ocurre, claro está, también en Logroño:

(Fuente: nuevecuatrouno – Mapa de atropellos en Logroño)

126 atropellos solo en Logroño reconocidos por el Ayuntamiento el pasado año 2015, dos de ellos mortales. 36 atropellos a peatones hasta la fecha (25 de marzo) en 2016. Los atropellos a ciclistas ya sólo se consideran “colisiones”. Unos datos vergonzosos que el gobierno municipal no mostró durante meses pese a las reiteradas peticiones, pero no pasa nada, porque  en palabras del concejal del ramo, D. Miguel Sáinz García “el índice de atropellos estuvo por debajo del de 2014” ( …¡porque el año anterior hubo 124 atropellos en vez de 126!).  Lo importante debe ser que parezca que descienden, no que se atropelle a más de cien personas al año en Logroño. Atropellos que, en caso de ser a ciclistas, ya sólo son “colisiones con vehículos a motor” en los partes oficiales de SOS Rioja, normalmente la única fuente consistente de información. Más de 1,550 accidentes de tráfico anuales en los (poco fiables e incontrastables) datos oficiales, a falta de una base de datos de siniestralidad como ésta de Zaragoza de la que Logroño carece (y que también está prevista en ese PMUS que no se cumple). Pero para ellos, el peligro en la ciudad lo representamos los ciclistas, “la principal preocupación de los ciudadanos” (sic) en palabras del anterior concejal de Movilidad (!), y es en nosotros sobre los que hay que centrar las campañas, es a la gente que se arriesga y esfuerza a diario por una ciudad más limpia, más tranquila y con menos malos humos y no a la omnipresencia del coche en el centro de la ciudad para todo, es a nosotros ciclistas a quienes hay que sancionar, amonestar, reconvenir, coercer, reeducar y perseguir para solucionar los problemas del tráfico. Los atropellos no se solucionan contra-programando mediáticamente con los mismos vídeos que se anunciaron el año anterior (ver noticia) en idénticas circunstancias, y eso sólo cuando, ante la insistencia y la preocupación ciudadanas, los responsables se ven obligados a hacer públicos tan escalofriantes cifras de siniestralidad.

 

¿Qué hará falta para que Logroño salga del atraso de ser una ciudad para los coches?

 

No nos cansamos de advertirlo, desgraciadamente predicando a menudo en el desierto frente a un muro de incompetencia y prepotencia municipal. Desgraciados sucesos como los atropellos de nuestra “ciudad del motor” ocurren:

  • cuando se sigue creando demanda inducida de tráfico motorizado al centro de la ciudad en vez de potenciar el valor estancial, lúdico, comercial, político de los espacios peatonales. Cuando se vuelve a priorizar el acceso en coche en el centro, cuando no se fomentan facilidades que protejan la accesibilidad por medios tranquilos y  transporte colectivo.
  • cuando se obliga a las bicicletas a comportarse en toda circunstancia como vehículos a motor sin tomar en cuenta sus necesidades. Las bicis son vehículos, sí, pero con peculiaridades y vulnerabilidades propias que siguen sin contemplarse en la ordenación de la ciudad.
  • cuando se aplica a rajatabla y con evidente exceso de celo, en espacios compartidos de convivencia, la norma motorizada a los ciclistas, en vez de proteger los itinerarios seguros y lógicos que el uso y la experiencia han ido consolidando (como cuando, a base de no cumplir la ley aprobada y no ejecutar durante años las medidas aprobadas en el PMUS, intentan expulsarnos de Portales y otras calles de tráfico motorizado restringido a golpe de sanción).
  • cuando no se prepara la ciudad para la reducción de velocidades y la pacificación del tráfico (algo que no consiste en pintar señales en el suelo, sino que implica medidas urbanísticas),
  • cuando prácticamente toda intervención de movilidad ciclista se efectúa en detrimento del espacio peatonal, y en base a crear un conflicto artificial con los peatones.

