Posts Tagged ‘represión’

INFORME LeB: Un año de convivencia (a)probada en Portales

La convivencia funciona.

Recientemente se cumplía un año del fin de la “batalla de Portales”, por la que tras 10 años de lucha social y presión ciudadana se conseguía que el Ayuntamiento de Logroño finalmente procediera a normalizar la convivencia ciclopeatonal en la calle Portales, señalizando convenientemente la bidireccionalidad de esta vía ciclista, vital para la movilidad en bicicleta en nuesta ciudad. Se regulariza así el uso cotidiano que las personas que nos desplazamos en bici por Logroño veníamos haciendo de manera lógica de esta calle como eje natural Oeste-Este a lo largo del Casco Antiguo.

Por fin se reconoce el uso real de la bici en Portales como “calle tranquila”… ¡poner esto les ha costado 10 años!

La calle Portales es la ruta tranquila más natural para atravesar andando o en bici la parte vieja de la ciudad, como venía demostrando con muy baja conflictividad el sentido común de la ciudadanía de Logroño. En una población en la que algunos de sus técnicos municipales más reaccionarios siguen obsesionados con entregar prioritariamente el espacio público de la ciudad al tráfico a motor, incluso en su casco histórico, Portales constituye hasta el momento la única alternativa ciclista “legal” a la peligrosa Calle Norte, que funciona en la práctica como una circunvalación interior con abundantes problemas de ruido, velocidad y densidad de tráfico motorizado.

Prueba de la bondad de la medida es la ausencia de incidentes significativos durante más de un primer año de regularización de esta solución convivencial, educativa en la coexistencia tranquila entre los modos de transporte más sostenibles (caminar y bicicleta), por otra parte sobradamente probada y conocida a través de décadas de aplicación en ciudades europeas, pero que el providencial conservadurismo del gobierno logroñés no aceptaba incorporar. Han sido 10 años de revindicación histórica y batalla constante por parte del Colectivo Logroño en Bici (casi desde sus orígenes) para que el Ayuntamiento recogiera el uso real que su ciudadanía demandaba y venía ya poniendo en práctica desde mucho tiempo atrás.

Una reivindicación histórica de la gente que usa la bici para moverse por la ciudad.

Durante estos años hemos vivido cambios legislativos para adelante y para atrás (como las tristemente célebres “Ordenanzas Cívicas” promovidas por Juan Ignacio Zoido, actual Ministro del Interior, cuando era presidente de la FEMP, pioneras en el recorte de tantos derechos civiles, políticos y sociales como sufriríamos después). En el Logroño biempensante sería el ala más conservadora del Partido Socialista quien haría el favor al establishment de impulsarlas, atacando entre otros usos del espacio público la presencia genérica de bicicletas. “Ni nosotros nos hubiéramos atrevido a tanto” celebraron los concejales del PP en el Pleno de su aprobación. Serían aquellos 32 colectivos que se levantaron ante los incívicos abusos reglamentadores de la Ordenanza, aquellos a los que la infamia de Concha Arribas (PSOE) calificaba como “un grupúsculo de jóvenes pintorescos”,

Acampada Logroño 15M, mayo de 2011 los mismos jóvenes que pocos meses después se convertirían por todo el país en el movimiento 15M, cuando el estallido de indignación ciudadana ante la “crisis-estafa” de políticos corruptos y banqueros llenaría calles y plazas y marcaría el mayor acontecimiento político democrático de las últimas décadas.

Asamblea Logroño 15M, mayo 2011

El Partido Popular ganó aún las elecciones y pese a las vacías declaraciones de intenciones, tendríamos que esperar hasta marzo de 2013 para que se consiguiera la reforma del artículo 13.5 de la Ordenanza Cívica por uno de los pocos políticos locales capaces de subirse a una bicicleta (Jesús Ruiz Tutor, concejal de Medio Ambiente), aunque con un “fleco” importante: se normalizaría el doble sentido ciclista en las “calles de prioridad invertida” (prioridad no motorizada sobre motorizada)… sólo en las que se señalizaran para ello, en vez de hacer del coche la excepción en las “calles tranquilas” como se ha hecho en otras capitales. Un reto que probó ser demasiado para los técnicos municipales que diseñan la ciudad ciclista sin usar la bici en ella (o a juzgar por los resultados, puede que incluso sin jamás haberse subido a una).

La batalla jurídica desatada entre intereses privados espurios (amparándose torticeramente en una legislación antediluviana) y las avanzadas ordenanzas municipales de los Ayuntamientos de Sevilla y Zaragoza, a falta de un nuevo Reglamento General de Circulación secuestrado por los sucesivos gobiernos estatales de PSOE y PP sin actualización desde 2003, proporcionó a sus detractores la excusa perfecta para seguir sin apostar por el desarrollo de la movilidad ciclista en Logroño. A día de hoy, un RGC que recoja la realidad de los usos de movilidad actuales sigue sin promulgarse. Años de vacío legal, corrupción en la DGT, indefensión y normativa desfasada que los ayuntamientos intentan compensar exprimiendo su autonomía local a golpe de Ordenanzas. Aquellos que lo intentan, en Logroño no es el caso.

Y llegó el PMUS.

A pesar de las abochornantes campañas mediáticas, “las estrategias integrales de fomento de la bicicleta” sin contenido, y los anuncios tan constantes como falsos de solución inmediata por parte del gobierno municipal del PP, las esperanzas de los ciclistas de Logroño recaerían en intentar impulsar un Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño (PMUS) más ambicioso que el plan de mínimos que el Concejal de Movilidad Sostenible, (Angel Sáinz Yangüela, PP) encargó in extremis como un mero trámite destinado a la obtención de subvenciones al oligopolio local del transporte público, y que acto seguido procedería a enviar directo al cajón sin intención alguna de llevarlo a cabo, como demostraría sin dejar lugar a duda con el paso del tiempo el incumplimiento por el gobierno municipal del PP de sus principales ejes, planes, programas y medidas.

