Posts Tagged ‘PMUS’

Planes y medidas incumplidos en el horizonte a corto plazo del PMUS de Logroño

Pese a las declaraciones municipales, asistimos consternadas a como ni en año bisiesto arranca un impulso decidido por un modelo de urbanismo y movilidad sostenibles en nuestra ciudad. En su lugar, se anuncian nuevas ordenanzas y planes de menor envergadura con los que sustraer un PMUS del que la ciudad de Logroño decidió dotarse y resolvió acometer, siendo aprobado por unanimidad en Pleno Municipal en Diciembre de 2013. Un plan inicialmente de mínimos licitado a toda prisa para la captación de subvenciones al transporte urbano, pero mejorado con el trabajo y la participación de numerosos colectivos y entidades ciudadanas, un Plan que no pertenece a ningún partido, sino a la ciudad en su conjunto, y que, de convertirse en papel mojado o seguir siendo desarrollado de manera anecdóctica, supondrá un mayúsculo desprecio del gobierno del PP  a la participación ciudadana y al dinero en él invertido, pero sería sobre todo, una enorme oportunidad perdida de actualizar las maneras de moverse los habitantes de Logroño poniendo a su servicio el urbanismo contemporáneo, de adaptarse a las necesidades de la transición energética y el cambio climático. Una oportunidad de transformar el modelo de ciudad para hacer de Logroño, en vez de una ciudad pare el coche, una mejor ciudad para vivir.

Durante los próximas semanas, iremos actualizando una relación de los programas, planes y medidas incumplidos en el horizonte a corto plazo (antes de 2015) del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño.

Red básica de vías ciclistas de Logroño en el PMUS de Logroño

El documento de exposición de las propuestas del Plan (resumen de los planes sectoriales) puede consultarse aquí:

PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE LOGROÑO (2013-2025)

Los anexos técnicos que constituyen las soluciones técnicas detalladas propuestas para el desarrollo del Plan no se hacen públicos por el Ayuntamiento de Logroño a día de hoy, pese a las reiteradas peticiones de transparencia por parte de organizaciones vecinales, partidos políticos, movimientos ciudadanos como Logroño en Bici y ciudadanos a título individual.

Detallamos a continuación algunas de medidas del horizonte a corto plazo (2015) del PMUS, junto a aquellas de las que ha proporcionado alguna información el Ayuntamiento de Logroño, sin rendición de cuentas, medidas incumplidas que el gobierno municipal del PP se niega a analizar en la Comisión de seguimiento del Plan.

En color vino, la información municipal sobre el estado de las medidas.

En rojo, comentarios de Logroño en Bici.

 

PLAN DE MOVILIDAD PEATONAL:

  • Programa 16 MP2 – Regulación del uso de las calles peatonales.
    • PR 16 MP2 M1 – Modificación de la ordenanza de carga y descarga. “En fase de redacción de borrador de Ordenanza de Circulación”. ¿Otra Ordenanza más en vez de medidas de promocióny estímulo de las alternativas sostenibles? ¿En qué plazo? El PMUS proponía adelantar el horario de carga y descarga, en ciertos momentos muy intenso en calles “peatonales”. Sin embargo sigue sin modificarse y por contra, hay constante permisividad hacia la intrusión de vehículos motorizados no autorizados más tarde del límite de las 12:00h.
    • PR16 MP2 M3 – Modificación Ordenanza reguladora de la instalación quioscos y terrazas de veladores en la ciudad de Logroño. “Borrador para su aprobación”. ¿Más terrazas invadiendo el espacio peatonal o menos? Portales o Bretón de los Herreros se convierten en embudos cada vez más estrechos entregados al lucro privado, al ruido y a la quema de propano… y con cada vez menos espacio libre para cualquier otro uso de la calle…
    • PR16 MP2 M3 – Modificación Ordenanza reguladora de actividades comerciales e industriales en terrenos públicos. “Sin ejecutar”. La privatización creciente del espacio público es una constante cuando no se ejecutan planificaciones tendentes a facilitar los desplazamientos a pie y por los medios tranquilos. No se protege el valor estancial, lúdico, relacional y convivencial del espacio público, de la calle como exponente máximo de lo “público“.

 