 

Más allá, la ciudad seguirá atascada y estos lamentables sucesos seguirán ocurriendo:

Desgraciadamente, pese a las declaraciones y campañas institucionales, los hechos demuestran que, mientras las de alrededor evolucionan, nuestra ciudad sigue condicionada por una minoría involucionista de responsables políticos, acomodados cargos públicos y técnicos dispuestos a seguir sumiendo a Logroño en el atraso cochista. Responsables de las decisiones que, desde el cinismo, la opacidad y la impunidad de sus cargos, anteponen al sentido de lo común, a la seguridad de las personas y a la convivencia en respeto, ordenar la ciega aplicación estricta de regulaciones inadecuadas y obsoletas, a todas luces diseñadas pensando únicamente en el tráfico motorizado. En vez de recomendar adecuar la regulación de la calle al uso lógico y real que ya se hace sin demasiados problemas a diario, prefieren bloquear las soluciones con la búsqueda de impedimentos técnicos retrógrados en vez de aplicar intervenciones urbanísticas sencillas y de eficacia demostrada en muchos países durante décadas, soluciones  más que inventadas y probadas. Prefieren presentar la bicicleta en la ciudad como origen del peligro y conflicto, y enfrentar a peatones y ciclistas en vez de impulsar las calles tranquilas, la mejora del espacio público y la ciudad amable.

Prefieren mantener el insostenible modelo automovilístico actual de mera  gestión del tráfico, la ciudad para el coche y el asfalto. Prefieren reducir al mínimo e incumplir las planificaciones de sostenibilidad para la ciudad aprobadas en Pleno municipal, desconsiderar los esfuerzos de participación ciudadana y obstaculizar las peticiones de los usuarios. ¡Aún siendo ellos mismos ciclistas! Ciclistas, quizás, de fin de semana y no ciclistas urbanos como medio de transporte habitual,  pero que también sufren atropellos, casi siempre aún más graves, en las carreteras cada semana. Aún así…

Prefieren, en definitiva, seguir esperando a que ocurra otro accidente.

Planes y medidas incumplidos en el horizonte a corto plazo del PMUS de Logroño

Pese a las declaraciones municipales, asistimos consternadas a como ni en año bisiesto arranca un impulso decidido por un modelo de urbanismo y movilidad sostenibles en nuestra ciudad. En su lugar, se anuncian nuevas ordenanzas y planes de menor envergadura con los que sustraer un PMUS del que la ciudad de Logroño decidió dotarse y resolvió acometer, siendo aprobado por unanimidad en Pleno Municipal en Diciembre de 2013. Un plan inicialmente de mínimos licitado a toda prisa para la captación de subvenciones al transporte urbano, pero mejorado con el trabajo y la participación de numerosos colectivos y entidades ciudadanas, un Plan que no pertenece a ningún partido, sino a la ciudad en su conjunto, y que, de convertirse en papel mojado o seguir siendo desarrollado de manera anecdóctica, supondrá un mayúsculo desprecio del gobierno del PP  a la participación ciudadana y al dinero en él invertido, pero sería sobre todo, una enorme oportunidad perdida de actualizar las maneras de moverse los habitantes de Logroño poniendo a su servicio el urbanismo contemporáneo, de adaptarse a las necesidades de la transición energética y el cambio climático. Una oportunidad de transformar el modelo de ciudad para hacer de Logroño, en vez de una ciudad pare el coche, una mejor ciudad para vivir.

Durante los próximas semanas, iremos actualizando una relación de los programas, planes y medidas incumplidos en el horizonte a corto plazo (antes de 2015) del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño.

Red básica de vías ciclistas de Logroño en el PMUS de Logroño

El documento de exposición de las propuestas del Plan (resumen de los planes sectoriales) puede consultarse aquí:

PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE LOGROÑO (2013-2025)

Los anexos técnicos que constituyen las soluciones técnicas detalladas propuestas para el desarrollo del Plan no se hacen públicos por el Ayuntamiento de Logroño a día de hoy, pese a las reiteradas peticiones de transparencia por parte de organizaciones vecinales, partidos políticos, movimientos ciudadanos como Logroño en Bici y ciudadanos a título individual.

Detallamos a continuación algunas de medidas del horizonte a corto plazo (2015) del PMUS, junto a aquellas de las que ha proporcionado alguna información el Ayuntamiento de Logroño, sin rendición de cuentas, medidas incumplidas que el gobierno municipal del PP se niega a analizar en la Comisión de seguimiento del Plan.

