Posts Tagged ‘tolerancia’

BICI-PELIGROSISMO: Tópicos para alimentar el odio al ciclista… y sacar votos de ello. (I)

bici-peligrosismo2

Imagen que se proyecta de los ciclistas en general para que la ciudad para el coche siga igual.

¿Cómo una convocatoria pacífica que tiene como lema “QUE NADA NI NADIE NOS IMPIDA CONVIVIR A PIE Y EN BICI” se convierte en la portada de la edición en papel en el diario local en “BICICLETAS EN PIE DE GUERRA“? ¿Pacificación del tráfico o lenguaje militar? ¿Convivencia ciclopeatonal demostrada en la calle Portales o echar leña al fuego de un conflicto interesado?

bicicletas en pie de guerra - larioja 18Abr15La respuesta es sencilla si se tiene en cuenta este dato: aproximadamente el 60% de los votantes de los dos partidos mayoritarios no usa internet:

Las bicicletas reclaman Portales

Noticia aparecida en la edición digital… y en la página 12 de la edición impresa.

“Las bicicletas son peligrosas”. “Los ciclistas son incívicos”. “Las bicicletas provocan atropellos”. “Los ciclistas circulan por las aceras”. “Los ciclistas no respetan las normas de circulación”, “los colectivos de ciclistas promueven la ilegalidad”… es la música de fondo de los negacionistas conforme va habiendo más y más personas usuarias de bicicletas convencidas en la ciudad, deseosas de convivir sin problemas… si se ponen los medios para poder hacerlo.

¿Son todos los ciclistas peligrosos atropelladores que van por las aceras? ¿Todos los moteros son como los Ángeles del Infierno? ¿Los conductores de camiones cisterna son todos como el de “El diablo sobre ruedas”?

El sensacionalismo en los medios de información, las comunicaciones oficiales tendenciosas y sesgadas promueven estas percepciones y sacan partido de estas situaciones con fines más prosaicos. Imaginen que ésta fuera la imagen generalizada que se promoviera de la gente que se mueve en moto:

Entonces, ¿por qué hay quien dice estas cosas de los ciclistas?

El miedo se extiende al alimentar en la audiencia una percepción desproporcionada del peligro que representa el uso de la bicicleta, o su mera presencia en cualquier lugar.

La criminalización se produce al tratar a las personas en bicicleta como delincuentes contra los que hay que luchar, en vez de como personas que se ponen en riesgo en un entorno hostil por mejorar la ciudad a diario con su propio esfuerzo.

Las generalizaciones groseras resultan por definición desajustadas a la realidad e injustas para la mayoría de usuarios que pagan por el exceso de unos pocos.

El BICI-PELIGROSISMO crea una percepción distorsionada de la realidad que alimenta el miedo, genera odio, y se traduce en reacción a los cambios por la sosteniblidad.  Algo que, como con los cambios por la bici en la ciudad, nuestros compañeros de la Red Acoge nos enseñaron que sucede en tantos otros ámbitos:

.

El BICI-PELIGROSISMO está muy presente en el subconsciente colectivo reaccionario y en los medios de comunicación las empresas de información colaboracionistas con el poder. Genera miedo, odio e intolerancia. Pero si nos unimos y nos mantenemos alerta para combatirlo, estaremos ayudando a crear una ciudadanía más consciente, más responsable, más activa y más abierta, y por tanto una sociedad más tolerante y más democrática.

bicicletas en pie de guerra - larioja 18Abr15

Afortunadamente la tendenciosidad del titular se desmiente en la imagen por contraste con la alegría de la gente cuando consigue reapropiarse de su espacio público. dominado por la tiranía del coche para la que están pensadas las normas.

Anuncios

Normalización y normativización: Portales, el ejemplo más cercano.

El reconocimiento y adecuada señalización de los ejes ciclistas de nuestra ciudad, como la calle Portales, en demostrada coexistencia ciclopeatonal efectiva durante años, con muy baja conflictividad, es otro ejemplo de reivindicación histórica del Colectivo Logroño en Bici, y sin embargo una tarea pendiente que técnicos y políticos del Ayuntamiento de Logroño se siguen negando a resolver, pese a tener obligación de hacerlo por los compromisos asumidos por la ciudad como el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).