PLAN DE MOVILIDAD CICLISTA

  • Programa 17 MC1 – Actuaciones en la red de itinerarios ciclistas existente.
    • PR17 MC1 M1 – Eliminación de los puntos de ruptura. “Estudiar soluciones viables en zona sur (Guindalera, La Cava, Fardachón), Obispo Fidel García, Duquesa de la Victoria, zona Lope de Vega”. El estudio de deficiencias y puntos de ruptura en la red de itinerarios existentes ya se detalló en Agosto de 2013 en el Anexo de Pacificación de Vías e Itinerarios Ciclistas del PMUS que el gobierno municipal no hace público. No se tomaba en cuenta (ni se toma) la experiencia de los usuarios. No se ha creado el Observatorio de la Movilidad. No se han desarrollado los Itinerarios Ciclistas. Entre otras deficiencias, en 2013 ya se señalaban:
      • D.1 C/ General Yagüe con calle Portillejo. Discontinuidad del carril en la rotonda – SIN RESOLVER.
      • D.2 C/ Portillejo. Sección de la acera por debajo del mínimo permitido – SIN RESOLVER. 
      • D.3 C/ Holanda. Discontinuidad del itinerario – SIN RESOLVER. 
      • D.4 Parque Inventor Cosme García. Paso inferior sin separación visual – SIN RESOLVER.
      • D.5 C/ Entrena – Parque San Miguel. Cruce C/ Entrena con C/ Pradoviejo – PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE NUEVA ROTONDA SIN SOLUCIÓN CICLISTA.
      • D.6 Parque San Miguel. Bordillos y rasantes inadecuados.DEFICIENCIAS.
      • D.7 Calle Huesca- Plazuela Acesur. Cambio tipo vía ciclista – SIN RESOLVER. BIDIRECCIONALIDAD CICLISTA SIN SEÑALIZAR en Mª Teresa Gil de Gárate (calle de tráfico motorizado restringido, “peatonal”). Peligrosísimo giro a izquierdas en C/ Múgica sobre carril-bici.
      • D.8 Calle Muro de Cervantes. Ocupación ilegal del tramo por carga y descarga – DOBLE FILA Y PERMISIVIDAD COTIDIANA. Peligro para parada de autobús urbano y por invasión de carril-bici. Desperfectos frecuentes en balizas.
      • D.10 Calle Capitán Gallarza. Aparcamientos ilegales en calle con restricción Área de prioridad Peatonal DIARIO. SIN RESOLVER. SIN BIDIRECCIONALIDAD CICLISTA en zona de prioridad invertida para conectar con carril-bici de Víctor Pradera.
      • D.11 Parque de las Gaunas, Parque San Miguel.  Falta de señalización en transición de distintas tipologías de tramos de vías ciclistas. – SIN RESOLVER. Pasos ciclistas adosados a pasos de peatones sin marcar. ACERA-BICI unidireccional en ambas aceras sin respetar anchuras mínimas. Solventable dando prioridad ciclista en calzada en carril derecho. DELIRANTE CONSTRUCCIÓN DE ACERAS-BICI PEGADAS A FACHADAS JUNTO A SALIDAS DE GARAJE SIN VISIBILIDAD, ACCESOS A EDIFICIOS RESIDENCIALES, UNA RESIDENCIA DE ANCIANOS O UNA CLÍNICA GINECOLÓGICA. Surrealista. Hace falta algo más que pegar en el carril una señal adhesiva de “peligro peatones”. 
    • Entre otros puntos de ruptura, en Agosto de 2013 ya se señalaban:
      • Punto de ruptura 1 – C/ Fuenmayor. El carril-bici acaba sobre la acera y no conecta con el Itinerario ciclista 1 (El Cortijo). –SIN RESOLVER.
      • Punto de ruptura 2 – C/ Portillejo con Avda. de Burgos. Itinerario cortado en rotonda. – SIN RESOLVER.
      • Punto de ruptura 3 – Parque San Miguel. Discontinuidad con acceso a vía ciclista en Parque San Miguel. – SIN RESOLVER, TAMPOCO EN NUEVO PROYECTO DE ROTONDA. Además, FORMA PARTE DE LA ENTRADA DEL CAMINO DE SANTIAGO a la ciudad de Logroño. Bordillos y rasantes sin resolver, vía ciclista termina en acera y discontinuidad.
      •  
      • Punto de ruptura 4 – Calle Clavijo, zona de la Cava. – DESASTROSO. Aceras-bici sobre aceras y pasos de peatones sin marcar paso ciclista. Giros en ángulos cerrados imposibles. Aceras-bicis en zona interior de la acera implican cortar obligatoriamente las trayectorias de  los peatones. ACERA-BICI ACABA CONTRA PARADA DE AUTOBÚS.
      • Punto de ruptura 5 – Avenida de Madrid con Avenida Salustiano Olozaga. Itinerario cortado en rotonda. Acera-bici bidireccional termina en sentido contrario. ATROPELLOS FRECUENTES EN PASOS DE PEATONES EN ROTONDA.
      • Punto de ruptura 6 – Avenida de Laguardia. La acera bici queda interrumpida en la rotonda, avenida de Laguardia con la calle Emilia Pardo Bazán. La vía ciclista está trazada por el interior y no en el exterior como sería lo recomendable. – SIN RESOLVER.
      • Punto de ruptura 7 – Conexión tramos por el hospital San Pedro. Tramos inconexos. SIN DESARROLLAR PLAN DE MOVILIDAD AL HOSPITAL. Arcenes siempre sucios, frecuentemente inundados. Pista-bici acaba en acera de rotonda (Salustiano Olózaga). NUEVA ROTONDA DEL PLAN DE INFRAESTRUCTURAS CONSTRUIDA SIN ACCESO PEATONAL NI CICLISTA.
      • Punto de ruptura 8 Conexión tramos calles 30 y Gran Vía. Calles Labradores y Vélez de Guevara sin conexión en Zona 30 a Gran Vía. Sin paso ciclista en resaltes de C/ Labradores. – A SOLUCIONAR EN NUEVA ÁREA PACIFICADA (urbanización, no sólo señalización)
      • A añadir: NUEVO CARRIL-BICI DE DUQUES DE NÁJERA ACABA SOBRE LA ACERA DE LA ROTONDA DE AVDA. MURRIETA-CARMEN MEDRANO.
      • Éstos son sólo algunos casos descritos por la empresa que redactó el PMUS, la experiencia cotidiana de los ciclistas de Logroño podría señalar muchos más… ¿Por qué no se atienden desde el Ayuntamiento?

 

PLAN DE MEJORAS DE ACCESIBILIDAD A GRANDES CENTROS DE ATRACCIÓN DE VIAJES:

  • Programa 38 CA2 – Plan de Transporte a la Universidad

    • PR 38 CA2 M1 – Realización del plan en el horizonte a corto plazo (antes de del fin de 2015)..  INCUMPLIDO – Sin información ni financiación por parte del Ayuntamiento de Logroño.
  • Programa 38 CA3 – Plan de Transporte a los Hospitales

    • PR 38 CA3 M1 – Realización del plan en el horizonte a corto plazo (antes de del fin de 2015)..  INCUMPLIDO – Sin información ni financiación por parte del Ayuntamiento de Logroño. 
  • Programa 38 CA1 – Planes de Transporte al Trabajo

    • PR 38 CA1 M1 – Realización del plan en el horizonte a medio plazo (2016-2018).  Empresas de la Asociación de empresas del Polígono Cantabria ya han realizado su propio plan, identificado sus necesidades, implementado medidas propias de incentivo y remitido requerimientos al Ayuntamiento de Logroño, especialmente hacia la necesidad urgente de mejora de accesos ciclopeatonales seguros. Sin respuesta ni financiación de proyectos.

(continuaremos actualizando)

Comisión de Seguimiento del PMUS: Desventuras institucionales de la movilidad sostenible en Logroño.

Oligarquía y caciquismo

“Oligarquía y caciquismo como la forma actual de gobierno en España. Urgencia y modo de cambiarla”, publicado por el regeneracionista Joaquín Costa en 1901. Al parecer, algunas partes del país, en el año 2016, no han cambiado mucho.