En color vino, la información municipal sobre el estado de las medidas.

En rojo, comentarios de Logroño en Bici.

 

PLAN DE MOVILIDAD PEATONAL:

  • Programa 16 MP2 – Regulación del uso de las calles peatonales.
    • PR 16 MP2 M1 – Modificación de la ordenanza de carga y descarga. “En fase de redacción de borrador de Ordenanza de Circulación”. ¿Otra Ordenanza más en vez de medidas de promocióny estímulo de las alternativas sostenibles? ¿En qué plazo? El PMUS proponía adelantar el horario de carga y descarga, en ciertos momentos muy intenso en calles “peatonales”. Sin embargo sigue sin modificarse y por contra, hay constante permisividad hacia la intrusión de vehículos motorizados no autorizados más tarde del límite de las 12:00h.
    • PR16 MP2 M3 – Modificación Ordenanza reguladora de la instalación quioscos y terrazas de veladores en la ciudad de Logroño. “Borrador para su aprobación”. ¿Más terrazas invadiendo el espacio peatonal o menos? Portales o Bretón de los Herreros se convierten en embudos cada vez más estrechos entregados al lucro privado, al ruido y a la quema de propano… y con cada vez menos espacio libre para cualquier otro uso de la calle…
    • PR16 MP2 M3 – Modificación Ordenanza reguladora de actividades comerciales e industriales en terrenos públicos. “Sin ejecutar”. La privatización creciente del espacio público es una constante cuando no se ejecutan planificaciones tendentes a facilitar los desplazamientos a pie y por los medios tranquilos. No se protege el valor estancial, lúdico, relacional y convivencial del espacio público, de la calle como exponente máximo de lo “público“.

 