El trabajo fue intenso y obligó al Colectivo LeB a reorientar sus limitados recursos a una tecnificación forzosa que nos alejaba de nuestras acciones de calle, educación y sensibilización, pero una responsabilidad inevitable pues se estaban decidiendo el futuro  y el modelo de la ciudad para muchos años.

Paradójicamente, antes del diagnóstico del PMUS, el Ayuntamiento aprobaría el Plan de Infraestructuras de la Ciudad de Logroño (PICL 2011-2025), ampliamente criticado desde numerosos ámbitos ciudadanos por su planteamiento exclusivamente “cochista” de grandes infraestructuras, barreras urbanísticas y caros artificios “peatonales” para intentar salvarlas a posteriori (pasarelas peatonales que se prometerían a las personas vecinas inmumerables veces pero que con la conveniente excusa de la “crisis” no se construirán jamás – como las de El Arco, Las Norias o La Ribera).  Es el mundo al revés: como si primero se decicidiera qué vamos a construir (con un plan de infraestructuras) y después la ciudad se preguntara qué hacía falta construir (analizando las necesidades de movilidad con un PMUS).

La incapacidad técnica municipal para la sostenibilidad, la falta de voluntad política y la ausencia de dotación presupuestaria que se traducen en el incumplimiento de los principales programas del PMUS de Logroño (aprobado por unanimidad) por parte del gobierno del PP requieren una reflexión detallada aparte. Aún en esas condiciones, el equipo técnico redactor presentó como medida inicial para el arranque del Plan, divulgativa, educativa y de coste mínimo, la señalización ciclista bidireccional inmediata de todas las calles de plataforma única (acceso motorizado restringido, “peatonales”) EN DICIEMBRE DE 2013.

Sin embargo, la dejación política y técnica municipal supondría que aún tendríamos que esperar tres años y medio más, hasta junio de 2016 para que el Ayuntamiento de Logroño colocara las pegatinas “EXCEPTO BICICLETAS” y habilitara el resto de señalización para reconocer su uso habitual, solo en Portales.

Incumplimientos y años perdidos, campañas de multas en periodo pre-electoral y caza al ciclista en Logroño.

A pesar de que el PMUS fuera aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos en diciembre de 2013, la inacción del gobierno municipal por la movilidad sostenible obligaría a todos los partidos de la oposición a solicitar de nuevo la puesta en marcha inmediata del Plan en Pleno municipal dos años después de aprobarse éste (2015). Las huecas campañas mediáticas para el control de la opinión pública en las que el PP está especializado se sucedían con tanta intensidad como escaso era el calado real de las medidas adoptadas, mientras seguían sin cumplirse los programas. Como colofón a la legistatura perdida de Yangüela (2011-2015) para la Movilidad sostenible en Logroño, llegarían por contra las campañas de multas indiscriminadas desatadas en pleno periodo pre-electoral, una auténtica “caza al ciclista” a la búsqueda del voto más reaccionario e intolerante, con circulares internas a la Policía Local exigiendo sanciones e incluso con el mismo comisario político del PP, el polémico Fernando Fernandez Beneite, colocado arbitrariamente al mando de la Policía Local de Logroño como premio a los salvajes actos de represión policial de la protesta ciudadana en la huelga general del 14N cuyo dispositivo de antidisturbios comandaba,  quien saldría en persona a imponerlas a primera hora a pie de calle incluso contra el criterio de los propios agentes bajo amenaza de expediente. Padres llevando a sus hijos al colegio, profesores, trabajadores, estudiantes… pocos se libraron de la oleada de terror contra el uso de la bicicleta desatada en Logroño.

Mientras el miedo a las sanciones se extendía, y no pocas personas desistían de usar la bici para sus desplazamientos habituales por el centro, el episodio alcanzó tintes delirantes en las semanas previas a las elecciones municipales de 2015, con el gobierno municipal del Partido Popular volviendo a prometer en campaña todo aquello que había estado incumpliendo impunemente a lo largo de toda su legislatura y que ya prometiera cuatro años antes.

Surrealismo ibérico

La indignación ciudadana crecía otra vez ante el absurdo e incompetencia municipales, protestas, dignos ejemplos de desobediencia civil, bicifestaciones, acciones sobre el subconsciente colectivo, apoyos políticos diversos, y un encendido debate público se sucedían, entre intervenciones artísticas o ciberacciones en redes:

Intervención artística de D. Azpurgúa en La Gota de Leche

Las bicicletas reclaman Portales

Bicifestación en abril de 2015 reclamando el doble sentido ciclista en Portales

Finalmente, puede que como resultado de los sucesivas denuncias por casos de corrupción y arbitrariedades que desembocaban en reiteradas peticiones públicas de dimisión del concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Sáinz, puede que como consecuencia del eterno conflicto abierto en el seno de la Policía Local de Logroño  (conflicto laboral, político por su control o simplemente de poder) o quizás por otras causas, el goteo de multas se extendió hasta junio de 2016, pero ésta fue ya la gota que colmó el vaso de la indignación ciudadana. La definitiva decisión política había llegado en febrero de de 2016, consiguiendo instar (para el mes de abril del mismo año) a los reticentes, obstruccionistas, desorientados e incapaces técnicos a habilitar el doble sentido ciclista en la calle, junto con la hostilidad de miembros de la Policía Local que continuaban multando arbitrariamente incluso cuando ya se había promulgado una definitiva resolución de alcaldía, hasta el extremo de que el colectivo LeB tuvo que difundir el documento a través de sus redes sociales para que las personas en bici pudieran llevarla encima a modo de salvoconducto ante el acoso policial.