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Logroño se encuentra en su horizonte temporal a medio plazo (2016-2019).

  • En contra de las “informaciones” aparecidas en el periódico municipal DE BUENA FUENTE del 26 de Febrero y en la web municipal, resulta rotundamente falso que el Ayuntamiento de Logroño haya desarrollado el 77% de los programas propuestos en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Ni siquiera en su horizonte temporal a corto plazo (antes del fin de 2015). Muy al contrario, muchos de los escasos programas iniciados se han despachado con actuaciones anecdóticas y de escaso o nulo alcance. Algunos ejemplos inmediatos:
    • la “Red de vías ciclistas” de Logroño (Plan de Movilidad Ciclista – Propuesta de Red de itinerarios ciclistas urbanos y conexiones externas, PR19 MC2 M1 – Red de vías ciclistas de Logroño) se despacha con el carril-bici de 120m de longitud delante del  cuartel de la Guardia Civil hasta el momento, la única actuación en este sentido en 4 años de legislatura de D. Ángel Sáinz Yangüela como concejal de Movilidad.
    • Intermodalidad: El Ayuntamiento sigue sin coordinarse con el Gobierno de La Rioja para que autobuses metropolitanos admitan el transporte de bicicletas en sus recorridos, que se sigue impidiendo aún con los maleteros vacíos. (PR21 MC5 – Medidas de mejora de intermodalidad con modos de transporte colectivo).
    • Sigue sin resolverse la bidireccionalidad ciclista en las calles compartidas de prioridad peatonal anunciada desde 2012. (PR18 MC1 M2Circulación de bicicletas en ambos sentidos en “calles peatonales”)
    • No se han urbanizado “áreas pacificadas” sino sólo una Zona 30 en el Barrio de San José (PR2 OT2 – Propuesta de Áreas Pacificadas, Área pacificada J)
    • y así muchas otras, y eso tan sólo en los planes de movilidad ciclista…
    • Los Planes de Movilidad Peatonal aún reciben menos atención y se liquidan  (PR16 MP1 Propuesta de red de itinerarios peatonales y plan de divulgación) con alusiones a la remodelación de la calle Beratúa y un listado de vados, aceras y rebajes.
  • El gobierno municipal se niega hasta la fecha, pese a las reiteradas peticiones de diversos agentes e incumpliendo su propia Ordenanza de Transparencia, a facilitar el grueso de la documentación técnica del PMUS (anexos técnicos) a los participantes en él y a su Comisión de Seguimiento (documentación en la que se recoge el trabajo en detalle de los técnicos municipales, el de la empresa externa que lo redactó, y el proceso de participación ciudadana), pese a que en el documento hecho público se hace referencia a ellos hasta en 32 ocasiones. A pesar de las reiteradas peticiones por todos los conductos posibles (oficiales e informales) de diversas organizaciones vecinales, partidos políticos, movimientos ciudadanos como Logroño en Bici y ciudadanos a título individual. A pesar de ser un plan público pagado con el dinero de todos, a pesar de sus tan pomposos como vacíos alardes de “transparencia municipal”.
  • Al no hacerse públicas las soluciones técnicas propuestas para cada uno de los programas, no se hace posible la labor democrática de control ciudadano e institucional de los compromisos adquiridos y aprobados en Pleno Municipal en diciembre de 2013.
  • El consistorio ni siquiera utiliza los indicadores presentes en el propio PMUS (Programa 5 – Evaluación de los programas y valoración económica) para evaluar su grado de cumplimiento de los programas y medidas antes de anunciar en prensa que ya han sido satisfechas. Es el propio Ayuntamiento el que ejecuta (o no), se evalúa, supervisa y aprueba a sí mismo.
  • En el horizonte a corto plazo (antes del fin de 2015) no se han creado ni:
    • el Observatorio de la Movilidad,
    • ni el Foro de apoyo a la Movilidad Sostenible.
    • ni los Programas de Sensibilización Ciudadana por la Movilidad Sostenbible.
    • los programas de Coche Compartido.
    • los proyectos de Camino Escolar seguro a los centros escolares (que algunos colegios ya desarrollaban por sí mismos).
    • El Foro por la Bicicleta “de periodicidad mensual” se reunió una única vez el 23 de Marzo de 2015 para hacer su presentación y en él no pudo participar el colectivo ciclista Logroño en Bici.
    • no se han desarrollado los Planes de Transporte a la Universidad.
    • no hay noticias de la Oficina Municipal de Movilidad y Espacio Público, hito de inicio del horizonte a medio plazo del Plan.
  • La Comisión de Seguimiento del PMUS (que no se reunía desde hace 14 meses) constituye el único órgano de control, ya que el Ayuntamiento excluyó la alegación presentada por Logroño en Bici de crear un órgano social deliberativo de control del Plan con capacidad de decisión. Es el gobierno municipal el que decide unilateralmente qué programas se priorizarán, no proporciona la información sobre los asuntos a tratar por la comisión hasta la misma reunión, e impide la discusión de las medidas ya “realizadas”, ya que la Comisión únicamente tiene una función “consultiva” (de exposición de las actuaciones del gobierno municipal).
  • Los anuncios a prensa tienen lugar ANTES de que comience la reunión de la Comisión, y tan sólo se toma el cuenta el punto de vista del gobierno municipal.

Nuestra ciudad de Logroño se encuentra muchos años por detrás, no sólo de las tendencias europeas contemporáneas en urbanismo y movilidad avanzados, sino también ya de las ciudades de nuestro entorno cercano que han estado trabajando en firme durante décadas por una movilidad más sostenible (Vitoria-Gasteiz, Zaragoza, Pamplona, Burgos… incluso Soria cuenta con un Plan de Ciclabilidad que Logroño no desarrolla). En el caso de que debieran ser ésos los referentes, que desgraciadamente lo suelen ser, dada la miopía y cortoplacismo de nuestros políticos.


En pleno proceso de transición energética, la falta de voluntad municipal de desarrollar en profundidad un proyecto de modelo de ciudad que dé facilidades a los medios sostenibles frente al abuso del coche, y la manipulación mediática que por contra se realiza, resulta insultante para la ciudadanía que participó en el proceso y convierte en un despilfarro el dinero invertido por la ciudad en él.