PLAN DE MOVILIDAD CICLISTA

  • Programa 17 MC1 – Actuaciones en la red de itinerarios ciclistas existente.
    • PR17 MC1 M1 – Eliminación de los puntos de ruptura. “Estudiar soluciones viables en zona sur (Guindalera, La Cava, Fardachón), Obispo Fidel García, Duquesa de la Victoria, zona Lope de Vega”. El estudio de deficiencias y puntos de ruptura en la red de itinerarios existentes ya se detalló en Agosto de 2013 en el Anexo de Pacificación de Vías e Itinerarios Ciclistas del PMUS que el gobierno municipal no hace público. No se tomaba en cuenta (ni se toma) la experiencia de los usuarios. No se ha creado el Observatorio de la Movilidad. No se han desarrollado los Itinerarios Ciclistas. Entre otras deficiencias, en 2013 ya se señalaban:
      • D.1 C/ General Yagüe con calle Portillejo. Discontinuidad del carril en la rotonda – SIN RESOLVER.
      • D.2 C/ Portillejo. Sección de la acera por debajo del mínimo permitido – SIN RESOLVER. 
      • D.3 C/ Holanda. Discontinuidad del itinerario – SIN RESOLVER. 
      • D.4 Parque Inventor Cosme García. Paso inferior sin separación visual – SIN RESOLVER.
      • D.5 C/ Entrena – Parque San Miguel. Cruce C/ Entrena con C/ Pradoviejo – PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE NUEVA ROTONDA SIN SOLUCIÓN CICLISTA.
      • D.6 Parque San Miguel. Bordillos y rasantes inadecuados.DEFICIENCIAS.
      • D.7 Calle Huesca- Plazuela Acesur. Cambio tipo vía ciclista – SIN RESOLVER. BIDIRECCIONALIDAD CICLISTA SIN SEÑALIZAR en Mª Teresa Gil de Gárate (calle de tráfico motorizado restringido, “peatonal”). Peligrosísimo giro a izquierdas en C/ Múgica sobre carril-bici.
      • D.8 Calle Muro de Cervantes. Ocupación ilegal del tramo por carga y descarga – DOBLE FILA Y PERMISIVIDAD COTIDIANA. Peligro para parada de autobús urbano y por invasión de carril-bici. Desperfectos frecuentes en balizas.
      • D.10 Calle Capitán Gallarza. Aparcamientos ilegales en calle con restricción Área de prioridad Peatonal DIARIO. SIN RESOLVER. SIN BIDIRECCIONALIDAD CICLISTA en zona de prioridad invertida para conectar con carril-bici de Víctor Pradera.
      • D.11 Parque de las Gaunas, Parque San Miguel.  Falta de señalización en transición de distintas tipologías de tramos de vías ciclistas. – SIN RESOLVER. Pasos ciclistas adosados a pasos de peatones sin marcar. ACERA-BICI unidireccional en ambas aceras sin respetar anchuras mínimas. Solventable dando prioridad ciclista en calzada en carril derecho. DELIRANTE CONSTRUCCIÓN DE ACERAS-BICI PEGADAS A FACHADAS JUNTO A SALIDAS DE GARAJE SIN VISIBILIDAD, ACCESOS A EDIFICIOS RESIDENCIALES, UNA RESIDENCIA DE ANCIANOS O UNA CLÍNICA GINECOLÓGICA. Surrealista. Hace falta algo más que pegar en el carril una señal adhesiva de “peligro peatones”. 
    • Entre otros puntos de ruptura, en Agosto de 2013 ya se señalaban:
      • Punto de ruptura 1 – C/ Fuenmayor. El carril-bici acaba sobre la acera y no conecta con el Itinerario ciclista 1 (El Cortijo). –SIN RESOLVER.
      • Punto de ruptura 2 – C/ Portillejo con Avda. de Burgos. Itinerario cortado en rotonda. – SIN RESOLVER.
      • Punto de ruptura 3 – Parque San Miguel. Discontinuidad con acceso a vía ciclista en Parque San Miguel. – SIN RESOLVER, TAMPOCO EN NUEVO PROYECTO DE ROTONDA. Además, FORMA PARTE DE LA ENTRADA DEL CAMINO DE SANTIAGO a la ciudad de Logroño. Bordillos y rasantes sin resolver, vía ciclista termina en acera y discontinuidad.
      •  
      • Punto de ruptura 4 – Calle Clavijo, zona de la Cava. – DESASTROSO. Aceras-bici sobre aceras y pasos de peatones sin marcar paso ciclista. Giros en ángulos cerrados imposibles. Aceras-bicis en zona interior de la acera implican cortar obligatoriamente las trayectorias de  los peatones. ACERA-BICI ACABA CONTRA PARADA DE AUTOBÚS.
      • Punto de ruptura 5 – Avenida de Madrid con Avenida Salustiano Olozaga. Itinerario cortado en rotonda. Acera-bici bidireccional termina en sentido contrario. ATROPELLOS FRECUENTES EN PASOS DE PEATONES EN ROTONDA.
      • Punto de ruptura 6 – Avenida de Laguardia. La acera bici queda interrumpida en la rotonda, avenida de Laguardia con la calle Emilia Pardo Bazán. La vía ciclista está trazada por el interior y no en el exterior como sería lo recomendable. – SIN RESOLVER.
      • Punto de ruptura 7 – Conexión tramos por el hospital San Pedro. Tramos inconexos. SIN DESARROLLAR PLAN DE MOVILIDAD AL HOSPITAL. Arcenes siempre sucios, frecuentemente inundados. Pista-bici acaba en acera de rotonda (Salustiano Olózaga). NUEVA ROTONDA DEL PLAN DE INFRAESTRUCTURAS CONSTRUIDA SIN ACCESO PEATONAL NI CICLISTA.
      • Punto de ruptura 8 Conexión tramos calles 30 y Gran Vía. Calles Labradores y Vélez de Guevara sin conexión en Zona 30 a Gran Vía. Sin paso ciclista en resaltes de C/ Labradores. – A SOLUCIONAR EN NUEVA ÁREA PACIFICADA (urbanización, no sólo señalización)
      • A añadir: NUEVO CARRIL-BICI DE DUQUES DE NÁJERA ACABA SOBRE LA ACERA DE LA ROTONDA DE AVDA. MURRIETA-CARMEN MEDRANO.
      • Éstos son sólo algunos casos descritos por la empresa que redactó el PMUS, la experiencia cotidiana de los ciclistas de Logroño podría señalar muchos más… ¿Por qué no se atienden desde el Ayuntamiento?