Todavía a día de hoy existen elementos en la Policía Local que parecen disfrutar de ejercer abuso de poder hostigando a las personas en bicicleta, alardeando chulescamente de haber sido quienes despachaban sanciones hasta el último minuto cuando el doble sentido de circulación ya estaba aprobado; incluso tienen la indignidad de atribuírse el “mérito” de que la situación cambiase… a golpe de multas a los ciudadanos que afirman servir y proteger.  Logroño en Bici recibe periódicamente informes de actuaciones que parecen buscar dificultar la movilidad ciclista en las calles más tranquilas aplicando a rajatabla el anticuado código de circulación a sabiendas de que está tan desfasado que la forma de la ley no recoge los usos de hoy, obligando a desmontar a ciclistas locales y forasteros en el casco antiguo hasta en calles cortadas al tráfico a motor por obras, amonestándoles injustamente por atravesar la Plaza (aunque lleguen de atravesar media Europa, o media Península por el Camino de Santiago… en Logroño deben desmontar de sus bicis), forzándoles a efectuar rodeos absurdos que imposibilitan la fluidez de los itinearios ciclistas, o recreándose en su abuso de autoridad para crear problemas donde no los había, exponiéndoles a situaciones de mayor peligro desde otras en las que no existía ninguno mediante la aplicación inflexible, desproporcionada e irracional de la norma motorizada, actuando incluso contra el espíritu de la ley, sabiendo que no toma en cuenta las características propias de la creciente movilidad en bicicleta.

Polis buenos, polis malos… En mayo de 2014 la Policía Local patrullaba en bicicleta en los dos sentidos sin problema. Otros hacen todo lo posible por imposibilitarlo. Foto: Diario LaRioja.

Esto sí que era una buena calle, y no tan peligrosa como está ahora, con tantos peatones… pensarán algunos… ¡y hasta bicicletas! Si por algunos forofos cochistas fuera, Logroño seguiría así todavía.

Ahora contra la bicicleta, como en su día contra las peatonalizaciones

La convivencia en “calles tranquilas”, siempre con prioridad del peatón frente a la bici, y de ésta sobre el tráfico a motor, aún no reconocida, tan fácil de implementar como dificultades e impedimentos se buscaron intencionalmente para su puesta en marcha por parte de quienes debían llevarla a cabo (siempre optando por los criterios técnicos, económicos, jurídicos… más involucionistas y restrictivos), se demuestra como una convivencia posible que prueba ahora su previsible efectividad. El proceso es análogo a las resistencias que se produjeron ante las primeras peatonalizaciones (cuando la calle General Mola y la Plaza del Mercado estaban llenas de coches, y si se peatonalizaban no pocos malauguraban que el comercio se hundiría, los bares cerrarían y desaparecería la calle Laurel…). Son las instituciones públicas las que deberían liderar los cambios y promover la divulgación, concienciación, flexibilidad y tolerancia  necesarias para los cambios por la sostenibilidad y la mejora del espacio público hasta que las personas que habitamos la ciudad podamos incorporarlos y disfrutemos de los beneficios para el bien común que proporcionan estas transformaciones, imprescindibles en el presente escenario de cambio climático y transición energética en el que ya nos encontramos. Sin embargo, en nuestra ciudad se dedican precisamente a lo contrario.

Si por algunos fuera, Portales seguiría siendo “General Mola”. Y muchas calles más cuya ignonimia franquista siguen preservando, evidenciando las antidemocráticas actitudes de los herederos políticos de la dictadura.

Se hace indispensable para reducir emisiones, atropellos y siniestralidad sacar COCHES (que no el coche), al menos del centro de la ciudad. El automóvil y los problemas que acarrea no pueden ser ya el centro del diseño urbano, sino un mero invitado en las “calles tranquilas”, atendiendo claro está las lógicas necesidades de residentes, accesibilidad, comercio, vehículos especiales y de emergencias. Invertir la pirámide para priorizar (por orden creciente) el transporte público, promover los viajes en bicicleta y preservar los desplazamientos a pie, la mayor riqueza de nuestra movilidad ibérica.

La plaza de San Agustín, el mismo aparcadero que sigue siendo cada mañana con la carga y descarga, solo que entonces permanente…

Y la Plaza del Mercado, un buen estacionamiento de coches, que es lo que mis votantes demandan. Hasta que no nos lo pidan no cambiaremos nada. En coche a todas partes y hasta el mismo centro. Para eso somos españoles. Con un par, como dios manda.

 

La lucha por el espacio público es una batalla constante…

…cuánto mejor estaba con los coches, ¡a dónde vamos a ir a parar en Logroño  con estos radicales ecologistas que piden mejorar el espacio público!

Hay cosas que no han cambiado mucho, por muchos chapones azules S-28 de “zona residencial” que se pongan destrozando la estética del Casco Antiguo…

Privatización, turistificación y gentrificación, nuevos peligros para el espacio público logroñés que vienen de lejos.

…aunque Portales no era muy diferente a ahora, antes de ser devorada por el coche.

La “Calle Mayor” de la película de Juan Antonio Bardem (1958), hoy como entonces escenario durante años de una broma cruel del Logroño más reaccionario y provinciano, que hoy en día aún pervive instalado en sus instituciones.

 

Conclusión: una ciudad mejor, más amable, habitable y segura.