 

CONCLUSIÓN:

La Movilidad de una ciudad no es el Tráfico (el tráfico es la parte de la movilidad que atiende la circulación de vehículos), sino las necesidades de sus habitantes para desplazarse según uno u otro modelo. Existen más que probadas herramientas técnicas para diseñar tanto una ciudad para el coche y el hipermercado como una ciudad más amable, tranquila, segura y habitable. La decisión depende de si el planificador tiene el coraje de optar por una ciudad mejor para vivir o si por el contrario se deja arrastrar por la catastrófica inercia económica dominante. Sin actuaciones urbanísticas decididas, sin dar facilidades a las alternativas a coger el coche para todo, sin desincentivar su abuso y su omnipresencia en el centro de la ciudad, y aplicando solamente por contra, como se pretende hacer, medidas de gestión del tráfico actual (como el reasfaltado de la ciudad en su configuración presente), Logroño nunca conseguirá dejar de ser la ciudad del coche y para el coche, anclada en un urbanismo de los años 70 del siglo pasado, que todavía es a día de hoy.

La aplicación hasta la fecha del PMUS de Logroño se está efectuando, en el mejor de los casos, con evidente retraso, y en el más probable, siendo despachado de forma meramente cosmética.

oligarquia

Sin control democrático ciudadano, no existe una verdadera democracia.

 

Hasta meter prometer… y después de metido… incumplir lo prometido. Y volverlo a prometer.

Poema visual. Autoexplicativo. No tenemos memoria, y quienes no nos representan lo saben.

(Para más información, pincha en las imágenes)
Captura de pantalla de 2015-05-19 22:45:52

Atención a la fecha: 19 de Diciembre de 2012

gggggAtención a este artículo. Campaña electoral, 15 de Mayo de 2015:

Bicis en doble sentido (NR 15May2015)

Publicado en Noticias de La Rioja, 15 de Mayo de 2015. Campaña electoral, más de tres años después del anuncio del concejal. La misma noticia, con comentarios en larioja.com

 

Mayo de 2014. Hasta la Policía Local usaba Portales en ambos sentidos de forma lógica y segura. En 2015, cacería de multas “a los salvajes ciclistas”…Es que son peligrosísimos. Vienen elecciones, y han echado la cuenta: hay aún poca gente en bici… y bastante más cazurro intolerante  –>  Multas por bajar por Portales en bici.

IMG_20150411_105300

Compre, compre…. Multando en la buena dirección. Ni políticos ni técnicos municipales usan la bici. Del PMUS de 2013 ya se han incumplido sus propuestas y horizontes temporales. Son los mismos programas que no se han cumplido los que vuelven a prometerse ahora. Vótenme, no lo volveré a hacer.

malo-suele-tocar_EDICRT20150516_0002_12

Y de por medio, permitirse hacer esto:

Aguirre-Rajoy-CristiNAZIfuentes-en-bonopark

Ahora, extraigan sus propias conclusiones, y voten en conciencia.

Campaña del concejal de seguridad ciudadana para criminalizar a los ciclistas de Logroño (III)

multa

Ésta es la legislatura en que menos se ha intervenido para mejorar la ciudad… y en la que, por contra, más autopromoción mediática y declaraciones de intenciones vacías se han realizado.

El único logro aparente de esta legislatura para la ciudad, y en el que pueden estar depositadas las esperanzas de la lamentable gestión de la movilidad por medios sostenibles en Logroño, es el desarrollo del endeble Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), cuyas recomendaciones, por supuesto, no van por esta línea desincentivadora y represiva, sino que entran en abierta contradicción con ella.

Resulta especialmente desalentadora la adopción de esta campaña de persecución de los ciclistas inmediatamente después de aceptarse la constitución (incluida en el PMUS) de un FORO POR LA BICICLETA, un órgano de encuentro, deliberación y debate entre diferentes instancias interesadas en promover la movilidad en bici, que el Colectivo Logroño en Bici venía reivindicando largamente y se encarga de impulsar.

Se trata del fracaso absoluto de la política de gestión integral de la movilidad: no hay más que ver cada día las dobles filas, la invasión constante de esquinas y aceras, las carreras de coches nocturnas, las cifras del alarmante número de atropellos POR AUTOMÓVILES, la falta de atención a las demandas de acceso ciclopeatonal a los centros de trabajo (otra promesa electoral incumplida)… y por si fuera poco, ahora, la criminalización de los ciclistas.

Esto sucede en una ciudad sin Oficina de Movilidad, sin un Plan Director de la Bicicleta, sin Ordenanza Municipal de Bicicletas, donde ni siquiera puede conseguirse un plano de vías ciclistas en su Oficina de Turismo… Pero en la que todos los departamentos se autodenominan como muy “Sostenibles” o muy “Accesibles” o muy “Smart”. Vivimos en una ciudad con un potencial magnífico para la movilidad por otros medios que sin embargo, actualmente va en estos temas muchos años por detrás de las de nuestro entorno. Una ciudad nominalmente en la Red de Ciudades por la Bicicleta y que pese a que el mismo concejal que ahora impulsa estas sanciones aprobara en pleno el manifiesto de ciudades en contra de la imposición del casco obligatorio en los recorridos urbanos, obliga incoherentemente a utilizarlo en su formación y desarrolla confusas campañas casquistas. Aunque ya sabemos que cuando interesa, se puede decir una cosa aquí, y defender en Madrid justo la contraria… Claro: mejor curarse en salud ante posibles demandas por responsabilidad política que fomentar la seguridad en números pacificando el tráfico y generando antipatía entre los automovilistas, que tendrían por ello que modificar sus hábitos. Cuestión de votos. ¿Qué quieren los ultras del Teléfono del Lector? Pues vamos a dárselo…