 

PLAN DE MEJORAS DE ACCESIBILIDAD A GRANDES CENTROS DE ATRACCIÓN DE VIAJES:

  • Programa 38 CA2 – Plan de Transporte a la Universidad

    • PR 38 CA2 M1 – Realización del plan en el horizonte a corto plazo (antes de del fin de 2015)..  INCUMPLIDO – Sin información ni financiación por parte del Ayuntamiento de Logroño.
  • Programa 38 CA3 – Plan de Transporte a los Hospitales

    • PR 38 CA3 M1 – Realización del plan en el horizonte a corto plazo (antes de del fin de 2015)..  INCUMPLIDO – Sin información ni financiación por parte del Ayuntamiento de Logroño. 
  • Programa 38 CA1 – Planes de Transporte al Trabajo

    • PR 38 CA1 M1 – Realización del plan en el horizonte a medio plazo (2016-2018).  Empresas de la Asociación de empresas del Polígono Cantabria ya han realizado su propio plan, identificado sus necesidades, implementado medidas propias de incentivo y remitido requerimientos al Ayuntamiento de Logroño, especialmente hacia la necesidad urgente de mejora de accesos ciclopeatonales seguros. Sin respuesta ni financiación de proyectos.

(continuaremos actualizando)

Comisión de Seguimiento del PMUS: Desventuras institucionales de la movilidad sostenible en Logroño.

Oligarquía y caciquismo

“Oligarquía y caciquismo como la forma actual de gobierno en España. Urgencia y modo de cambiarla”, publicado por el regeneracionista Joaquín Costa en 1901. Al parecer, algunas partes del país, en el año 2016, no han cambiado mucho.

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Logroño se encuentra en su horizonte temporal a medio plazo (2016-2019).