Sólo desde la exigencia democrática de una ciudadanía consciente, se podrá desbloquear el atraso histórico de Logroño en urbanismo y movilidad frente a, no ya ciudades europeas de referencia, sino a los núcleos urbanos de nuestro entorno más cercano que sí han apostado por la sostenibilidad en la Movilidad de las personas, no tan sólo el Tráfico de vehículos y mercancías. Recuperar para la vida el espacio público con vías urbanas en las que empezar a considerar el coche como un invitado problemático, no el protagonista principal o único. Es el cambio de paradigma modal por el cual deja de situarse el automóvil privado en la cúspide de prioridades del ecosistema urbano y el objeto central en el diseño y planificación de la ciudad. Muchas ciudades han hecho los deberes y llevan años aplicándolo. Logroño por contra se ha quedado muy por detrás de todas las capitales de su entorno inmediato. Lo peor es que los causantes no parecen dispuestos a hacer otra cosa. Urge un Pacto Ciudadano por la Movilidad y el Espacio Público, una cuestión transversal que beneficiaría a toda la ciudad.

Cambio de paradigma modal en la movilidad

Consejos ciclistas para la convivencia ciclopeatonal segura en las “calles tranquilas”.

  • ¿Peatones? ¿Ciclistas? No, personas en bici, personas a pie.
  • La coexistencia entre personas en bici y caminando es una oportunidad para el cambio cultural que restaure el uso perdido de la bici en la ciudad. ¡Favorécelo con respeto mutuo!
  • Portales es calle de “acceso motorizado restringido”, pero cuenta con banda de rodadura y “aceras” diferenciadas en el pavimento. Circula mejor por el centro de la calle.
  • Reduce mucho la velocidad, y adecúala a las condiciones de densidad peatonal. Si hace falta, no pasa nada por bajarse y empujar. También tenemos pies.
  • Ponte en lugar del otr@. Comunícate. Establece contacto visual, especialmente si hay niños o personas vulnerables cerca. Cruzando dos miradas (niño/a – padre/madre – niña/o) puedes hacer saber que los has visto y todo estará bien.
  • Establece trayectorias previsibles, lo más rectas y suaves posibles. Be water my friend!
  • Procura no cortar la trayectoria de los peatones. Siempre que puedas, cruza por detrás para no alarmarles.
  • ¡Mide!: Maximiza la separación disponible, pasando por el punto medio entre otros dos.
  • Sepárate al menos un metro de los caminantes, de los accesos y fachadas. Si pasas más cerca, igual no deberías estar ahí. Busca una ruta alternativa por otra calle, desmonta o espera para pasar.
  • Prevé lo imprevisible: niños, animales, juegos… pueden cambiar rápidamente de trayectora. Anticipa.
  • Sé amable, colabora con una actitud informativa y con educación. No respondas a las provocaciones, si las hay. Ten en cuenta que la percepción de peligro (como para montar en bici por la ciudad) es muy desproporcionada frente a la realidad. La bici aún sorprende en un país que perdió su uso urbano muchos años atrás.
  • Más ciclistas en la calle hacen la calle más segura, y la convivencia más habitual y natural. Pero la prioridad en espacios compartidos es peatonal. Y debiera serlo de los ciclistas sobre los motorizados.
  • Es más importante CÓMO se va que POR DÓNDE se va, pero la acera (a no ser que seas un menor con una bici clasificada como juguete) la acera es siempre, siempre peatonal.

QUE NADA NI NADIE NOS IMPIDA CONVIVIR EN PORTALES – Bicicletada este Viernes 17 de Abril, Plaza del Mercado, 20h

BICICLETADA a favor de la CIRCULACIÓN ciclopeatonal tranquila por la CALLE PORTALES en los dos sentidos.

Este viernes 17 de Abril a las 20:00h nos juntaremos en la Plaza del Mercado con motivo de la reciente ola sancionadora en la calle PORTALES. Multas, apercibimientos, amenazas… por ir en bicicleta bajando Portales.

Criminal en Portales, esta mañana. Los viandantes, aterrorizados.

Es hora de que los ciclistas urbanos nos unamos todos contra la ejecución de esta medida unilateral por parte del Ayuntamiento de impedir circular por la calle Portales en sentido Oeste-Este. La calle Portales es el eje más importante de comunicación ciclista de la ciudad, que con el uso y costumbre se ha reafirmado como imprescindible para una eficaz movilidad sostenible. Su muy baja conflictividad y una notable convivencia demostrada entre peatones, ciclistas, y carga-descarga merece un trato más favorable para la bicicleta que inhabilitar la vía más importante para la movilidad por medios no motorizados en el centro de la ciudad.

El Ayuntamiento de Logroño durante esta legislatura ha venido jactándose de su voluntad de fomentar la bicicleta como medio de transporte en multitud de declaraciones para, a un mes de la elecciones, aplicar una medida absurdamente regresiva contra su uso normalizado en el Casco Antiguo, lo que demuestra claramente su verdadera voluntad en este tiempo.
La Ordenanza de Fomento de la Convivencia Ciudadana (“ordenanza cívica”) en su articulo 13.5 que se logró modificar en marzo del 2013, el Plan de Movilidad Ciclista del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Logroño, los folletos de la campaña CONVIVE del propio Ayuntamiento y los planos de la red ciclista recogen la calle PORTALES como una vía ciclista en ambos sentidos, señalizada como zona compartida con prioridad peatonal.

Además la nueva Ordenanza Municipal de Accesibilidad Universal define a Logroño como “una “ciudad accesible”  que disponga de las soluciones oportunas para adecuar progresivamente sus espacios urbanos (…) con el objetivo final de que toda la ciudadanía pueda disfrutar de un entorno accesible y apto, y a su vez, se mejore el confort y la calidad de vida de toda la población.”