Para lo que sí ha habido tiempo y dinero es para ridículas campañas de comunicación con la red clientelar de asociaciones afines de una línea comunicativa arcaica, cutre, de un mal gusto más que discutible, y sobre todo de un sempiterno tono coercitivo, paternalista, infantilizador, reconviniente, amenazante, policial, y que sólo ejemplifica la verdadera vocación de esta corporación. Pese a sus ingentes operaciones de imagen y autopromoción monopolizando los recursos públicos, sucesivos tics autoritarios lo han venido demostrando en el tiempo una y otra vez: restringir, recortar, prohibir y sancionar… a los más débiles. Autoritarismo e imagen de mano dura para tiempos de cambio, ahora que se permiten funcionar a careta quitada. En contra de toda Convivencia que dicen fomentar, como los que antes les precedieron, con sus “cívicas” ordenanzas, y ahora con multas y sanciones.

cazaalciclsita2014

Desincentivar el uso de la bicicleta para que todo siga igual

No creemos que estas retrógradas actuaciones, insertas en el presente clima represivo de restricción de derechos sociales y libertades democráticas, vayan a impedir el desarrollo imparable de la necesidad de caminar hacia el uso de medios más sostenibles que el coche, aunque no cabe duda de que, si no actuamos, con estos incentivos mucha gente se lo pensará dos veces antes de ni siquiera intentarlo.

Es la ciudad vista desde el sillón, no desde el sillín. Pretender disciplinar a los de las bicis sin ser capaces de utilizarlas ellos mismos a diario. Basta preguntar cuántos políticos y técnicos municipales con responsabilidades en estas cuestiones eligen en nuestra ciudad a diario la bicicleta como su medio de transporte para obtener una esclarecedora visión del problema.

Sin duda, la amenaza de estas medidas, el sometimiento a la arbitrariedad policial (¿quién determina exactamente qué es algo tan vago jurídicamente como “comportarse indebidamente en el tráfico”? -sólo el criterio inapelable del agente-). O la inseguridad de si se estará incumpliendo la norma voluntaria o involuntariamente, a menudo por falta de recursos y con la intención de preservar la propia integridad, dadas las condiciones de ordenación del tráfico en la ciudad…

Desde luego muchos ciclistas no tenemos ningún problema en bajarnos de la bici cuando sea necesario – pues su facilidad para convertirnos en un peatón más es una de las genialidades de nuestro vehículo y clave de su fluidez en itinerarios urbanos-. Pero con una red de vías ciclistas que a pesar de su obligatoriedad normativa resulta inoperante, inconexa, disfuncional, de tramos sueltos con accesibilidad a menudo ni considerada técnicamente, y en su mayoría construida sobre las aceras, ahora nos veremos expuestos a no sólo no poder mantener la fluidez funcional de nuestro medio de transporte, sino a poder ser denunciados y sancionados en cualquier tramo de entrada o salida o intervalo intermedio… por estar invadiendo la acera.

En coherencia con sus nuevas disposiciones, ¿se verá el Ayuntamiento obligado ahora a trasladar todos los aparcabicis, puestos de alquiler de bicicleta pública, y aceras-bici a la calzada?

En su afán desmedido por mostrar mano dura con los ciclistas recalcitrantes, Miguel Sáinz se permite crear un registro de infractores (una auténtica “lista negra”) o incluso ir más allá de las propias normas de rango superior: en el código de circulación se establece que el uso de elementos reflectantes en la vestimenta en horas nocturnas es obligatorio en vías interurbanas. Recordad: El chaleco reflectante del Titanic no es obligatorio en ciudad.

 

No cabe duda de que esta restrictiva medida municipal que extrema la aplicación inflexible del antiguo Código de Circulación (a punto de derogarse) desanimará a muchos ciclistas nuevos, actuales y potenciales a atreverse a circular con sus bicis bajo la amenaza de sanción. Más aún en los tiempos que corren, de dificultades económicas para la mayoría de la población, en los que las desorbitadas sanciones resultarán a menudo mayores que el propio valor económico de sus vehículos.

¿Por qué tantos ciclistas de Logroño circulan por las aceras? Porque alguien les ha enseñado a hacerlo.

(pero esto será tema para un próximo artículo gráfico)

 

Logroño en Bici-Ecologistas en Acción y la Coordinadora en Defensa de la Bicicleta, ConBici, continuarán con su labor de informar, educar y defender a los usuarios de bicicleta en la ciudad y con su labor de promover una mejor ciudad ciclopeatonal.

Esta batalla se está dando en muchas ciudades, y en muchas se han conseguido victorias ya. (pincha en la foto y lo verás):

PedaleaHISTORIA26092014_EFFECTS1

Campaña del concejal de seguridad ciudadana para criminalizar a los ciclistas de Logroño (II)

represión bici

Desde el colectivo Logroño en Bici no ponemos en cuestión la legalidad de la persecución de las infracciones de la norma. Otra cosa sería hablar de para quién y por quién están hechas las normativas, y del escaso interés institucional por adecuarlas a realidades cambiantes, al uso cotidiano y a las necesidades ciudadanas actuales y para el futuro. Sobre qué a quién se persigue… y sobre qué y a quién no. Lo que pretendemos es llamar la atención sobre el origen de los problemas y sobre por qué desde el Ayuntamiento se adoptan este tipo de “soluciones”.

La responsabilidad última de nuestro desenvolvimiento en el espacio público es personal, y cada persona, utilice el medio que utilice, se comportará de manera considerada y respetuosa… o no, respondiendo a una multitud de factores. Independientemente de si va en coche o en moto, a pie o en bicicleta, de si circula por la calzada, por una vía ciclista o por la acera, se producen comportamientos responsables e irresponsables por parte de los usuarios de todos los medios.

En Logroño en Bici lo repetimos incansablemente, aunque parezca una verdad de perogrullo: Más importante aún que POR DÓNDE se circula, es CÓMO se circula. Por más que el dónde también sea importante, y que esté (bien o mal) regulado, y haya por fuerza que cumplirlo. E intentar cambiar lo que no funciona.

 

Nuestra opción es recuperar la calle

Nuestra opción es recuperar la calle para las personas, circular principalmente por la calzada, pues cada bici ayuda a pacificar el tráfico, a generar seguridad en número y a acostumbrar a los usuarios de medios motorizados a la coexistencia sin conflictividad con las personas en bicicleta. Algo que los ciclistas conscientes ejercemos con nuestro simple ejemplo, esfuerzo y riesgo cotidianos. Nuestro modelo de transformación social genera una ciudad más amable, habitable, tranquila y segura.