  • En contra de las “informaciones” aparecidas en el periódico municipal DE BUENA FUENTE del 26 de Febrero y en la web municipal, resulta rotundamente falso que el Ayuntamiento de Logroño haya desarrollado el 77% de los programas propuestos en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Ni siquiera en su horizonte temporal a corto plazo (antes del fin de 2015). Muy al contrario, muchos de los escasos programas iniciados se han despachado con actuaciones anecdóticas y de escaso o nulo alcance. Algunos ejemplos inmediatos:
    • la “Red de vías ciclistas” de Logroño (Plan de Movilidad Ciclista – Propuesta de Red de itinerarios ciclistas urbanos y conexiones externas, PR19 MC2 M1 – Red de vías ciclistas de Logroño) se despacha con el carril-bici de 120m de longitud delante del  cuartel de la Guardia Civil hasta el momento, la única actuación en este sentido en 4 años de legislatura de D. Ángel Sáinz Yangüela como concejal de Movilidad.
    • Intermodalidad: El Ayuntamiento sigue sin coordinarse con el Gobierno de La Rioja para que autobuses metropolitanos admitan el transporte de bicicletas en sus recorridos, que se sigue impidiendo aún con los maleteros vacíos. (PR21 MC5 – Medidas de mejora de intermodalidad con modos de transporte colectivo).
    • Sigue sin resolverse la bidireccionalidad ciclista en las calles compartidas de prioridad peatonal anunciada desde 2012. (PR18 MC1 M2Circulación de bicicletas en ambos sentidos en “calles peatonales”)
    • No se han urbanizado “áreas pacificadas” sino sólo una Zona 30 en el Barrio de San José (PR2 OT2 – Propuesta de Áreas Pacificadas, Área pacificada J)
    • y así muchas otras, y eso tan sólo en los planes de movilidad ciclista…
    • Los Planes de Movilidad Peatonal aún reciben menos atención y se liquidan  (PR16 MP1 Propuesta de red de itinerarios peatonales y plan de divulgación) con alusiones a la remodelación de la calle Beratúa y un listado de vados, aceras y rebajes.
  • El gobierno municipal se niega hasta la fecha, pese a las reiteradas peticiones de diversos agentes e incumpliendo su propia Ordenanza de Transparencia, a facilitar el grueso de la documentación técnica del PMUS (anexos técnicos) a los participantes en él y a su Comisión de Seguimiento (documentación en la que se recoge el trabajo en detalle de los técnicos municipales, el de la empresa externa que lo redactó, y el proceso de participación ciudadana), pese a que en el documento hecho público se hace referencia a ellos hasta en 32 ocasiones. A pesar de las reiteradas peticiones por todos los conductos posibles (oficiales e informales) de diversas organizaciones vecinales, partidos políticos, movimientos ciudadanos como Logroño en Bici y ciudadanos a título individual. A pesar de ser un plan público pagado con el dinero de todos, a pesar de sus tan pomposos como vacíos alardes de “transparencia municipal”.
  • Al no hacerse públicas las soluciones técnicas propuestas para cada uno de los programas, no se hace posible la labor democrática de control ciudadano e institucional de los compromisos adquiridos y aprobados en Pleno Municipal en diciembre de 2013.
  • El consistorio ni siquiera utiliza los indicadores presentes en el propio PMUS (Programa 5 – Evaluación de los programas y valoración económica) para evaluar su grado de cumplimiento de los programas y medidas antes de anunciar en prensa que ya han sido satisfechas. Es el propio Ayuntamiento el que ejecuta (o no), se evalúa, supervisa y aprueba a sí mismo.
  • En el horizonte a corto plazo (antes del fin de 2015) no se han creado ni:
    • el Observatorio de la Movilidad,
    • ni el Foro de apoyo a la Movilidad Sostenible.
    • ni los Programas de Sensibilización Ciudadana por la Movilidad Sostenbible.
    • los programas de Coche Compartido.
    • los proyectos de Camino Escolar seguro a los centros escolares (que algunos colegios ya desarrollaban por sí mismos).
    • El Foro por la Bicicleta “de periodicidad mensual” se reunió una única vez el 23 de Marzo de 2015 para hacer su presentación y en él no pudo participar el colectivo ciclista Logroño en Bici.
    • no se han desarrollado los Planes de Transporte a la Universidad.
    • no hay noticias de la Oficina Municipal de Movilidad y Espacio Público, hito de inicio del horizonte a medio plazo del Plan.
  • La Comisión de Seguimiento del PMUS (que no se reunía desde hace 14 meses) constituye el único órgano de control, ya que el Ayuntamiento excluyó la alegación presentada por Logroño en Bici de crear un órgano social deliberativo de control del Plan con capacidad de decisión. Es el gobierno municipal el que decide unilateralmente qué programas se priorizarán, no proporciona la información sobre los asuntos a tratar por la comisión hasta la misma reunión, e impide la discusión de las medidas ya “realizadas”, ya que la Comisión únicamente tiene una función “consultiva” (de exposición de las actuaciones del gobierno municipal).
  • Los anuncios a prensa tienen lugar ANTES de que comience la reunión de la Comisión, y tan sólo se toma el cuenta el punto de vista del gobierno municipal.

Nuestra ciudad de Logroño se encuentra muchos años por detrás, no sólo de las tendencias europeas contemporáneas en urbanismo y movilidad avanzados, sino también ya de las ciudades de nuestro entorno cercano que han estado trabajando en firme durante décadas por una movilidad más sostenible (Vitoria-Gasteiz, Zaragoza, Pamplona, Burgos… incluso Soria cuenta con un Plan de Ciclabilidad que Logroño no desarrolla). En el caso de que debieran ser ésos los referentes, que desgraciadamente lo suelen ser, dada la miopía y cortoplacismo de nuestros políticos.


En pleno proceso de transición energética, la falta de voluntad municipal de desarrollar en profundidad un proyecto de modelo de ciudad que dé facilidades a los medios sostenibles frente al abuso del coche, y la manipulación mediática que por contra se realiza, resulta insultante para la ciudadanía que participó en el proceso y convierte en un despilfarro el dinero invertido por la ciudad en él.