IMG_20150409_130324_1

Entrada de la calle Portales de Logroño, hoy mismo.

IMG_20150409_130059_1

Hablemos de señales, que es lo que más gusta a nuestros técnicos municipales, no la sostenibilidad del tráfico ni mucho menos las bicicletas. La calle Portales no es estrictamente una calle peatonal, sino una “calle de prioridad invertida” o una “calle de tráfico motorizado restringido”. Además, Portales es una vía ciclista señalizada como “Zona compartida con prioridad peatonal” y con la señal R-102 “Entrada prohibida a vehículos a motor” en uno de sus extremos (Este, Muro de Cervantes) con excepción horaria de 7 a 12 de la mañana para vehículos de hasta 3500Kgy accesible a cualquier hora para vehículos autorizados. En la parte de 11 de Junio (Oeste) y en la Fuente de Murrieta encontramos incoherentemente, en vez de otra R-102 permanente que sería lo más sencillo y posibilitaría el acceso a los medios no motorizados, esta señal R-101 de “Entrada prohibida” sin la necesaria placa de excepción “Excepto bicicletas” o mejor aún, “Excepto Ciclos”.

R-101 Entrada prohibida

R-101 Entrada prohibida

R-102 Entrada prohibida a vehículos a motor

R-102 Entrada prohibida a vehículos a motor

exc bicis huesca 1

En una ciudad como Huesca acaban de hacerlo… pero Logroño no puede. Desde el Ayuntamiento se escudan desde siempre en una u otra razón para decir que “es imposible”

Una modificación en marzo de 2013 (< descarga aquí) del artículo 13.5 de la retrógrada “Ordenanza de Fomento de la Convivencia Ciudadana” de 2011 (la tristemente infame “ordenanza cívica” del PSOE, inicio de muchos de los recortes en derechos democráticos fundamentales) autorizaba el tráfico bidireccional de bicicletas en aquellas calles de prioridad invertida  “que se encuentren señalizadas”… pero el Ayuntamiento no señalizó NINGUNA nueva calle de forma específica, con lo que por lo tanto, se aprobó la ley pero no se aplicó. Con la misma señalización, es un ambiguo vacío legal si Portales está reconocido o no como vía ciclista bidireccional, pese a aparecer como vía ciclista compartida en los mapas del Ayuntamiento y exigirse su bidireccionalidad en las medidas a corto plazo del PMUS de Logroño (Plan Movilidad Ciclista-PR18-MC1-M2).  La calle Portales por tanto es fuente potencial de conflicto…normativo (que no de uso). La práctica bidireccional cotidiana tolerada durante años ha demostrado que el uso ciclopeatonal de Portales es posible sin mayores problemas, con preferencia absoluta del peatón y educando en la tolerancia y el respeto mutuo, por lo general sin mayor inconveniente que la necesaria adaptación a lo que ya existía hace muchos años (las bicis en la ciudad), pero que ahora es visto por muchos que no la usan como algo extraño y diferente, algo molesto contra lo que reaccionar y contra lo que dirigir su intolerancia. La regularización, la normativa y las instituciones van por detrás del uso de la gente, como en tantas otras cosas… si es que alguna vez llegan a adaptarse.

En lugar de aprender de la experiencia y tomar la coexistencia tranquila en Portales como modelo a seguir, implementando más calles urbanizadas en “plataforma única”, se utiliza sin embargo este caso desde el Ayuntamiento para en esta “calle de tráfico motorizado restringido” (que no estrictamente peatonal, recordemos), aplicar ciegamente la norma motorizada sobre las bicicletas, y según la temporada, desincentivar el tráfico ciclista instruyendo a la Policía a repartir a troche y moche apercibimientos a las personas en bicicleta que bajan de Murrieta en dirección Este, y desde hace unos días, de forma absurda y desproporcionada, lanzándolos a imponer también sanciones de hasta 200€ por la “infracción grave” de pretender utilizar el único corredor Oeste-Este del centro de Logroño en bicicleta. En condiciones normales, cualquier ciclista responsable utiliza la mejor vía ciclista de Logroño, la calle Portales, en ambos sentidos sin mayor inconveniente, creando un ejemplo diario de convivencia y oportunidad de habituación y educación, preservando del tráfico motorizado una zona para la circulación tranquila a pie o en bicicleta, pero el gobierno municipal se niega a reconocer legalmente la adecuación de la normativa al uso cotidiano, algo que es de su competencia, escudándose en dudosas triquiñuelas legales para eludir su responsabilidad en la mejora de la ciudad. Mientras siguen sin habilitar una solución, los ciudadanos de Logroño son multados de forma absurda y desproporcionada.