Esa es la razón por la que entendemos y compartimos el enfado de los peatones, (pues cada ciclista es en sí mismo un peatón en potencia, con una visión de la ciudad semejante) al constatar la degradación creciente del espacio público, al contemplar consternados durante años como casi todas las actuaciones se acometían contra el ya de por sí reducido espacio peatonal para no tocar la supremacía de la insoportable hipermovilidad motorizada que asfixia la ciudad. El conflicto (entre los más vulnerables, entre los de abajo) estaba servido.

La batalla por la bicicleta en la ciudad es necesariamente la misma que la que reivindica toda mejora peatonal. La defensa del espacio público ciclista es desde siempre la defensa del espacio público peatonal (y viceversa). Por eso Logroño en Bici apoyó el Manifiesto La acera es peatonal, por ejemplo.

Entendemos lógicamente la preocupación y la confusión de los nuevos ciclistas, o aquellos que quisieran serlo, pues convivimos con ella a diario. Después de años de asociar en exclusiva la movilidad en bici al carril-bici (no a las vías ciclistas, que debieran ser más cosas), ahora las instituciones municipales intentan por la única vía que saben aplicar bien, desde la herencia política del autoritarismo predemocrático español, por la vía coactiva de la sanción, insertarles por la fuerza de nuevo en las carreteras, pero sin cambiar las carreteras. Sin una red ciclista funcional. Sin prácticamente intervenir sobre el viario. Sin cambiar nada en la ciudad.

Con unos concejales de “movilidad sostenible” que declaran que “no pueden construirse más vías ciclistas porque quitarían espacio a los coches”, que en sus únicas intervenciones hasta la fecha construyen más kilómetros de aceras-bici y otros de “seguridad ciudadana” que amparándose en un ser “en exceso transigentes” (sic) y aduciendo haber ya realizado previamente la educación necesaria, con unos cursos anecdóticos de formación pobre e improvisada que encasquetaron a la Policía Local, (y para los que por supuesto no se contó con los colectivos de usuarios a pesar de haber iniciado nosotros los programas), asegurando cifras de participación más que cuestionables, ahora lanzan bajo amenaza de sanción por la vía autoritaria a los ciclistas noveles a la calzada. Dirán que se han visto obligados, que no tenían más opción que hacerlo. Es su manera de abordar el problema que ellos mismos crearon y siguen alimentando.

¿Ciudad 30? ¿Supermanzanas? ¿Bikeability? ¿Qué es eso? No les interesa.

(continuará)

cazaalciclsita2014

Campaña del concejal de seguridad ciudadana para criminalizar a los ciclistas de Logroño (I)

ballon girl ticket banksy

En un gesto insultantemente electoralista, el concejal de seguridad ciudadana de Logroño, Miguel Ángel Sáinz, anuncia que se “extremarán las sanciones a ciclistas” de la ciudad, cediendo así a las insistentes presiones de su bolsa de votantes más intolerantes que aún ven la bicicleta como un estorbo o una molestia en la ciudad.

Así, a través de sus represivas medidas el Ayuntamiento sitúa a Logroño en la misma línea de los ayuntamientos ultrareaccionarios al estilo de la Valencia de Rita Barberá (recordemos su abusiva política de sanciones) o las absurdas medidas impuestas por el Ayuntamiento de Zaragoza que tanta polémica generaron recientemente y que la contestación de miles de ciclistas en las calles obligó a revertir. Logroño se aleja por tanto, pese a las retóricas declaraciones políticas, de la línea de trabajo de municipios que aún con gobierno derechista, han demostrado buenas prácticas en la mejora de la ciudad hacia la imprescindible sostenibilidad. Como la vecina Vitoria-Gasteiz, sin ir más lejos.

Un problema complejo y multicausal

El gobierno del Partido Popular anuncia ahora sanciones desproporcionadas tras haber sido según sus propias declaraciones “excesivamente tolerante con los ciclistas”. Nada sería de extrañar que se persiga a quien incumpliera las normas si no esto no sucediera tras años de expulsar a los ciclistas a las aceras, años de no tomar en consideración ni generar respeto por los usuarios de bicicletas, años de prácticamente no intervenir en el viario para lograr la imprescindible coexistencia entre medios en el ecosistema urbano. Años de desatender mayormente al creciente número de ciclistas urbanos noveles, lógicamente desorientados, desinformados, faltos de recursos y asustados por el estado del tráfico. Años de asociar la movilidad en bicicleta al carril-bici (más bien acera-bici), años de fomentar nefastas infraestructuras, casi siempre en contra del peatón, herencia directa del pelotazo urbanístico que causaron en legislaturas anteriores. Años de denostar a las organizaciones de usuarios independientes como Logroño en Bici.

Años de, en vez de demostrar sensibilidad y tolerancia, a través de su desidia, prepotencia e inmovilismo, dedicarse a fomentar la inquina entre peatones y ciclistas, años de secuestrar la participación, años perdidos de inacción. Ahora, tenemos un problema. Un problema que desde el Ayuntamiento se han encargado de alimentar, presentando sistemáticamente la bicicleta como un conflicto y enfrentando a los medios más vulnerables entre sí: peatones y ciclistas, que por definición debieran ser aliados naturales en la ciudad, para de este modo desviar la atención de su inacción sobre la verdadera fuente de peligro, de insostenibilidad ambiental y de conflicto en la ciudad: su entrega casi absoluta a las leyes del automóvil privado, al uso y abuso del coche.

Criminalizar ahora a los ciclistas urbanos, culparles ahora a través de la sanción administrativa por la vía policial del fracaso de las negligentes planificaciones municipales, parece ser una medida fácilmente digerible y aplaudida por el público más reaccionario y desinformado.