El Ayuntamiento se ha negado reiteradamente a señalizar adecuadamente el flujo ciclista en coexistencia adaptando la señalización al uso cotidiano y, finalmente, ha optado por prohibir la circulación en sentido Oeste-Este, inutilizando la vía ciclista principal de la ciudad y con ella, la mejor oportunidad para la educación y la convivencia en espacio compartido sin conflicto, ya demostrada durante años de ser ejercida en tolerancia.

Por todo ello, te esperamos este Viernes 17 de Abril a las 20:00h en la Plaza del Mercado para mostrar nuestro contundente rechazo a esta medida. Tu bici tiene mucho que aportar. Por el uso compartido de la Calle Portales.

.

¡QUE NADA NI NADIE NOS IMPIDA CONVIVIR A PIE Y EN BICICLETA EN PORTALES!

exc-bicis

Contestación del Ayuntamiento a la queja de un usuario: “Se requeriría profusa señalización vertical para exceptuar a las bicicletas del cumplimiento de determinadas prohibiciones y obligaciones dirigidas al resto del tráfico, para regular las prioridades y obligaciones en el nuevo sentido de circulación pretendido y para advertir al resto de los usuarios de la circulación de bicicletas en sentido contrario.”.  O sea:  ¿esto de Huesca? En Logroño es “imposible”.

Alternativas a Portales para el tráfico ciclista ofrecidas por el Ayuntamiento: Calle Norte. Si no te gusta, rodear todo el casco antiguo por Avda. de Portugal, Miguel Villanueva, Vara de Rey y Muro del Carmen. O al parque. Bicis en el casco antiguo no, coches sí.

IMG_20150409_130059_1

SÍ, SE PUEDE. PERO NO QUIEREN.

11024625_684468761663364_750630631334543459_n

La ciudad como les gusta que sea a los que no quieren bicis … cuyos votos busca esa medida.

¿Tan difícil es?

excepto bicis

Señalización en el eje ciclista Mayor-Alcalá de Madrid

sign_cycles shared with pedestrians

senal-de-zona-residencial-s-28R-102

IMG_20150411_105300

Carta de un ciclista a un policía de Logroño

Hola,
Gracias por tu correo, yo también pensaba escribirte para conocer, como conocedor de la realidad del espacio urbano que como nosotros eres, tu opinión personal sobre el desafortunado procedimiento sancionador que estamos sufriendo los ciclistas de Logroño. No porque estemos nadie en el Colectivo Logroño en Bici en absoluto en desacuerdo con que se desincentiven o incluso se sancionen las conductas inadecuadas, sino por el uso interesado que de la acción generalizada contra los ciclistas se hace. Te envío unas consideraciones personales por si son de tu interés o para que las divulgues entre tus compañeros.

Sigue leyendo

Participación ciudadana secuestrada. Nace muerto el Foro de la Bicicleta.

Del concejal de Movilidad Sostenible Angel Sáinz Yangüela, autor de los míticos “Lo digo y lo reitero: no pienso tomar ninguna medida que pueda desincentivar el uso del automóvil privado” (Ateneo Riojano, 26Feb2015)  y “No pienso tomar ni una sola medida que pueda suponer algún coste político” (PMUS, 2013) llega ahora…. ¡tachaaan!: el secuestro del Foro Por la Bicicleta de Logroño.

Un Foro promovido por Logroño en Bici que nace muerto ante un nuevo secuestro de la participación ciudadana (y van muchos ya) por parte del concejal teóricamente encargado de facilitarla y convertirla en hechos, acostumbrado al ejercicio del gobierno como un cheque en blanco y al clientelismo de asociaciones dóciles hipotecadas por la subvención. Un Foro transmutado en una nueva operación de imagen pre-electoral en la que lo que menos importa parece ser su contenido, sino su difusión masiva a la caza de votantes crédulos y el sostenimiento en el cargo (que no la sostenibilidad ambiental).

Hoy se presenta a bombo y platillo por la maquinaria mediática a sueldo del régimen, un Foro que nace sin una propuesta acordada de objetivos, componentes o funcionamiento, vaciado de contenido al pervertirse la propuesta de Logroño en Bici por parte del Ayuntamiento e imponer la suya propia, en un nuevo gesto autoritario que recuerda  demasiado a los tiempos predemocráticos de los que este gobierno es heredero político directo.

El Foro de la Bicicleta nace muerto. En vez de un espacio de reflexión, debate, un laboratorio de ideas sobre la bicicleta en la ciudad, un territorio fértil que sirviera de punto de encuentro entre ámbitos diversos con responsabilidad o interés en el tema, tendremos… una pamema funcionarial dominada por los colaboradores leales del poder que impiden que nada se mueva. En vez de un espacio para la promoción de la bicicleta en la ciudad, que desmontara tópicos, prejuicios e ideas preconcebidas a través del intercambio de opiniones y puntos de vista, un órgano ciudadano que enriqueciera el debate, en vez de la ilusión y voluntarismo de los agentes activos que ya trabajan por la bicicleta en la ciudad propuestos por los colectivos ciudadanos, tendremos… la legitimación del inmovilismo y la prepotencia, una simulación en diferido de democracia para lucimiento del equipo de gobierno y sus acciones unilaterales.

¿Servir a la ciudad o servirse de ella con el único objeto de mantenerse en el sillón otros cuatro años? Otros cuatro años más perdidos para la ciudad de Logroño como estos últimos, que son en los que menos se ha intervenido en la ciudad en materia de sostenibilidad pero que por contra, más declaraciones huecas, amenazas de multas y represión,  campañas absurdas, medidas rimbombantes y apariciones mediáticas han generado. “Lavado verde” para sostener todo como está.