 

CONCLUSIÓN:

La Movilidad de una ciudad no es el Tráfico (el tráfico es la parte de la movilidad que atiende la circulación de vehículos), sino las necesidades de sus habitantes para desplazarse según uno u otro modelo. Existen más que probadas herramientas técnicas para diseñar tanto una ciudad para el coche y el hipermercado como una ciudad más amable, tranquila, segura y habitable. La decisión depende de si el planificador tiene el coraje de optar por una ciudad mejor para vivir o si por el contrario se deja arrastrar por la catastrófica inercia económica dominante. Sin actuaciones urbanísticas decididas, sin dar facilidades a las alternativas a coger el coche para todo, sin desincentivar su abuso y su omnipresencia en el centro de la ciudad, y aplicando solamente por contra, como se pretende hacer, medidas de gestión del tráfico actual (como el reasfaltado de la ciudad en su configuración presente), Logroño nunca conseguirá dejar de ser la ciudad del coche y para el coche, anclada en un urbanismo de los años 70 del siglo pasado, que todavía es a día de hoy.

La aplicación hasta la fecha del PMUS de Logroño se está efectuando, en el mejor de los casos, con evidente retraso, y en el más probable, siendo despachado de forma meramente cosmética.

oligarquia

Sin control democrático ciudadano, no existe una verdadera democracia.

 

Por San Blas… ¿Qué Plan de Movilidad verás?

Últimamente se han ido conociendo noticias acerca del largo tiempo demandado Plan de Movilidad Urbana “Sostenible” de Logroño.

¿Qué nos traerá la cigüeña por San Blas? ¿Qué cabe esperar de este Plan?

La expectación surgida suscita muchas preguntas:
¿Qué tipo de contenido tendrá? ¿Cuál será su alcance? ¿Cómo de ambiciosa será su visión? ¿Qué grado de decisión alcanzará el proceso participativo?

¿Se aprovechará esta oportunidad para generar otro modelo de ciudad que ponga coto al abuso del automovil privado?

por san blas

Inmersos en la fiebre de los planes, el de Logroño llega como tantos otros de la mano de una subvención y planificación del IDAE,  pomposamente se autodeclara “sostenible” y “promete contar con mucha participación”. Hasta la fecha, sólo hay constancia de algunas encuestas.

GUIA PMUS IDAE

El plazo de diagnóstico termina esta semana, la fase de redacción del proyecto alcanza hasta final de Septiembre…

¿Pero, y despúes del proyecto?

¿Se le dotará de medios para su ejecución? ¿O quedará tristemente como otra cara operación de imagen, papel mojado de estudios que no llegan demasiado lejos?

En cualquier caso, aunque sólo sea comparando con el entorno inmediato, Logroño hace tiempo que se está quedando atrás en cuestiones de movilidad. Tenemos ejemplos cercanos de planificaciones anteriores de todo tipo: Vitoria (2006), Zaragoza y Pamplona (2007), San Sebastián (2008)…

13133306022012capital_gastronomica

 

Vitoria-Gasteiz comenzó a redactar su Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público en el año 2005 (con la Agencia de Ecología Urbana y más del triple de presupuesto que Logroño), y lo lleva ejecutando desde el 2008 con un decidido y ambicioso programa, a raíz del proceso participativo de su Foro Ciudadano por la Movilidad. Lo cual conduce a los espectaculares resultados que conocemos – para la vida de sus habitantes, más allá de las declaraciones y los premios. Aun así: Vitoria-Gasteiz Capital Verde Europea 2012. ¿Logroño en 2012? Capital Española… de la Gastronomía y el Tripeo.

Un plan de movilidad se trata de una oportunidad para devolver la ciudad a sus ciudadanos y para la puesta en valor del espacio público. Se puede restituir la ciudad a peatones, ciclistas, y medios más sostenibles de movilidad, a un urbanismo menos orientado al consumo y más a vivir mejor. A una ciudad más habitable, amable y humana, que recupere los espacios comunitarios y el protagonismo de los ciudadanos.

¿Será así? ¿O pronto nos encontraremos una legitimación que en el fondo todo siga igual, insistiendo en el insostenible modelo del coche y el distanciamiento entre el pueblo y sus llamados representantes políticos?

Veremos, estaremos atentos. Participa en Logroño en Bici y luchemos por ello.

Logroño en Bici es un colectivo horizontal de ciclistas urbanos donde transformar la ciudad y la forma de relacionarse entre las personas que la habitamos y la hacemos.

buenas prácticas ecologistas en acción