Ahora, hartos de pagar justos por pecadores y de que sistemáticamente se nos presente a los ciclistas urbanos habituales como peligrosos, irrespetuosos e irresponsables, y ahora puestos en el punto de mira por el morbo del habitual tratamiento de la información en los medios, contemplamos la cobardía moral de culpar fácilmente a los más vulnerables (quien lo dude no tiene más que consultar las alarmantes cifras de atropellos a peatones Y ciclistas) para así no tener que exigir responsabilidades a quien origina los problemas desde arriba.

Aunque recuerde, Sr. Sáinz: Nosotros también votamos.

(continuará)

represión bici

Plan del Ayuntamiento para llevar más coches al centro de Logroño

La movilidad sostenible en Logroño arranca el año con el anuncio de que el Ayuntamiento gasta 136,000 euros en un plan para meter más coches en el centro de la ciudad, recomendando la construcción de dos aparcamientos subterráneos más en el entorno de Avenida de Navarra.

Para hacernos una idea comparativa, todo el Plan de Movilidad Urbana Sostenible se adjudicó por 89,000€.

El plan se aprobó en un bochornoso pleno extraordinario  que ni siquiera se comunicó a los vecinos de la ciudad:

plan judería logroño

Todo esto sucede pese a las recomendaciones del PMUS en las que se habla del sobredimensionamiento de la oferta de aparcamiento privado para automóviles en la ciudad (los numerosos parkings subterráneos que rodean la zona están medio vacíos), y al mismo tiempo de lo que, en la fase de diagnóstico del PMUS, se describió como “demencial situación de ilegalidad” del estacionamiento en doble fila en Logroño.

Pese al anunciado “parking para residentes”, las tres “calles peatonalizadas” (por las que no caben coches), y al “tráfico rodado (!) restringido” (como está ya actualmente) cabe preguntarse si serán los vecinos de esta zona deprimida de la ciudad quienes puedan optar a las nuevas plazas privadas y si esas medidas responden a sus necesidades… o a otros intereses.

Ante todo, volver a la especulación urbanística como sea. Y que se vea bien el carril-bici (ya existente) en el proyecto, que hace bonito y queda muy “sostenible” …pero nada de desincentivar los medios motorizados en el centro de la ciudad… ni hablar.

Luego, que la gente se cabrea – ¿nos suena de algo un barrio de Burgos?

Por otro modelo de ciudad en el Plan de Movilidad – Bici-Crítica de Julio

La ciudad de Logroño se juega mucho este verano. El Plan de Movilidad Urbana Sostenible ha concluido su fase de diagnóstico y la ronda de propuestas antes de redactar el proyecto en los dos próximos meses, que será aprobado inicialmente en el Pleno municipal de Septiembre.

DOCU_RIOJA

Miembros de Logroño en Bici han participado exhaustivamente en las escasas vías de participación ciudadana ofrecidas. Logroño en Bici lleva años reclamando la creación de un Foro Ciudadano por la Movilidad Sostenible como, por ejemplo, el de Zaragoza (2004). Si en el caso de Vitoria-Gasteiz el proceso participativo duró DOS AÑOS de encuentros de su Foro Ciudadano por la Movilidad Sostenible, con cientos de horas de reuniones entre los sectores interesados que condujeros a un Pacto Ciudadano por la Movilidad Sostenible con un importante consenso entre los sectores implicados…
en Logroño el proceso participativo público se ha despachado con DOS HORAS de talleres por cada sector (Movilidad Peatonal, Movilidad Ciclista,  Tráfico y Estacionamientos, Transporte Público) y la web genérica.

Habrá otros pocos talleres más postpuestos a Septiembre, cuando el plan ya esté redactado, y se echa de menos una campaña de sensibilización y de presentación a la ciudadanía, más que a las instituciones, pues el Plan está hasta el momento pasando de puntillas, en contraste con la promoción de la “Ciudad Inteligente” con la que debiería relacionarse,  con sus importantes intereses económicos detrás.

Existen dudas fundadas sobre la intención y decisión de llevar a cabo el Plan. Como la directiva europea sobre Transporte público que obliga a sacar este plan a marchas forzadas antes de fin de año para no perder una importante subvención al interés empresarial del transporte urbano y metropolitano local. Como los ejemplos cercanos donde planes como éste nunca se ejecutaron (como en Pamplona, redactado por la misma empresa que el de Logroño, 240.000€ de dinero público que fueron al cajón). Como la desfachatez de las declaraciones del Concejal de Movilidad,  Ángel Sáinz Yangüela, que afirmaba en la presentación del Plan “no pienso tomar ninguna medida que suponga algún coste político”.

Aún estamos a tiempo de intervenir y de consegir un Plan de Movilidad Sostenible para Logroño como la ciudad se merece.

ciclistas y peatones pueden convivir sin conflicto en un casco antiguo ciclopeatonal

Amenazas pesan sobre el Plan aún no redactado, como el cortoplacismo de la clase política y sus intereses electorales frente al respeto al interés general en nuestra escasa cultura democrática. Como la coartada perfecta de la falta de dinero por las políticas de recortes y la austeridad acabando con cualquier inversión pública. O como el proceso activo de demolición del Estado social por parte de la ideología económica neoliberal. Pero sobre todo, pesa la falta en nuestros responsables políticos de visión de ciudad, de audacia y decisión política para llevar a cabo una transformación de Logroño en la realidad.

También hay retos y expectativas. Será la ciudad de Logroño, pero seremos sobre todo sus habitantes, los que aprovechemos o perdamos esta oportunidad. Y los que debemos velar porque se lleve a cabo.

Acude a la Bici-Crítica, este viernes 05 de Julio, a las 20h. en la Plaza del Mercado de Logroño

¿Qué es un Plan de Movilidad Urbana Sostenible?

Un Plan de Movilidad Urbana Sostenible debe tratar de trata de mejorar la ciudad en su conjunto, no sólo es una cuestión de tráfico. Se trata de pensar qué modelo de ciudad queremos y cómo queremos movernos, relacionarnos y vivir.

¿Queremos una ciudad más habitable, más tranquila, más amable, con calles con menos ruidos, menos humos, con más espacio para las personas? ¿Una movilidad más sostenible ambiental y energéticamente? ¿O queremos seguir potenciando el modelo actual, basado en el petróleo, la ineficacia energética, vivir dependiendo del coche y la insostenibilidad económica, ecológica y social?