El mecanismo es simple: Los ciudadanos podrán hacer sus propuestas, pero el Ayuntamiento las cambiará de arriba a abajo y hará lo que le dé la gana con ellas (normalmente justo lo contrario), bancándose en que la idea procede de los ciudadanos y utlizándola para legitimarse en su malgobierno.

El malgobierno

Todo intento de acción institucional desde lo social se estrella contra el muro del PP y su concepto de participación ciudadana: un mero trámite que desconoce la corresponsabilidad, porque será secuestrado después, escenificado con tontos útiles, subordinados directos paralizados o adeptos al régimen requeridos a última hora, personificado en una nefasta figura con un cargo tan largo que parece un título, tan nobiliario como innobles sus acciones, el del Concejal Teniente Alcalde Delegado de Movilidad, Transporte y Participación Ciudadana, D. Ángel Sáinz Yangüela.

malgobierno

Una ciudad tiene gobernantes que no se merece, si su pueblo no pelea por ella.

01-john-lennon

EXCLUSIVA – El colectivo Logroño en Bici otorga al Ayuntamiento de Logroño el Premio Ciudad Mundial del Coche 2015 y sucesivos

Coincidiendo con la reciente campaña de “extremación de sanciones a los ciclistas”, el Colectivo Logroño en Bici hace un reconocimiento a la encomiable labor del Concejal de Seguridad Ciudadana de Logroño, en la defensa de la convivencia y promoción del vehículo más marginado y vulnerable en nuestra ciudad: el automóvil privado.

P1550107

Este importante galardón cierra un ciclo en el que la presión de extremistas ciclistas y caminantes radicales habían llevado a una situación insostenible el crecimiento del uso del automóvil, imprescindible para la recuperación económica en nuestra Comunidad. La evidente intención atropelladora de familias y ancianos por parte de las bicicletas hacía imprescindible una enérgica acción de gobierno contra estos criminales, convertidos en el principal peligro público de nuestra primorosa ciudad.

Numerosas demandas ciudadanas recibidas en los últimos meses por parte de conductores, indignados con el peligro que supone para la circulación la invasión de bicicletas y peatones en espacio que bien podría ser destinado a la construcción de más carreteras, han forzado al valiente concejal a tomar estas encomiables medidas de re-educación.

“El coche es imprescindible, TODOS lo usamos. No se trata de criminalizar a nadie.” ha declarado el concejal en su espacio semanal de radio en la cadena RES. Una vez transmitida la educación necesaria a todos los ciclistas, ya era hora de poner multas más altas que lo que cuestan sus desgraciadas bicicletas. Gracias a las decididas acciones del teniente alcalde, Logroño en Bici ya está recibiendo reportes de ciclistas que dejan de usar la bicicleta para volver al incomparablemente más cívico automóvil, así como constataciones del palpable incremento de la merecida agresividad hacia ese vehículo de piojosos que no tienen para comprarse un carro o una buena moto como Dios manda.

Todos los demócratas apoyamos las acciones del concejal y su(s) nuevo(s) Jefe(s) de Orden Público en aras de la convivencia, reclamamos más agentes para su estricto cumplimento, y esperamos que la fiel ciudadanía sepa agradecerlo con su voto, en este crucial momento de amenaza populista del populacho a la verdadera y única legitimidad Popular.

En justa reciprocidad por este reconocimiento, el concejal anuncia la próxima imposición al Colectivo Logroño en Bici de la Medalla de la Virgen de la Esperanza de más Oro y la condecoración Cruz del Ciudadano Logroñés con distintivo gualda, que impone este Ayuntamiento, a lo que se unirá la concesión de aún más abultadas subvenciones a este solidario club de usuarios de la bici de Logroño.

La corporación municipal y en especial su alcaldesa, confían en el declive imparable de los medios no motorizados y están dispuestas a impulsarlo con el objeto de hacer una ciudad más solvente, más próspera, más veloz y más accesible en coche a todas partes. Por ello, los concejales de Inseguridad Ciudadana, Medio Ambiente/Crecimiento Sostenido y Movilidad Participativa anuncian el inmediato desarrollo transversal en los medios habituales de una Estrategia Integral de Promoción del Motor y el Automóvil En Todos sus Ámbitos, con importantes medidas que se concretarán en el futuro cercano 2042-2048, y serán presentadas en el Foro Participativo Sin Participación Ciudadana de Valladolid 2015 para solaz de la corporación con un vino español en el Círculo Logroñés. Entre las 47 ó 132 nuevas medidas presentadas destacan:

  • Una novedosa Campaña de peatones de cartón con los que hacer prácticas de atropello a distintas velocidades, aunque asegurándonos de que sea siempre debidamente sobre el límite legal establecido.
  • Además, una fiel distribuidora local ofrecerá bicicletas con las que practicar en doble y triple fila escolar de todo-terrenos el derribo de ciclistas en las instalaciones del Parque Infantil de Tráfico y se le premiará por ello con unos contratillos. “Se trata de otro magnífico ejemplo de la colaboración público-privada desarrollada en nuestra ciudad”, ha destacado el portavoz municipal.
  • En armoniosa consonancia con la Política Municipal de Opacidad, cualquier documentación requerida podrá ser denegada a cualquier ciudadano que la solicite a través de la Oficina Virtual Municipal o en los canales digitales de participación ciudadana previo pago en Logroño App Store.

Este importante reconocimiento abre el camino para un próximo galardón Premio Español a la Insostenibilidad a la ciudad de Logroño entregado por algún miembro no imputado de la Casa Real.