11024625_684468761663364_750630631334543459_n

Las bicicletas son muy peligrosas en las calles ciclopeatonales… los coches no: esto es lo normal.

Mientras tanto, bajo la amenaza del castigo a golpe de talonario y la criminalización indistinta de todos los ciclistas, seguimos compartiendo Portales por necesidad, incluidos los turistas (peatones) y peregrinos extranjeros acostumbrados a coexistir con las bicicletas habitualmente, e incluso el concejal de Medio Ambiente que se ufana de contravenir esta norma ante la Red de Ciudades por la Bicicleta. ¿Habrá para él sanciones también? ¿Rectificarán este absurdo de odio a las bicicletas en busca del voto ultra de los que insisten en que “las bicis son un peligro”?

Es imposible para este Ayuntamiento señalizar adecuadamente la bidireccionalidad de vía ciclista natural E-O del centro de Logroño pero por contra resulta tan normal incluir en una “zona peatonal” cada mañana a multitud de vehículos a motor de 3500Kg para la carga y descarga, y día y noche, las 24h, a vehículos autorizados. ¿Dónde está el peligro? ¿En las bicicletas?

Legalmente, la única alternativa ciclista a Portales desde Murrieta en sentido Este sería la Calle Norte bajo los puentes, con su empedrado, sus obstáculos, su ruido y su peligro – o bien rodear todo el Casco Antiguo por Avenida de Portugal, el Espolón y Vara de Rey, negando su permeabilidad y accesibilidad al tráfico no motorizado. ¿De verdad prefieren mandar el tráfico ciclista por ahí, antes que reconocer el uso cotidiano de Portales? ¿Quién se hará responsable de los accidentes que se produzcan? ¿Por qué no hacen su trabajo? ¿Por qué políticos y técnicos obstruccionistas y obcecados en su hostilidad ante la movilidad sostenible no escuchan a sus ciudadanos? ¿Para ocultar que no han hecho su trabajo multan ahora a los ciclistas? ¿Será que ni siquiera en época de elecciones nos toman en cuenta?

Peleando por cosas como ésta estamos con nuestras bicis cada día. ¿Quieres ser de Logroño en Bici para defender con nosotras al vehículo más humano frente a la mafia incompetente e insensible que nos gobierna?

IMG_20150411_105300

El delirio de lo absurdo: al día siguiente de empezar a multar.

Sens interdit sauf cycles - 1

except cyclesfarrahd frei 2

IMG_0469uitgezonderdInterdit_sauf_velo

undtaget

IMG_20150416_125224

Bici-peligrosísimos criminales, múltenlos a todos ya, que vienen elecciones.

P1560287

Espacio compartido, banda de rodadura central, coexistencia de tráficos… es lo que recomienda el Plan de Movilidad…

IMG_20150416_123845

Aunque hay quien prefiera esta situación… Aún así, funciona y se logra reducir velocidad y accidentalidad.

Policia_en_Portales_4

Hasta hace poco no había ningún problema, tampoco para la Policía…

P1550193

Las señales que desharían el entuerto ya se usan en Logroño, pero prefieren multar.

IMG_20150416_123501

Multas y peligro sin alternativas de accesibilidad al Casco Antiguo. Durante más de dos años no han tenido tiempo de cambiar esta señal, y la de la esquina siguiente. “EXCEPTO CICLOS”. Siempre hay excusas. Enhorabuena, gobierno municipal.