En este escenario actual de crisis económica, ecológica y social, en un contexto de cambio climático provocado por la actividad humana, con el horizonte cercano de la inevitable transición energética derivada del agotamiento de los combustibles fósiles, es cuando los planificadores deben tomar acciones, más que los acostumbrados discursos huecos, operaciones de imagen y declaraciones de intenciones.

Logroño desde monte cantabria

Foto: Juan Carlos Fernández

Logroño se enfrenta a una magnífica oportunidad y cuenta con un enorme potencial para ello. Por sus condiciones climáticas, orografía, tamaño y ordenación urbana reúne condiciones para poder ser un referente en estas cuestiones. Se trata de una riqueza de la ciudad, una oportunidad económica más limpia, un importante recurso que hay que poner en valor y que podría constituir una seña de identidad de la ciudad en relación a otras, de referente de calidad de vida y de contemporaneidad.

Poder ser un referente… ¿o poder haber sido?.

Desgraciadamente hoy por hoy estamos años por detrás de cualquier ciudad de nuestro entorno en este ámbito. No hablemos ya en relación a ciudades europeas avanzadas en este campo. No hablemos en cuanto a desfase tecnológico en técnicas de movilidad, aplicando aquí sin considerar las características locales los sistemas desfasados en otros lugares tiempo atrás (como el segregacionismo ciclista en aceras o los carriles-bici…) frente a las tecnologías actuales.

Como casi siempre sólo miramos lo más cercano, algunos ejemplos: Vitoria-Gasteiz (2006), Zaragoza (2007), San Sebastián-Donostia (2007), Pamplona (2008), Burgos (2005) y hasta Soria (2009) cuentan con planificaciones importantes y la mayoría de ellas han acometido decididas actuaciones en pro de revertir, o cuando menos reducir, la tendencia del insostenible modelo actual basado en la ineficiencia energética y el abuso del automóvil privado .

Pero para ello son necesarias ambición política y técnica por parte de los planificadores y las administraciones, dotar de recursos a las medidas propuestas y garantizar su cumplimiento, y más aún, saber transmitir y comunicar adecuadamente a la población los beneficios de este plan.

Es un cambio que afecta para bien la vida cotidiana de los ciudadanos y que debe pretender una transformación en profundidad de la ciudad. Como en su día con las peatonalizaciones, que recibieron una feroz oposición por parte de los sectores más ultras, y cuyo valor comercial ahora nadie discute ni quiere entregar.
Lo mismo que se aprecia la diferencia entre la calidad del espacio público en zonas del casco antiguo y la ciudad construida en el exterior para vivir con el coche, al calor del pelotazo inmobiliario y la especulación urbanística.

Porque el espacio público, fundamental en estas cuestiones y ausente en el Plan, no es el sitio en la calle, sino LO QUE SUCEDE EN LA CALLE…

Logroño desde el aire noche

Será la ciudad de Logroño, pero seremos sobre todo sus habitantes, los que aprovechemos o perdamos esta oportunidad.

Por San Blas… ¿Qué Plan de Movilidad verás?

Últimamente se han ido conociendo noticias acerca del largo tiempo demandado Plan de Movilidad Urbana “Sostenible” de Logroño.

¿Qué nos traerá la cigüeña por San Blas? ¿Qué cabe esperar de este Plan?

La expectación surgida suscita muchas preguntas:
¿Qué tipo de contenido tendrá? ¿Cuál será su alcance? ¿Cómo de ambiciosa será su visión? ¿Qué grado de decisión alcanzará el proceso participativo?

¿Se aprovechará esta oportunidad para generar otro modelo de ciudad que ponga coto al abuso del automovil privado?

por san blas

Inmersos en la fiebre de los planes, el de Logroño llega como tantos otros de la mano de una subvención y planificación del IDAE,  pomposamente se autodeclara “sostenible” y “promete contar con mucha participación”. Hasta la fecha, sólo hay constancia de algunas encuestas.

GUIA PMUS IDAE

El plazo de diagnóstico termina esta semana, la fase de redacción del proyecto alcanza hasta final de Septiembre…

¿Pero, y despúes del proyecto?

¿Se le dotará de medios para su ejecución? ¿O quedará tristemente como otra cara operación de imagen, papel mojado de estudios que no llegan demasiado lejos?

En cualquier caso, aunque sólo sea comparando con el entorno inmediato, Logroño hace tiempo que se está quedando atrás en cuestiones de movilidad. Tenemos ejemplos cercanos de planificaciones anteriores de todo tipo: Vitoria (2006), Zaragoza y Pamplona (2007), San Sebastián (2008)…

13133306022012capital_gastronomica

 

Vitoria-Gasteiz comenzó a redactar su Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público en el año 2005 (con la Agencia de Ecología Urbana y más del triple de presupuesto que Logroño), y lo lleva ejecutando desde el 2008 con un decidido y ambicioso programa, a raíz del proceso participativo de su Foro Ciudadano por la Movilidad. Lo cual conduce a los espectaculares resultados que conocemos – para la vida de sus habitantes, más allá de las declaraciones y los premios. Aun así: Vitoria-Gasteiz Capital Verde Europea 2012. ¿Logroño en 2012? Capital Española… de la Gastronomía y el Tripeo.

Un plan de movilidad se trata de una oportunidad para devolver la ciudad a sus ciudadanos y para la puesta en valor del espacio público. Se puede restituir la ciudad a peatones, ciclistas, y medios más sostenibles de movilidad, a un urbanismo menos orientado al consumo y más a vivir mejor. A una ciudad más habitable, amable y humana, que recupere los espacios comunitarios y el protagonismo de los ciudadanos.

¿Será así? ¿O pronto nos encontraremos una legitimación que en el fondo todo siga igual, insistiendo en el insostenible modelo del coche y el distanciamiento entre el pueblo y sus llamados representantes políticos?

Veremos, estaremos atentos. Participa en Logroño en Bici y luchemos por ello.

Logroño en Bici es un colectivo horizontal de ciclistas urbanos donde transformar la ciudad y la forma de relacionarse entre las personas que la habitamos y la hacemos.

buenas prácticas ecologistas en acción