P1550117

Instrumentación avanzada usada en Logroño para la campaña de verificación del límite de velocidad

Apoyan la entrega de este premio, y por ello serán invitados VIP a la ceremonia de entrega, que tendrá lugar en la próxima gala La Ciudad Sin Mi Bici en Riojafórum:

  • Federación de asociaciones de Vecinos Fachas Solamente.
  • Movimiento Peatonal por el Odio y la Intolerancia.
  • Gobierno del PePé de La Rioja. Del PePé. Por el PePé. Para el PePé.
  • Centro Español de Acceso a la Enseñanza Católica en Todo Terreno.
  • Asociación de Pequeños Comerciantes y Hosteleros Con Mi Coche hasta La Puerta o Nada – Asociación Española de Beneficiados por el Centro Comercial.
  • Asociación de la Prensa Subvencionada Democrática Española (APDSE)
  • Coordinadora ciudadana por la doble fila “Aparco donde me sale de los huevos”.
  • Asociación Riojana de Fabricantes de Asfaltos y Rotondas.
  • Plataforma Motorizada de Mamporreros del PePé.
  • Consejo Social Filatélico y Numismático del Sobre sin Cerrar.
  • Confederación Española de Entidades Bancarias rescatadas sin ánimo de lucro.
  • Deutsche Autolieben und Nationalische Assotiation.

Además, el actual gobierno del Ayuntamiento de Logroño puntúa alto el los siguientes accésit a prestigiosos certámenes, dotados con unos milloncejos de euros donados por constructores para reformar la sede del partido:

  • Mejor Brazo Político Policial y Mejor Selección Pública de personal.
  • Capital Europea de la Represión. Mejor acción de gobierno contra el libertinaje político y social.
  • Campaña del Botellón Institucional Riojano Mejor Joven y Borracho que Emigrar o Luchar.
  • Juegos Olímpicos Ciudad Europea del Recorte 2016.
  • Mejor Censura y amenazas a activistas cuando no hay cámaras. Mejor Manipulación Mediática.
  • Mejor recorte de derechos civiles, políticos y sociales – Asociación por la Promoción de las Ordenanzas (In)Cívicas-PePOE.
  • Capitalidad Española de la Gastrorrestauración en contra del Espacio Público 2006.
  • Mejor Entidad Local privatizadora de servicios públicos, educación y sanidad, entregada por la Federación Española de Municipios de Derechas (FEMD).

Cerramos con estas declaraciones de Celeitariano Sáinz García, admirador ferviente de la corporación en teléfonos del lector, foros de internet y espacios radiofónicos en cuanto tuvo constancia del premio:

Nota: Aunque pueda parecer lo contrario, este artículo no es un extracto del periódico público municipal “De Buena Fuente” ni de la revista “Comunidad”, la revista de todos los riojanos.

Desafortunadamente, en contraposición a este artículo satírico, las declaraciones del concejal son reales y las condiciones descritas, escalofriantemente fieles a la realidad punto por punto. El aumento de la agresividad hacia los ciclistas y la vuelta al coche ya se dejan sentir en las calles de nuestra ciudad. ¡Gran trabajo, Gobierno Municipal!

P1550086

Campaña del concejal de seguridad ciudadana para criminalizar a los ciclistas de Logroño (II)

represión bici

Desde el colectivo Logroño en Bici no ponemos en cuestión la legalidad de la persecución de las infracciones de la norma. Otra cosa sería hablar de para quién y por quién están hechas las normativas, y del escaso interés institucional por adecuarlas a realidades cambiantes, al uso cotidiano y a las necesidades ciudadanas actuales y para el futuro. Sobre qué a quién se persigue… y sobre qué y a quién no. Lo que pretendemos es llamar la atención sobre el origen de los problemas y sobre por qué desde el Ayuntamiento se adoptan este tipo de “soluciones”.

La responsabilidad última de nuestro desenvolvimiento en el espacio público es personal, y cada persona, utilice el medio que utilice, se comportará de manera considerada y respetuosa… o no, respondiendo a una multitud de factores. Independientemente de si va en coche o en moto, a pie o en bicicleta, de si circula por la calzada, por una vía ciclista o por la acera, se producen comportamientos responsables e irresponsables por parte de los usuarios de todos los medios.

En Logroño en Bici lo repetimos incansablemente, aunque parezca una verdad de perogrullo: Más importante aún que POR DÓNDE se circula, es CÓMO se circula. Por más que el dónde también sea importante, y que esté (bien o mal) regulado, y haya por fuerza que cumplirlo. E intentar cambiar lo que no funciona.

 

Nuestra opción es recuperar la calle

Nuestra opción es recuperar la calle para las personas, circular principalmente por la calzada, pues cada bici ayuda a pacificar el tráfico, a generar seguridad en número y a acostumbrar a los usuarios de medios motorizados a la coexistencia sin conflictividad con las personas en bicicleta. Algo que los ciclistas conscientes ejercemos con nuestro simple ejemplo, esfuerzo y riesgo cotidianos. Nuestro modelo de transformación social genera una ciudad más amable, habitable, tranquila y segura.

Esa es la razón por la que entendemos y compartimos el enfado de los peatones, (pues cada ciclista es en sí mismo un peatón en potencia, con una visión de la ciudad semejante) al constatar la degradación creciente del espacio público, al contemplar consternados durante años como casi todas las actuaciones se acometían contra el ya de por sí reducido espacio peatonal para no tocar la supremacía de la insoportable hipermovilidad motorizada que asfixia la ciudad. El conflicto (entre los más vulnerables, entre los de abajo) estaba servido.

La batalla por la bicicleta en la ciudad es necesariamente la misma que la que reivindica toda mejora peatonal. La defensa del espacio público ciclista es desde siempre la defensa del espacio público peatonal (y viceversa). Por eso Logroño en Bici apoyó el Manifiesto La acera es peatonal, por ejemplo.