Campaña del concejal de seguridad ciudadana para criminalizar a los ciclistas de Logroño (II)

represión bici

Desde el colectivo Logroño en Bici no ponemos en cuestión la legalidad de la persecución de las infracciones de la norma. Otra cosa sería hablar de para quién y por quién están hechas las normativas, y del escaso interés institucional por adecuarlas a realidades cambiantes, al uso cotidiano y a las necesidades ciudadanas actuales y para el futuro. Sobre qué a quién se persigue… y sobre qué y a quién no. Lo que pretendemos es llamar la atención sobre el origen de los problemas y sobre por qué desde el Ayuntamiento se adoptan este tipo de “soluciones”.

La responsabilidad última de nuestro desenvolvimiento en el espacio público es personal, y cada persona, utilice el medio que utilice, se comportará de manera considerada y respetuosa… o no, respondiendo a una multitud de factores. Independientemente de si va en coche o en moto, a pie o en bicicleta, de si circula por la calzada, por una vía ciclista o por la acera, se producen comportamientos responsables e irresponsables por parte de los usuarios de todos los medios.

En Logroño en Bici lo repetimos incansablemente, aunque parezca una verdad de perogrullo: Más importante aún que POR DÓNDE se circula, es CÓMO se circula. Por más que el dónde también sea importante, y que esté (bien o mal) regulado, y haya por fuerza que cumplirlo. E intentar cambiar lo que no funciona.

 

Nuestra opción es recuperar la calle

Nuestra opción es recuperar la calle para las personas, circular principalmente por la calzada, pues cada bici ayuda a pacificar el tráfico, a generar seguridad en número y a acostumbrar a los usuarios de medios motorizados a la coexistencia sin conflictividad con las personas en bicicleta. Algo que los ciclistas conscientes ejercemos con nuestro simple ejemplo, esfuerzo y riesgo cotidianos. Nuestro modelo de transformación social genera una ciudad más amable, habitable, tranquila y segura.

Esa es la razón por la que entendemos y compartimos el enfado de los peatones, (pues cada ciclista es en sí mismo un peatón en potencia, con una visión de la ciudad semejante) al constatar la degradación creciente del espacio público, al contemplar consternados durante años como casi todas las actuaciones se acometían contra el ya de por sí reducido espacio peatonal para no tocar la supremacía de la insoportable hipermovilidad motorizada que asfixia la ciudad. El conflicto (entre los más vulnerables, entre los de abajo) estaba servido.

La batalla por la bicicleta en la ciudad es necesariamente la misma que la que reivindica toda mejora peatonal. La defensa del espacio público ciclista es desde siempre la defensa del espacio público peatonal (y viceversa). Por eso Logroño en Bici apoyó el Manifiesto La acera es peatonal, por ejemplo.

Entendemos lógicamente la preocupación y la confusión de los nuevos ciclistas, o aquellos que quisieran serlo, pues convivimos con ella a diario. Después de años de asociar en exclusiva la movilidad en bici al carril-bici (no a las vías ciclistas, que debieran ser más cosas), ahora las instituciones municipales intentan por la única vía que saben aplicar bien, desde la herencia política del autoritarismo predemocrático español, por la vía coactiva de la sanción, insertarles por la fuerza de nuevo en las carreteras, pero sin cambiar las carreteras. Sin una red ciclista funcional. Sin prácticamente intervenir sobre el viario. Sin cambiar nada en la ciudad.

Con unos concejales de “movilidad sostenible” que declaran que “no pueden construirse más vías ciclistas porque quitarían espacio a los coches”, que en sus únicas intervenciones hasta la fecha construyen más kilómetros de aceras-bici y otros de “seguridad ciudadana” que amparándose en un ser “en exceso transigentes” (sic) y aduciendo haber ya realizado previamente la educación necesaria, con unos cursos anecdóticos de formación pobre e improvisada que encasquetaron a la Policía Local, (y para los que por supuesto no se contó con los colectivos de usuarios a pesar de haber iniciado nosotros los programas), asegurando cifras de participación más que cuestionables, ahora lanzan bajo amenaza de sanción por la vía autoritaria a los ciclistas noveles a la calzada. Dirán que se han visto obligados, que no tenían más opción que hacerlo. Es su manera de abordar el problema que ellos mismos crearon y siguen alimentando.

¿Ciudad 30? ¿Supermanzanas? ¿Bikeability? ¿Qué es eso? No les interesa.

(continuará)

cazaalciclsita2014