Entendemos lógicamente la preocupación y la confusión de los nuevos ciclistas, o aquellos que quisieran serlo, pues convivimos con ella a diario. Después de años de asociar en exclusiva la movilidad en bici al carril-bici (no a las vías ciclistas, que debieran ser más cosas), ahora las instituciones municipales intentan por la única vía que saben aplicar bien, desde la herencia política del autoritarismo predemocrático español, por la vía coactiva de la sanción, insertarles por la fuerza de nuevo en las carreteras, pero sin cambiar las carreteras. Sin una red ciclista funcional. Sin prácticamente intervenir sobre el viario. Sin cambiar nada en la ciudad.

Con unos concejales de “movilidad sostenible” que declaran que “no pueden construirse más vías ciclistas porque quitarían espacio a los coches”, que en sus únicas intervenciones hasta la fecha construyen más kilómetros de aceras-bici y otros de “seguridad ciudadana” que amparándose en un ser “en exceso transigentes” (sic) y aduciendo haber ya realizado previamente la educación necesaria, con unos cursos anecdóticos de formación pobre e improvisada que encasquetaron a la Policía Local, (y para los que por supuesto no se contó con los colectivos de usuarios a pesar de haber iniciado nosotros los programas), asegurando cifras de participación más que cuestionables, ahora lanzan bajo amenaza de sanción por la vía autoritaria a los ciclistas noveles a la calzada. Dirán que se han visto obligados, que no tenían más opción que hacerlo. Es su manera de abordar el problema que ellos mismos crearon y siguen alimentando.

¿Ciudad 30? ¿Supermanzanas? ¿Bikeability? ¿Qué es eso? No les interesa.

(continuará)

cazaalciclsita2014

Campaña del concejal de seguridad ciudadana para criminalizar a los ciclistas de Logroño (I)

ballon girl ticket banksy

En un gesto insultantemente electoralista, el concejal de seguridad ciudadana de Logroño, Miguel Ángel Sáinz, anuncia que se “extremarán las sanciones a ciclistas” de la ciudad, cediendo así a las insistentes presiones de su bolsa de votantes más intolerantes que aún ven la bicicleta como un estorbo o una molestia en la ciudad.

Así, a través de sus represivas medidas el Ayuntamiento sitúa a Logroño en la misma línea de los ayuntamientos ultrareaccionarios al estilo de la Valencia de Rita Barberá (recordemos su abusiva política de sanciones) o las absurdas medidas impuestas por el Ayuntamiento de Zaragoza que tanta polémica generaron recientemente y que la contestación de miles de ciclistas en las calles obligó a revertir. Logroño se aleja por tanto, pese a las retóricas declaraciones políticas, de la línea de trabajo de municipios que aún con gobierno derechista, han demostrado buenas prácticas en la mejora de la ciudad hacia la imprescindible sostenibilidad. Como la vecina Vitoria-Gasteiz, sin ir más lejos.

Un problema complejo y multicausal

El gobierno del Partido Popular anuncia ahora sanciones desproporcionadas tras haber sido según sus propias declaraciones “excesivamente tolerante con los ciclistas”. Nada sería de extrañar que se persiga a quien incumpliera las normas si no esto no sucediera tras años de expulsar a los ciclistas a las aceras, años de no tomar en consideración ni generar respeto por los usuarios de bicicletas, años de prácticamente no intervenir en el viario para lograr la imprescindible coexistencia entre medios en el ecosistema urbano. Años de desatender mayormente al creciente número de ciclistas urbanos noveles, lógicamente desorientados, desinformados, faltos de recursos y asustados por el estado del tráfico. Años de asociar la movilidad en bicicleta al carril-bici (más bien acera-bici), años de fomentar nefastas infraestructuras, casi siempre en contra del peatón, herencia directa del pelotazo urbanístico que causaron en legislaturas anteriores. Años de denostar a las organizaciones de usuarios independientes como Logroño en Bici.

Años de, en vez de demostrar sensibilidad y tolerancia, a través de su desidia, prepotencia e inmovilismo, dedicarse a fomentar la inquina entre peatones y ciclistas, años de secuestrar la participación, años perdidos de inacción. Ahora, tenemos un problema. Un problema que desde el Ayuntamiento se han encargado de alimentar, presentando sistemáticamente la bicicleta como un conflicto y enfrentando a los medios más vulnerables entre sí: peatones y ciclistas, que por definición debieran ser aliados naturales en la ciudad, para de este modo desviar la atención de su inacción sobre la verdadera fuente de peligro, de insostenibilidad ambiental y de conflicto en la ciudad: su entrega casi absoluta a las leyes del automóvil privado, al uso y abuso del coche.

Criminalizar ahora a los ciclistas urbanos, culparles ahora a través de la sanción administrativa por la vía policial del fracaso de las negligentes planificaciones municipales, parece ser una medida fácilmente digerible y aplaudida por el público más reaccionario y desinformado.

Ahora, hartos de pagar justos por pecadores y de que sistemáticamente se nos presente a los ciclistas urbanos habituales como peligrosos, irrespetuosos e irresponsables, y ahora puestos en el punto de mira por el morbo del habitual tratamiento de la información en los medios, contemplamos la cobardía moral de culpar fácilmente a los más vulnerables (quien lo dude no tiene más que consultar las alarmantes cifras de atropellos a peatones Y ciclistas) para así no tener que exigir responsabilidades a quien origina los problemas desde arriba.

Aunque recuerde, Sr. Sáinz: Nosotros también votamos.

(continuará)

represión bici